Entradas con la etiqueta ‘Raster-Noton’

Bleep:10

jueves, 29 de mayo de 2014

Bleep10

Bleep, la tienda online especializada en música electrónica, cumple 10 años. Para celebrarlo, la web ofrece en exclusiva el excelente recopilatorio Bleep:10, el cual, como el Kinder Sorpresa en sus mejores tiempos, satisface tres deseos a la vez. O dicho de otra manera, ostenta tres propiedades difíciles de encontrar juntas en una antología.

La primera: Incluye solo temas inéditos. Ha habido esfuerzo para que el recopilatorio no se redujera a un común greatest hits, tratándose además de aportaciones de artistas relevantes en el panorama electrónico.

La segunda: Los temas son buenos y representan muy bien a sus autores. No hablamos de simples descartes, los tracks podrían formar parte de los LPs individuales de cada productor sin bajar la media de calidad del conjunto. Vamos, que tampoco es material de relleno, más bien todo lo contrario.

Y la tercera y quizás más interesante: El desconocedor de la electrónica moderna tiene en este recopilatorio una fantástica oportunidad para iniciarse en el tema. No están todos los que son, pero sí son (casi) todos los que están. Catorce pistas (en ambas acepciones del término) para adentrarse en los vastos territorios de los sonidos sintéticos experimentales.

Quizá la única nota amarga que trae Bleep:10 sea la no-inclusión de nuevo material de Richard D. James en su tracklist. Bleep es una subsidiaria de Warp, y Warp es el sello bajo el que opera Aphex Twin. El que siga sin sacar la cabeza en eventos como éste hace pensar que el prometido nuevo LP que anunciado hace ya 3 años sigue en el limbo. Ya son muchos años Richard, que tu regreso no se convierta en un triste revival como el de The Pixies, ¡Apura!

Share

L.E.V. 2012

jueves, 3 de mayo de 2012

LEV 2012

El pasado fin de semana se celebró en Gijón el Laboratorio de Electrónica Visual (L.E.V.). Un festival de música electrónica de menor envergadura que otros megaeventos como el Sónar, pero más orientado hacia la vertiente experimental del mundillo, escapando de lo masivo, pero siempre ofreciendo de lo mejorcito del panorama. Esta vez pude asistir, y sin ánimo de relatar la experiencia de manera exhaustiva dejo un puñado de impresiones acerca del evento:


_Marco incomparable.
En medio de tanta megalomanía despilfarradora al servicio del arquitecto estrella de turno y chupópteros políticos asociados, da gusto ver un espacio “clásico” como el impresionante edificio de la Universidad Laboral reaprovechado para acoger propuestas culturales vanguardistas como el L.E.V. . El choque contenido-continente aportó un plus de posmodernidad al evento. Anécdota al respecto: Mientras visitaba la instalación “rheo: 5 horizons” de Ryoichi Kurokawa en la iglesia de la Laboral, las proyecciones abstractas y los sonidos cubistas del japonés compartían espacio con una sesión de fotos  para una primera comunión.

Laboral Ciudad de la Cultura


_V de visual
.
La parte visual de las actuaciones jugó un papel más importante de lo que en principio podría aparentar. Tanto es así que, por ejemplo, al prescindir de montaje de vídeo, el directo de Mika Vainio quedó bastante deslucido en comparación con los shows de  gente con menos nombre como Old Apparatus o Various Production, que pusieron la carne en el asador en el apartado multimedia, haciendo especial hincapié en lo fantasmagórico los primeros y en la sincronía audiovisual los segundos. Anstam y Prefuse 73 ofrecieron unos sets menos espectaculares pero dotados de suficiente carga hipnótica  como para hechizar al público.

101_0131 139

101_0096 047


_Piscina de datos
.
Si te cuentan que la instalación de Ryoji Ikeda,data.tecture [5 SXGA + version]” consistía en una proyección de caracteres “a lo Matrix” sobre una pantalla en el suelo, te puedes quedar un poco frío. Otra cosa muy diferente es experimentarlo in situ. A condición de quitarte los zapatos, podías caminar y/o tirarte sobre la enorme pantalla para bañarte en el torrente de datos que fluía en diferentes configuraciones y velocidades de manera simultánea, provocando según avanzaba la proyección una sensación de sobrecarga hipercontextual, muy en la línea de lo que experimentamos todos los días cuando estamos en Internet, pero potenciada a través de la metáfora audiovisual. Una pasada.

Datamatics


_Raster-Noton rules!.
Cuando las cosas se hacen bien se obtiene una recompensa acorde. En la mesa de venta de merchandise, CDs y vinilos, el material de Raster-Noton vendió como churros. No eran cosas precisamente baratas, pero agradaban mucho a la vista y al tacto, tanto que te transmiten la sensación de que merece la pena tener esos discos en formato físico. Tonto de mí, esperé al segundo día para pillar algo y me quedé sin el libro-disco de Mika VainioTime Examined”, que gozaba de un stock considerable al comienzo del evento y costaba sus 25 eurazos. Al final me llevé el exquisito “Décade” de Anne-James Chaton y el “SyMeta” de Byetone.

Décade   SyMeta


_Olaf Bender, alias Byetone.

Y precisamente con Byetone termino el post. Lo suyo fue sencillamente a-c-o-j-o-n-a-n-t-e. De los tres fundadores de Raster-Noton, Olaf Bender es el que, con diferencia, menos interés me despertó en mi historial como oyente del sello, pero verlo en acción cambió por completo mi opinión. Su tecno frío, repetitivo, afilado y violento se magnifica en vivo a niveles insospechados, con esa sensación de crescendo interminable y esas sacudidas a nivel físico que provocan los pulsos de sonido, haciendo que el cuerpo literalmente vibre al ritmo de la música, sincronizado con los flashes de luz provenientes del montaje visual. Sin duda, lo mejor que ha dado este L.E.V. 2012.

101_0144 194

Share

uni acronym

viernes, 23 de septiembre de 2011

El videoclip de “uni acronym”, el nuevo tema de  Alva Noto y Anne-James Chaton, es sencillamente a-c-o-j-o-n-a-n-t-e:

Share

id

viernes, 29 de abril de 2011

front

Generalmente no presto demasiada atención a lanzamientos de audio vinculados a proyectos/instalaciones multimedia. En esos casos, la música, al separarse del resto de elementos junto a los  que fue concebida, pierde su sentido y el interés del oyente.

Éste debería ser el caso del segundo trabajo de Cyclo después de su debut hace ya 10 años. Tras esta marca se encuentran dos  supercolosos de la electrónica: Carsten Nicolai (alias Alva Noto) y Ryoji Ikeda. Juntos pusieron en marcha este proyecto para experimentar con la representación visual de las señales acústicas, o dicho de otro modo, empezaron a crear música pensada no solo para ser escuchada sino también para ser vista a través de un osciloscopio. Por suerte, no necesitamos de semejante cacharro para disfrutar de “id” pues su mitad sonora es lo suficientemente gratificante aún dentro de su incompletitud conceptual.

CYCLO – ID – id#09 (raster-noton)

Las colaboraciones de Nicolai con otros grandes músicos son comunes, pero lo que diferencia a Ikeda de gente como Ryuichi Sakamoto o Blixa Balgerd es que, mientras los demás operan en campos más alejados de la (micro)electrónica experimental, el primero podría considerarse la contrapartida japonesa del genio alemán. Resulta altamente gratificante para los fans de ambos experimentar  el choque de sus respectivas y extremas idiosincrasias en una misma pista de sonido. Los quirúrgicamente violentos tonos puros de Nicolai se funden a la perfección con las sacudidas polirrítmicas  ultrasónicas de  Ikeda en una suerte de simbiosis ondulatoria terminal. Pura poesía futurista que espero poder experimentar algún día en su versión completa en uno de sus espectáculos en vivo.

CYCLO – ID – id#01 (raster-noton)

Share

De compras por Berlín

viernes, 15 de abril de 2011

Berlín

Momento ya clásico en este blog de dejar testimonio de las salidas de shopping en lugares que se prestan mucho a ello. Esta vez le toca a Berlín. Espero que sirva como guía a la gente “de mi palo” si se anima a darse un voltio por esos lares.

Saturn prepaid-glasspane-surfstick-bild
Para no preocuparse por cuestiones de conectividad, recomiendo a todo viajero que se pase por cualquier gran superficie  tipo Media Markt y se agencie un modem 3G USB prepago. Suelen incluir alguna promoción de bienvenida suficiente para cubrir las vacaciones. En mi caso pillé por 15€ en Saturn un stick de la operadora 02 que incluía 5 días de conexión sin tope de tráfico y con una velocidad real de 7,2 Mbps. Cada día tenía que introducir un código para navegar gratis, pero los cinco me llegaron para la semana entera porque cuando le daba por ahí al cacharro, te proporcionaba acceso a internet sin usar clave. Parece que el libertinaje berlinés se contagia hasta a sus aparatos electrónicos.

Grober Unfug
Esta librería especializada en comics me quedaba a un paso del hotel. Aproveché la tesitura para hacer acopio de material sin tener que cargar con ello en los maratonianos recorridos que nos hicimos. El alto nivel de inglés de los alemanes hace posible que casi nada en ese idioma se traduzca, poniéndose directamente a la venta las ediciones originales… mejor para mí. Allí me hice con los dos volúmenes del “The Acme Novelty Date Book”, excelsos facsímiles de los cuadernos de notas de Chris Ware en los que se demuestra lo buen dibujante realista que también es. Caí en la tentación con otro lujo wareano, la carpeta de láminas-comic recopilando algunos de sus trabajos para el New Yorker.

Chris Ware - Acme Novelty Date Book

En una esquina de la librería me encontré con la obra completa de Johnny Ryan. Me llevé lo que me faltaba de este irreverente autor: “The Comic Book Holocaust” y “New Character Parade”, dos auténticas becerradas.

The Comic Book Holocaust New Character Parade

 

Modern Graphics
Otra de comics, situada en el corazón del Kreuzberg. Un local ni pequeño ni grande, pero cargadísimo de material. Encontré ofertas espectaculares entre las que destacaría el enorme (en todos los sentidos) “Breakdowns” de Spiegelman por 10 euros. También pillé de saldo el primer volumen de “The Mask” y el “Mighty Love” de Chaykin.

Art Spiegelman - Breakdowns mg

Ya a precio de portada, cayeron en mis garras “Tales of Error”, de lo poco que me faltaba de Thomas Ott (edición en formato álbum además) y “New Engineering” de Yuichi Yokoyama. Este último tenía una esquina de la portada un poco chafada (nada serio); por ello, y sin queja previa por mi parte, el vendedor me rebajó dos euros. Todo un detalle.  

NewEngineering Tales of Error

Space Hall
Posiblemente la mejor tienda de música electrónica del mundo. Está compuesta por dos locales en la misma calle, uno para CDs y otro (enorme) para vinilos, donde tenían un buen montón de cabinas con platos para escuchar los LPs. Pese a no disponer de tocadiscos, las grandes fundas de los vinilos me hipnotizaron y me hice con un par de ellos, el mítico “Come to Daddy” de Aphex Twin y el “Rhythm” de Frank Bretchneider. Ahora tendré que comprar el aparato para escucharlos.

Space Hall

En CD me agencié “Test Pattern” de Ryoji Ikeda y “Mimikry” de anbb, mejores discos de 2008 y 2010 respectivamente según este blog; ambos del sello alemán Raster-Noton. También cayó el lujosamente empaquetado recopilatorio “Fünf”, que celebra los cinco años de vida del sello Ostgut-Ton, con tracks grabadas en el famoso club Berghain.

image anbb - Mimikry

Hard Wax
Otra gran tienda de vinilos dedicada exclusivamente a la electrónica y muy orientada hacia el mundo del clubbing. Me fui de allí de vacío, pero dejo referencia de ella porque creo que vale la pena visitarla: en el fondo de un callejón sin salida, flanqueada por un taller de motos y otro de bicicletas y ubicada en el tercer piso de un edificio destartalado lleno de pintadas por las escaleras. La tienda en sí, supercool, con cabinas para escuchar vinilos y sillones estilo Bauhaus roídos. Estaba todo muy silencioso y vacío, por ello no me atreví a hacer fotos del interior.

Hardwax

Flohmarkt am Arkonaplatz
Está visto que las actividades más extendidas en Berlín para los domingos son irse de picnic y/o de compras a alguno de los mercadillos (o flohmarkts) que abren ese día de la semana por toda la ciudad. En el de Arkonaplatz me encontré con un puesto donde se vendían comic-books americanos de todas las épocas a precios de ganga: un paquete con 10 “Fantastic Four”, todos de la era Byrne, 5 eurillos. Ejemplares de “Demon” o “New Gods” de Kirby a 6€, bizarradas DCeras de la edad de plata a 2€ la unidad… El vendedor superamable, según iba yo seleccionando los tebeos, me iba haciendo rebaja por cantidad… el tío regateaba él solo!

Arkonaplatz 

Flohmarkt am Mauerpark
De los tres flohmarkts que visité éste era el más extenso. Merece la pena ir solo por experimentar la vidilla del macro-picnic adyacente, plagado de artistas y graffiteros haciendo de las suyas. Encontré un puesto que parecía hecho a mi medida: tenía comics, libros de ilustración y vinilos de electrónica y Krautrock. No cargué demasiado, solo llevé un libro de ilustraciones de Yoshitaka Amano dedicado íntegramente a ”Comando-G“ y un maxi de Mika Vainio. También allí se dio el extraño caso del autorregateo.

100_6635

Esto es todo, a grandes rasgos. Como turista y como consumidor compulsivo de cultura pop, les recomiendo Berlín encarecidamente.

Share

Test Pattern

miércoles, 17 de septiembre de 2008

 ikedatestpatternfkjg

Me estoy dando cuenta de que, a nivel de gustos musicales, cada vez soy más extremista. Rehuyo de las medias tintas, y valoro menos la calidad musical de una banda o artista que su capacidad de, en algún aspecto, destacar sobre el resto. Como resultado de utilizar este criterio, la música simple me gusta cada vez más simple, la compleja, realmente compleja, la pegadiza, que se agarre como una lapa a mis neuronas… Así, se dio el caso de que los discos más escuchados por mí este verano pertenecen a esferas musicales muy distantes entre si, pero igualmente radicales. Fueron "Dos Rombos", de Lorena C (del que ya hablé aquí) y el que nos ocupa, "Test Pattern", de Ryoji Ikeda.

Las referencias del sello Raster-Noton no se pueden calificar como aptas para todos los oídos. Se trata de música microelectrónica (pero muy micro) cuyo interés radica en la exploración rítmica, el uso de frecuencias poco comunes (tanto en la música como en la realidad) y la tensión sonora provocada por los cambios de velocidad en los beats.  Ikeda lleva al límite estos conceptos ya de por si extremistas. El resultado: un sonido absorbente capaz de hacer perder al oyente la noción de la realidad… a costa de sus oídos. Hay quien dice que escuchar estas cosas entrena al oído para percibir un mayor rango de frecuencias. En lo que a mi respecta, más bien limito las escuchas por temor a daños irreparables en los tímpanos; aún así ya llevo unas cuantas.

Pruebenlo:

Test Pattern #0010:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Test Pattern #0100:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Share