Delicias en colores pastel

27 de Agosto de 2015

El Bosco - El Jardín de las Delicias (fragmento)

Hace unos días, en una fugaz visita al Museo del Prado, puede ver El Jardin de las Delicias, la obra maestra de El Bosco. Sobra enumerar aquí todas las bondades de esta obra y su autor, pero quisiera comentar lo que a mí más me ha llamado la atención al verla con mis propios ojos. Puede sonar frívolo ante semejante avalancha de genialidad visionaria, pero lo que más ha tocado en esta visión directa ha sido su colorido.

Me explico: popularmente, la fama de El Bosco se debe en gran medida a su condición de paisajista del Infierno, de cartógrafo de pesadillas tardomedievales; y en El Jardín de las Delicias solo podemos ver esa faceta en una de las tablas laterales. El resto, sobre todo el panel principal (el “jardín” propiamente dicho) es puro delirio pop en vibrantes tonos pastel. Ninguna reproducción de las que circulan por Internet (como el fragmento que encabeza el post, por ejemplo) puede hacer justicia a su luminoso y cuasi-naif cromatismo. Dejando a un lado la desbordante imaginación que la obra supura por cada centímetro cuadrado, me parece asombroso que un señor nacido hace 500 años haya plasmado sobre una tabla semejante frenesí de carne, luz y color.

Eso me lleva a no creer en absoluto la explicación “oficial” acerca del sentido del tríptico. Se habla de una intención irónica-moralizante (“la lujuria nos hizo perder el Paraíso y nos llevará al Infierno”), pero resulta difícil de tragar que alguien con esa idea en la cabeza deposite semejante pasión creativa en representar el objeto de su denuncia. Es cierto que Hieronymus Bosch nos mostró el Infierno como pocos han hecho hasta nuestros días, pero esas composiciones lujuriosas en gran formato, presentadas en en colores tan contra-natura a la vez que tan agradables a la vista… como que al final del medievo, más que moralizar, feromonizaban el ambiente.

Murcia

14 de Junio de 2015

murcia

Parece mentira lo poco explotada que está la imaginería bizarre ibérica en nuestra cultura pop. Tanto sobar en Lovecraft, el paganismo británico o la cultura psychokiller norteamericana y trabajar tan poco lo que tenemos aquí al lado da algo de penita. Por eso, cuando alguien se atreve a explorar lo autóctono y además lo hace con acierto, no queda otra que aplaudir con fuerza. Éste sin duda es el caso de Magius con su Murcia, un tebeo que ya te gana por su estética, pero no se queda solo en la estética.

Magius - Murcia (1)

Murcia ofrece una visión pulp  del submundo cofrade católico sureño, y lo hace magnificando dos aspectos muy presentes en la realidad cotidiana de ese universo: el ridículo desacomplejado y el terror absoluto. Lo del ridículo es obvio: orgullosos señoritos de familias bien,  disfrazados con conos en la cabeza  y peleados por llevar a cuestas las imágenes de sus “ídolos”. Lo cual nos lleva a lo del terror absoluto: la desasosegante idea de que estas personas manejen nuestros destinos. Porque, no nos engañemos, el núcleo duro del poder patrio viene de ahí; esos ambientes son sus corrillos más exclusivos.

Magius- Murcia (2)

El tebeo está lleno de escenas poderosas y de gran fuerza simbólica (la huerta murciana como enclave sacrificial, el puticlub como recinto sacro…), pero sin duda, donde realmente lo ha clavado Magius es en tratamiento del concepto de sumisión absoluta. En la idea de que, dentro de esos círculos de poder, el lujo y la lujuria desenfrenada se pagan con obediencia ciega, con la anulación completa de la persona como sujeto pensante autónomo. A lo mejor en el mundo real no asesinan a los desobedientes, ni sodomizan a rectores universitarios en ritos inciáticos; no literalmente, pero la metáfora es precisa. La derecha profunda es eso. Su mitología oscura se nos revela con detalladas y coloristas ilustraciones en este magnífico tebeo.

Cages

5 de Abril de 2015

Cages

Nada menos que 17 años ha estado Cages, de Dave McKean, acumulando polvo en mi estantería. Creo que se trata del tebeo más caro que he comprado en mi vida: 8500 pesetas del año 98. Estaba yo de aquellas sumido en un proceso de “gafapastización” típico de universitario novato, y ese tochal era algo que había que tener, el Santo Grial de los que entendían de cómic. En cuanto pude lo compré, leí las primeras páginas y ahí se quedó, olvidado tras el orgasmo cultureta-consumista de saberte dueño de semejante artefacto de poder. Según pasaba el tiempo, fui anti-idealizando la obra como el típico producto ultra-pretencioso fruto de una época en la que los tebeos debían demostrar su adultez y su finura cultural a toda costa. Estos días se me ha dado por rescatarla, y he de admitir que la cosa no ha sido tan terrible como mi cabeza la pintaba.

Quizá el mayor lastre de Cages sea su ambicioso catálogo temático: Dios, las creencias, la creación, los artistas, el arte… conceptos muy trillados en la esfera de la “alta cultura”, que hay que manejar con cuidado para no caer en lugares comunes y discursos simplistas/pretenciosos. Es evidente que en este ámbito McKean no da la talla, sin embargo, dónde sale  muy airoso es en el aspecto formal de la obra. Podemos apreciar a un autor capaz de despojarse de su habitual virtuosismo pictórico para generar una narración muy fluida, que entra como la seda independientemente de si interesa lo que se está contando.

cages-157cages-158cages-159cages-160

En ese sentido, Cages, además de bastante buena es altamente profética, auténtico molde adelantado a su tiempo de lo que hoy se conoce como “novela gráfica”. Comenzó a editarse en formato comic book a principios de los 90 de la mano de Tundra, editorial fundada por Kevin Eastman donde el ilustre co-creador de las Tortugas Ninja invirtió parte de su fortuna por puro amor al arte. McKean dispuso de absoluta libertad creativa y editorial para desarrollar su obra: sin plazos, sin una longitud prefijada para cada capítulo, sin dar explicaciones a nadie sobre lo que estaba haciendo… y aprovechó ese espacio libre para desarrollar un tipo de narrativa pocas veces vista en occidente hasta el momento, esa que una vez adoptada por el mainstream norteamericano fue bautizada como “decompressed storytelling”. Mucho antes que Craig Thompson, Dash Shaw o Bastien Vivés, McKean ya estaba creando una historia autoconclusiva, libre de corsés de género, extensa en páginas pero de lectura fluida, y con (literalmente) mucho espacio  para la experimentación formal.

Dave McKean - Cages 01Dave McKean - Cages 02Dave McKean - Cages 03

La narración se desarrolla mayoritariamente en una cuadrícula de 9 viñetas, con dibujo a tinta y en bitono. Cuando McKean lo cree conveniente, rompe ese esquema para ofrecernos exuberantes segmentos compuestos mediante las técnicas que le convirtieron una estrella del diseño y la ilustración en los 90: collage, manipulación fotográfica, uso de materiales poco comunes… Lo cierto es que el tiempo no ha tratado demasiado bien a su estilo, víctima de una revolución digital que produjo herramientas para hacer las mismas cosas más rápido y más bonito. Con todo, esos segmentos retienen cierto encanto primitivista, una serie de raras imperfecciones que les proporcionan un inusitado atractivo, como los efectos visuales cinematográficos previos a la era CGI.

Dave McKean - Cages 04

cages-380-381

cages-486-487

La verdad es que le he perdido completamente la pista a McKean. Sé que siguió trabajando con Neil Gaiman, y  la obra suya más reciente que he consumido ha sido su  (horroroso) debut en el largometraje,  Mirrormask. He de admitir que la lectura de Cages me ha quitado el mal sabor de boca; intentaré ponerme un poco al día con las andanzas de este “artista multidisciplinar” en los últimos diez años, a ver que sale…

RESEÑAS EXPRESS: «El Destino de Júpiter», «Keyhole», «Big Hero 6», «John Wick», «Birdman»,«Orígenes»

12 de Febrero de 2015

keyhole Jason Patric keyhole

Remesita de reseñas apresuradas en Letterboxd. Para no perder la costumbre:

El Destino de Júpiter (Hnos. Wachowski, 2015)
Soy plenamente consciente de que a esta peli le van a dar hasta en el carnet de identidad, pero a mi me ha parecido bastante buena. Lo explico en 3 puntos:

Estética: Extremadamente consecuente con la línea queer que los Wachowskis han desarrollado a lo largo de toda su filmografía, y que últimamente han llevado incluso al terreno de la militancia. Mejor esta fantasía rococó que otra dosis de diseño de producción estándar y anodino.

Universo: Muy bien montado, y sobre todo, con mucha gracia. De pasada van integrando en la ficción los principales highlights de la fenomenología OVNI y dan una explicación "convincente" a la existencia de alienígenas con apariencia humana.

Mensaje: No tiene la carga de "Matrix", pero unas cuantas puñaladas al capitalismo salvaje en el que estamos inmersos las dan. Y muy finas.

Pues eso. Wachowskis foreveeeer!!

Jupiter Ascending

 

Keyhole (Guy Maddin, 2011)
Las obra de Guy Maddin me fascina. Me fascina su hondura hauntológica, su enrevesada sexualidad, sus árboles genealógicos torturados..

Keyhole tiene todo esto y además es una peli de fantasmas como ninguna otra. Compro (otra vez).

Keyhole

 

Big Hero 6 (Don Hall y Chris Williams, 2014)
Chulísmo artefacto visual… y poco más. La enésima muestra del estancamiento del cine de animación infográfico, incapaz de salirse de sus propios clichés. Necesitamos un rotundo golpe sobre la mesa como no se ha dado desde… "Wall-E" ?

Big Hero 6

 

John Wick (Chad Stahelski y David Leitch, 2014)
Gran personaje y soberbias escenas de acción, pero sin duda, lo más fascinante de la peli es el (sub)mundo hipercapitalista en el que se desarrolla.

Dinero premium para comprar servicios premium. Conceptazo.

John Wick

 

Birdman (Alejandro González Iñárritu, 2014)
Iñárritu me cae fatal. Tanto sus películas como sus declaraciones en entrevistas lo delatan como un señor con mucho ego, con muchas ínfulas, siempre enarbolando una bandera de superioridad artística y moral que suena mas a "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces" que a otra cosa…

Pero en esta ocasión, en lugar de ponerse a dar lecciones sobre condición humana, el dolor, la pérdida y todas esas cositas con las que es fácil vender la moto entregando mierda, se aplica a si mismo lo de "escribe sobre lo que conozcas", y le ha quedado muy bien. Porque la peli toca temas que Iñárritu tiene muy machacados en su ególatra cabecita.

Un atropellado segmento final y las inevitables dosis de condescendencia cultural le quitan redondez al resultado, pero me alegro mucho de este cambio de rumbo del mexicano.

Ah… y muy fino el guiño metalingüístico de tirar de pirotecnia en un producto "elevado" para atraer más público. Al fin y al cabo, no es lo que hizo él con ese tráiler, ese (meta)protagonista y el gancho del cine de superhéroes?

Birdman

 

Orígenes (Mike Cahill, 2014)
Paradójica tesitura: Quizá la mejor película que he visto en mi vida en cuanto a exposición del funcionamiento del método científico, una exposición bastante rigurosa a la vez que amena…. Y todo eso al servicio de un mensaje que hará las delicias de todo true believer de la New Age. En fin…

Orígenesjpg

Shandy Warhole

23 de Enero de 2015

sw1

Recuperando la buena costumbre de reseñar tumblrs con encanto, les insto a que se pasen por Shandy Warhole, donde su anónimo responsable cuelga simples pero fascinantes montajes caleidoscópicos hechos con Photoshop. En ellos se superponen ocultismo, fetichismo, ilustración científica antigua… y cómics de Marvel. Me encantan:

sw2

sw3

tumblr_nhz7osYjAi1u77etfo1_1280

tumblr_nhvikkCJMp1u77etfo1_1280

Lo Mejor de 2014: Comics

21 de Enero de 2015

Top2014 Comics

Top 10 

10 10 Fatale Fatale, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Sampayo & Muñoz, Trillo & Bernet, Zentner & Pellejero… ¡Brubaker & Phillips!. Estos dos han conseguido hacerse un hueco entre las grandes parejas de autores que han abordado “lo negro” en cómic generando un opus irrepetible. Hagan lo que hagan, compro!
 
9 09 Las Meninas Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares  
Igual de fascinante como apasionado retrato de un genio que como lúcido ensayo sobre arte. Si quieres saber quién es Velázquez y sentir lo que es Velázquez, ningún libro te lo va a transmitir con la misma pasión y eficacia que éste.
 
8 09 Aama Aama, de Frederik Peeters  
Este año tocó el capítulo final de Aama y la consiguiente posibilidad de valorar la obra completa. Veredicto: Maravillosa pieza de sci-fi que rinde tributo a lo que se hacía en los 70 a la vez que añade conceptos muy de nuestro presente. Clásico automático.
 
7 07 Out of my brain Out of my brain, de Miguel Ángel Martín 
Crepuscular capítulo final de la vida de este Brian, que los más veteranos hemos visto crecer a lo largo de las décadas, configurando una suerte de reverso oscuro de Boyhood. Un cierre crudo (no podía ser de otra forma) a la vez que emocionante.
 
6 06 Cowboy Henk Cowboy Henk, de Kamagurka y Herr Seele 
No se me ocurre mejor comentario que el de Umberto Eco en la contraportada del tomo: “Cownboy Henk no siempre es bueno, pero cuando es bueno, es MUY bueno”. La edición de Autsaider, sublime.
 
5 05 La Técnica del Perineo La Técnica del Perineo, de Ruppert & Mulot 
Ruppert & Mulot abordan el tema del “cibersexo”, de un modo audaz, libre de prejuicios, y, sobre todo, utilizando a tope los recursos narrativos del cómic.
 
4 04 TLOEG. Dossier negro L.O.E.G.: Dossier Negro, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Moore y O’Neill llevan al límite su juego metalingüístico y ultrarreferencial. Un titánico homenaje a la cultura popular que, precisamente por su peculiar naturaleza, hemos tardado 7 años en ver editado en español. Indispensable para todo aquel que ame la cultura de masas transmitida por papel impreso.
 
3 sobrecubierta_black_paradox.indd Black Paradox y Gyo, de Junji Ito
Como Maruo, como Hino, como Kago, Ito es uno de los muy grandes del manga. Insólitaamente, desde 2007 hasta 2014 no se editó nada de este autor en España. El misterioso veto ha terminado. Como era de esperar, Black Paradox y Gyo remueven lo consciente y lo inconsciente a nivel profundo. Quiero más…
 
2 02 Arsène Schrauwen Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen 
Schrauwen, como Ware, mira al pasado del medio tebeístico para proyectarse a un futuro inabarcable y lleno de posibilidades. Con esta obra ha ido más lejos que con ninguna otra. Aún no sabemos a dónde puede llegar, dónde está su cima, pero se intuye alta. Muy alta.
 
1 650_RH28160.jpg Fabricar Historias, de Chris Ware 
Permítanme no ser demasiado original con mi número 1, pero este año no había otra opción. Fabricar Historias es un compendio de la grandeza de Chris Ware y uno de los artefactos culturales más importantes de los últimos años  en cualquier medio de expresión. Punto.
 

También me gustaron:
¡Universo!, de Albert Monteys
Battling Boy
, de Paul Pope
El Bus, de Paul Kirchner
El Momento de Aurora West, de Paul Pope, J. Petty y David Rubín
La Blogesfera, de Bastien Vivés
Gantz, de Oku Hiroya Works.
Hechizo Total, de Simon Hanselman 
Manhattan Projects, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra
Mitos del Pop, de Miguel Ángel Martín
Mowgli en el Espejo, de Olivier Schrauwen 
Murderabilia, de Álvaro Ortiz
Nemo. Corazón de Hielo, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Orgullo y Satisfacción, de varios autores 
The Private Eye, de Brian K. Vaughan y Marcos Martín 
Prophet, de Brandon Graham y varios dibujantes
Tiempo de Canicas, de Beto Hernandez 
Tyler Cross, de Fabien Nury y Bruno

Asignaturas pendientes (no doy abasto y me han quedado en el tintero, muy a mi pesar)  
Aquel Verano, de Mariko y Jillian Tamaki
Caballero Luna, de Warren Ellis y Declan Shalvey
L’Amour, de Joann Sfar
Silver Surfer, de Dan Slott y Mike Allred
Yo, Asesino, de Antonio Altarriba y Keko

Material de importación interesante: 
Ant Colony, de Michael Deforge
Cosplayers, de Dash Shaw
Doctors, de Dash Shaw
Forming vol. 2, de Jesse Moiniham
Jupiter’s Legacy, de Mark Millar y Frank Quitely
Love and Rockets. New Stories, de Jaime y Beto Hernandez 
Multiversity, de Grant Morrison y varios dibujantes
Outcast
, de Robert Kirkman y Paul Azaceta 
Shaolin Cowboy, de Geof Darrow 
Sugar Skull, de Charles Burns
Transformers vs. G.I.Joe, de Tom Scioli y John Barber

Menciones especiales/notas/reflexiones:

¿Resurgimiento del tebeo infantil/juvenil? El éxito y buen hacer en los tebeos de Hora de Aventuras y los del universo Battling Boy (con nuestro David Rubín implicado) da ciertas esperanzas de regeneración en esa franja demográfica casi totalmente abandonada en ciertos mercados. Ojalá el año que viene se multipliquen iniciativas de calidad como éstas en un sector crucial para la futura supervivencia del cómic como medio no-marginal. 

Lo digital eclosiona en España: La pegada de The Private Eye y ¡Universo! junto con esa pequeña revolución que está siendo Orgullo y Satisfacción demuestran que, más allá de debates fetichistas sobre formatos, el cómic digital es un medio de distribución viable, que produce ingresos para los autores y que da salida a materiales que, tal y como están los mundos, tendrían pocas opciones de existir y (sobre todo) ser rentables en papel. Bien por ello.

Frank Quitely, eres la hostia: Las dosis de Jupiter’s Legacy son un festín, pero lo de Pax Americana con Morrison fue droga dura. Ante la idea de poner tanto esmero creativo, de destilar tanta vanguardia en un one-shot editado en grapa por una editorial mainstream de bochornoso presente, solo puedo aplaudirle con fuerza. En Quitely hay una pasión por lo suyo que ya querrían para sí muchos que se mueven en contextos supuestamente más “elevados”.

Transformers vs. G.I.Joe: Tengo un post a medio escribir sobre este tebeo, pero como me da la impresión de que va a quedarse en el cajón, decir que me fascina tanto desde mi posición de fanboy veterano de ambas franquicias como por su condición de ida de olla experimental. Lo nostálgico, así sí.

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics
Lo Mejor de 2010: Comics
Lo Mejor de 2011: Comics
Lo Mejor de 2012: Comics
Lo Mejor de 2013: Comics

Lo Mejor de 2014: Cine

6 de Enero de 2015

Top2014 

Top 10

10 10 Solo los amantes sobreviven Solo los amantes sobreviven (Jim Jarmusch, 2013)
Esta vez le toco a Jarmusch demostrar lo inagotable del género vampírico, y paradójicamente lo hace hablando del agotamiento de la cultura occidental. Poca sangre nos queda en las venas ya…
9 09 Borgman Borgman (Alex Van Warmerdam, 2013) 
Lucifer, Drácula, Loki, Mefistófeles… todos ellos y muchos más forman parte de ese cripto-hijoputa definitivo que es Camiel Borgman. Pese a todo, te cae bien desde el minuto 1. Buen trabajo, Warmerdam.
8 08 Magical Girl Magical Girl (Carlos Vermut, 2014)
Carlos Vermut depura su estilo a cotas inimaginables para una segunda película (primera en un entorno de producción estándar). Raro dar con artistas que hayan encontrado su propia voz tan rápido y de una manera tan rotunda.
7 07 El Desconocido del Lago El Desconocido del Lago (Alain Guiraudie, 2013)
Microcosmos geográfico, macrocosmos pasional. Guiraudie aborda su ya característico universo, llamémosle, gay provinciano, desde una nueva perspectiva. El resultado, tan  naturalista visualmente como fascinante a nivel psicológico.
6 06 El Lobo de Wall Street El Lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013)
Tardó en cuajar, pero al final mereció la pena. Tras más de una década de colaboraciones resultonas en el mejor de los casos y nefastas en el peor, Scorsese y DiCaprio hacen la película que estaban destinados a hacer. Locura reveladora, y el plano final, ORO PURO.
5 05 La Venus de las Pieles La Venus de las Pieles (Roman Polanski, 2013)
Nuevo golpe sobre la mesa de genio polanskiano, o como llevar una modesta producción de cuasi-teatro filmado con solo dos actores a los inabarcables territorios del metarrelato con implicaciones mitológicas.
4 04 R100 R100 (Hitoshi Matsumoto, 2013)
A ver si me explico: Si Einstein no hubiese nacido, tarde o temprano alguien formularía la Teoría de la Relatividad. Si Matsumoto no existiera, jamás veríamos algo remotamente parecido a R100.
3 03 El Congreso El Congreso (Ari Folman, 2013)
Tremenda reflexión fantacientífica acerca de la percepción, la identidad y la (auto)imagen. Conteniendo, además, fragmentos animados que se pueden contar entre los más bellos que se han realizado en lo que va de siglo.
2 02 Sueño de Invierno Sueño de Invierno (Nuri Bilge Ceylan, 2014) 
Ceylan se ensaña (finamente) con cositas tan confusas y dañinas como el señoritismo, la caridad y la condescendencia intelectual. Eso de “poner el dedo en la llaga” suena a tópico, pero en este caso, es la puta verdad.
1 01 Un Toque de Violencia Un Toque de Violencia (Jia Zhang Ke, 2013)
Baño de realidad, catarsis y lírica visual; todo junto en una misma película. Si hay que conservar un film que capture el inconsciente colectivo planetario del momento, que sea este. Gentuza que veis en China el modelo económico a seguir, pensad muy bien lo que deseáis, porque a lo mejor se acaba cumpliendo…


También me gustaron mucho:
A propósito de Llewyn Davis (Hnos. Coen, 2014)
Black Coal
(Diao Yinan, 2013)
Los Canallas
(Claire Denis, 2013)
La Chica del 14 de Julio (Antonin Peretjatko, 2013)
Dos días, una noche (Jean-Pierre y Luc Dardenne, 2014)
Drug War: La Guerra de la Droga (Johnnie To, 2013)
Enemigo (Denis Villeneuve, 2013)
El Gran Hotel Budapest (Wes Anderson, 2014)
Frances Ha (Noah Baumbach, 2013)
Hermosa Juventud (Jaime Rosales, 2014)
La Isla Mínima (Alberto Rodríguez, 2014)
Jauja (Lisandro Alonso, 2014)  
Joven y Bonita (François Ozon, 2013)
Madre e Hijo (Calin Peter Netzer, 2013)
Nebraska (Alexander Payne, 2013)
Nymphomaniac
(Lars Von Trier, 2014)
Neuroworld (Borja Crespo, 2014)
Open Windows (Nacho Vigalondo, 2014)
Perdida (David Fincher, 2014)
Rompenieves (Bong Joon-ho, 2013)
El Sueño de Ellis (James Gray, 2013)
El Viento se levanta (Hayao Miyazaki, 2013)

Todavía no he podido ver, pero intuyo que me gustarán:
20.000 días en la Tierra (Iain Forsyth y Jane Pollard, 2014)
Ida (Pawel Pawlikowski, 2014)
Mr. Turner (Mike Leigh, 2014)
Museum Hours (Jem Cohen, 2012)
Post Tenebras Lux (Carlos Reygadas, 2013)
Sacro GRA (Gianfranco Rosi, 2014)
Stella Cadente (Lluís Miñarro, 2014)

Perlas “invisibles” (aún no estrenadas oficialmente en España):
La Chambre Bleue (Mathieu Amalric, 2014)
The Double (Richard Ayoade, 2013)
Night Moves (Kelly Reichardt, 2014)
Maps to the Stars (David Cronenberg, 2014) 
Clouds of Sils Maria (Olivier Assayas, 2014)
Still the Water (Naomi Kawase, 2014)
The Rover (David Michôd, 2014)
Tusk (Kevin Smith, 2014)
Under the Skin (Jonathan Glazer, 2014)

Menciones especiales/comentarios/anotaciones:

Bajona blockbuster: Las superproducciones cada vez cuestan más y recaudan menos. Todavía son el motor económico de Hollywood, pero este año, sobre todo en los States, las cifras no han sido demasiado brillantes. La rentabilidad es cada vez más chino-dependiente,  lo young adult no encuentra nuevo bombazo y las últimas “películas-acontecimiento total” no han tenido la misma relevancia que en años anteriores. 2015 viene cargado de ellas, a ver que pasa…

Cine español on fire: Dejando aparte ya las alegrías de la taquilla, la cosecha 2014 ha sido excelente: Magical Girl, La Isla Mínima, Open Windows, Neuroworld, Hermosa JuventudTodos tus secretos… Y todavía me quedan por ver unas cuantas que también prometen: Taller Capuchoc, 10.000 KM, Musarañas, Stella Cadente, Justi&Cía, Costa da Morte, Obra 67… 

Boyhood, ni para tanto: Vale que entra como agüita fresca, pero el entusiasmo cuasi-unánime de la crítica me parece desproporcionado. Me pregunto si el detalle de haberse rodado a lo largo de 13 años con los mismos actores fue tan importante en el resultado final y cuánto tuvo que ver en la atención crítica y  mediática que ha recibido el film.

Quiero ver en 2015:
’71 (Yann Demange, 2014)
007: SPECTRE (Sam Mendes, 2015)
Aux Yeux Des Vivants (Alexandre Bustillo & Julien Maury, 2014)
Alléluia (Fabrice du Welz, 2014)
Birdman: o la inesperada virtud de la ignorancia (A. Glez. Iñárritu, 2014)
Blackhat (Michael Mann, 2015)
Când se lasa seara peste Bucuresti sau metabolism (Corneliu Porumboiu, 2014)
Crimson Peak (Guillermo del Toro, 2015)
Chappie (Neill Blomkamp, 2015)
El Destino de Júpiter (Jupiter Ascending) (Hnos. Wachowski, 2015)
Ex Machina (Alex Garland, 2015)
The Fantastic Four (Josh Trank, 2015)
The Hateful Eight (Quentin Tarantino, 2015) 
High-Rise (Ben Wheatley, 2015)
It Follows (David Robert Mitchell, 2014)
Jurassic World (Colin Trevorrow, 2015)
Kamisama no iu tôri (Takashi Miike, 2014)
Kingsman. The Secret Service (Matthew Vaughn, 2015)
Kuime (Takashi Miike, 2014) 
Knight of Cups
(Terrence Malick, 2015)
Midnight Special (Jeff Nichols, 2015)
Nightcrawler (Dan Gilroy, 2014)
Puro vicio (Inherent Vice) (Paul Thomas Anderson, 2015)
Selfless (Tarsem Sight, 2015)
Stray Dogs (Tsai Ming-liang, 2013)
Silencio (Pedro Almodóvar, 2015)
Taller Capuchoc (Carlo Padial, 2014)
Los Vengadores: la era de Ultrón (Joss Whedon, 2015)

 

Top 15 SOLO 2014 (a fecha de hoy) 
Como el año pasado, para cerrar el post confecciono un top alternativo solo con películas estrenadas mundialmente en 2014, aunque sigan “inéditas” en España. Me faltan todavía muchas por ver, pero con 70 películas de 2014 vistas, este es mi veredicto:

1. Under the Skin
2. Sueño de Invierno
3. Clouds of Sils Maria
4. Still the Water
5. Night Moves
6. Magical Girl
7. Jauja

8.
The Double
9. A Propósito de LLewyn Davis
10. La Isla Mínima
11. Open Windows 
12. Tusk
13. Perdida
14. La Chambre Bleue
15. The Rover   

Anteriormente:

Lo Mejor de 2006: Cine
Lo Mejor de 2007: Cine
Lo Mejor de 2008: Cine
Lo Mejor de 2009: Cine
Lo Mejor de 2010: Cine
Lo Mejor de 2011: Cine
Lo Mejor de 2012: Cine 
Lo Mejor de 2013: Cine

Lo Mejor de 2014: Música

26 de Diciembre de 2014

Top2014

Este año no he tenido tiempo para ejercer de explorador musical. Casi todo lo que viene a continuación es nuevo material de “viejos conocidos” de esta casa.  En cualquier caso, desde el punto de vista del que suscribe, material de primera:

Top 10

 

10 10 Mr Mitch - Parallel Memories Parallel Memories, de Mr. Mitch
Premio a portada que mejor describe el contenido del álbum: Un agradable y alucinógeno viaje por grutas cristalinas con alguna que otra arista punzante. Un disco que entra como agüita fresca sin resultar blandengue.
 
9 09 vessel - punish honey Punish, Honey, de Vessel
En su búsqueda incansable de nuevos sonidos, Seb Gainsborough se ha ido de paseo por la chatarrería para traernos este artefacto sonoro ruidista y caótico. De paso, el sello Tri Angle demuestra (una vez más) que no solo vive de discos tranquis.
 
8 08 Fatima Al Qadiri - Asiatisch Asiatisch, de Fatima Al Qadiri 
Al Qadiri nos lleva de excursión por realidades alternativas. En un mundo donde la hegemonía cultural estuviese en manos de China y los petroemiratos, posiblemente Asiatisch sería pura metralla mainstream. En el nuestro, un fascinante ejercicio de hibridación entre lo ridículo y lo sublime.
 
7 07 Ghettoville Ghettoville, de Actress
Cada nuevo trabajo de Darren Cunningham constituye un paso adelante en su autismo sonoro. Nos dijo que con éste se retiraba de la música. No se lo cree ni él, pero le hubiera quedado una carrera inmaculada cerrada con broche de oro.
 
6 06 Shellac - Dude Incredible Dude Incredible, de Shellac
Valor seguro. Pocas bandas existen sobre la faz de la tierra que posean la solidez y la insobornabilidad de Shellac. Música rabiosa y contundente, pero muy madurada y editada sin ninguna prisa. Gente que toca muy bien y por puro placer; eso es Shellac.
 
5 05 SD Laika - It's Harakiri That’s Harakiri, de SD Laika 
Lo dicho: a los de  Tri Angle no les importa mancharse las manos con material poco higiénico. La prueba definitiva de esta bajada de escrúpulos es el grime infecto y desasosegante de SD Laika. Para el que suscribe, la revelación del año.
 
4 04 Clark - Clark Clark, de Clark
Demostración palpable de que lo de Iradelphic fue un traspiés puntual. Es lo que tiene arriesgar, a veces te sale mal. Visto lo visto, Chris Clark no tuvo problemas para reencauzarse con un album que, como su título indica, es pura auto-reafirmación. Pasó el sustito.
 
3 03 Aphex Twin - Syro Syro, de Aphex Twin 
Trece años sin nuevo material de Richard D. James bajo su más famoso alias. Ante estas condiciones, cumplir las expectativas era misión imposible. Lo que llegó no fue rompedor respecto a la obra previa de Aphex Twin, pero fue Aphex Twin haciendo muy bien lo que mejor sabe hacer, lo cual no es moco de pavo. Podemos pedirle más, pero eso no quita que lo entregado fuese excelente.
 
2 02 Scott O))) - Soused Soused, de Scott Walker & Sunn O)))
Dos idiosincrasias extremas se unen para componen un todo que es mayor que la suma de las partes. El encuentro más esperado del año superó las expectativas con creces.
 
1 01 Andy Stott - Faith in Strangers Faith in Strangers, de Andy Stott
Llámenme radical, pero casi tan solo por el diseño de sonido, este LP merece la primera posición del top. Stott es consciente de su habilidad superdotada en este campo y la explota para ofrecernos una experiencia mágica que solo él nos puede dar. Terminantemente prohibidos altavoces o auriculares de mierda. Terminantemente!!!!

 

Solo podían quedar 10, pero se barajaron:
Angels & Devils, de The Bug
Because I worth it
, de Inga Copeland
Black Metal, de Dean Blunt
CI,
de Diamond Version
Festival of the Death, de Cut Hands
Par Avion
, de Xeno & Oaklander
Primitive and Deadly
, de Earth
Reachy Prints
, de Plaid
To Beat
, de CoH
Tomorrow’s Modern Boxes
, de Thom Yorke
Wysing Forest
, de Luke Abbott


Top 5 Bandas Sonoras
1. Under the Skin, de Mica Levi
2. Gone Girl
, de Trent Reznor y Atticuss Ros 
3
. Interstellar, de Hans Zimmer
3. Only lovers left alive, de SQÜLR
5. Les Salauds, de Tindersticks 

Top 5 EPs
1. Freezing Opening Thawinge, de  Shackleton
2
. Bugbranded, de Bass Clef
3. Xoul
, de Actress
4
. Position, de Ikonika
5
. The Room Where I Belong, de Mr. Mitch

Top 5 Recopilatorios/Archivos
1. Bleep Selects 25 Years Of Warp
2
. Serie Hyperdub 10
3. Bleep:10
4. Acid Arab
5. Ten Years of Phonica
 

Y por último, la mixtape de rigor:

Mixtape “Lo Mejor de 2014” by Intramuros on Grooveshark

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Música
Lo Mejor de 2007: Música
Lo Mejor de 2008: Música
Lo Mejor de 2009: Música
Lo Mejor de 2010: Música
Lo Mejor de 2011: Música
Lo Mejor de 2012: Música
Lo Mejor de 2013: Música

Galician Delicatessens

30 de Noviembre de 2014

ag

No es ningún secreto que los autores de cómic gallegos lo están pentando muy fuerte últimamente. La mano de tres de ellos está presente en otras tantas novedades lanzadas en las últimas semanas. Obras bastante significativas para sus autores, pues con ellas se han abierto nuevos caminos en sus respectivas trayectorias.

En primer lugar, David Rubín se estrena en la industria del cómic americano dibujando El Momento de Aurora West, el spin-off del  Battling Boy de Paul Pope.  Pese a su condición de encargo,  trabajando sobre guiones ajenos en un contexto de ficción preexistente, Rubín hace suyo una parte del universo de Pope, llevándolo a su terreno y consiguiendo establecer un contraste/complemento a lo mostrado en Battling Boy.

emdaw

Aurora y Battling Boy toman respectivamente los papeles de Batman y Superman dentro de este universo de dioses y monstruos, de maravillas y espanto. Pese a lo oscuro de ciertas situaciones, la arrolladora personalidad de la protagonista imprime a la historia un aura vitalista y aventurera que la hace apta para mayores y pequeños. En EEUU entró directamente en la lista de bestsellers del New York Times, esperemos que tenga igual suerte por aquí, pues se la merece.

A diferencia de Rubín, Emma Ríos acumula ya bastante currículum en los States, trabajando principalmente para Marvel. Allí ha aportado su granito de arena a ese nicho “indie” de títulos relativamente desconectados de la continuidad principal marvelita, mucho más libres e interesantes que las cabeceras superventas de la casa. Con todo, tengo la sensación de que Ríos ha estado un poco desaprovechada en Marvel, como si ese entorno editorial no fuese el idóneo para que ella pudiera soltar todo su poderío visual y narrativo. De todos modos, fue en Marvel dónde conoció a Kelly Sue Deconnik, y con ella se ha ido a Image a dibujar Bella Muerte, una serie de creación propia en la que realmente da el do de pecho.

PrettyDeadly03_005

Aparte de su potente narrativa visual, quizá lo más interesante de Bella Muerte sea experimentar (¿por primera vez?) un género tan masculino como el western desde una óptica totalmente femenina. El que nos ocupa no es un western al uso, pero es que quienes lo desarrollan tampoco son el prototipo de autor de western. En Bella Muerte se dan cita referentes tan disjuntos como Sergio Leone y Neil Gaiman para componer un universo mágico y a la vez deandente, sucio y a la vez bello, delicado y a la vez brutal. Una auténtica rareza.

Curiosamente, Fran Bueno, el autor con más solera en el mercado americano de esta terna, es el que nos trae una novedad netamente gallega. Al compostelano se le dio por presentarse al Premio Castelao de Banda Deseñada… y se lo ha llevado.  No sé con qué competía, pero la verdad es que Catálogo Oneroso de Beleza Gratuíta es una obra digna de ser premiada, tanto por su buena factura como por su vocación experimental.

cobg2

Bueno establece una narrativa basada en viñetas a página completa (o fichas) desde las que va exponiendo su modo de ver la vida. Vale que a lo mejor la cosa le ha salido con un poco sobrada de azúcar en cuanto a mensaje, pero la belleza de las estampas que componen la obra, así como la sinceridad con la que se retrata su autor, ablandan a cualquiera. Esperemos que esta joyita disponga en breve de distribución a nivel nacional (de momento edita la Diputación de A Coruña) porque merece mucho la pena.

Magical Girl

23 de Octubre de 2014

Magical Girl2

Desde hace un tiempo manejo un concepto de “consumo interno” al que llamo “efecto Domino Records”. El nombre viene de lo que les pasó Julia Holter y Dan Deacon  tras firmar contrato con dicha discográfica. Antes, estos artistas se manejaban en un entorno creativo modesto a nivel medios, aprovechándose del abaratamiento de costes en la producción musical para dar a luz obras tan memorables como personales. Cuando se pasaron a Domino, se ve que cayeron bajo el influjo de los presupuestos holgados. Enseguida se subieron al carro de la grandilocuencia, de los discos conceptuales con orquestas sinfónicas de por medio. No tengo por qué quejarme de esto, tanto Loud City Song como America son dos discazos, pero son discazos que se parecen más a otros discazos. Mas dinero resultó en mayor ambición, pero también en mayor homogeneización.

Mundo

Demonio

Carne

Vista Magical Girl, se puede decir que Carlos Vermut no ha sido víctima del “efecto Domino Records”, más bien todo lo contrario. Respecto a Diamond Flash,  la nueva película presenta menos personajes, menos tramas, menos diálogos, menos saltos narrativos… El dinero no se ha utilizado en este caso para hacer algo más grande, sino que ha ayudado a que todo luzca más intenso, más pulido, mejor interpretado…  en definitiva más cercano a como el realizador pudo haber imaginado la película.  Cada frase y cada plano quedan fijados en la cabeza del espectador con tanta fuerza que casi da miedo, pienso que con haberla visto una sola vez  recuerdo nítidamente casi la totalidad de los diálogos, así como ciertas estampas de gran poderío simbólico-narrativo.

espejo

mg02

mg01

mg03

Si Magical Girl anida en la cabeza del espectador tanto tiempo es porque ese minimalismo expositivo viene cargado de contenido. De manera casi subterránea a la vez que incisiva, la película toca muchos palos a la vez, fusionando universos cinematográficos aparentemente disjuntos. En ese sentido, y aunque se trata de películas muy distintas, podríamos hermanarla con A Touch of Sin. Ambos films mezclan crónica social, cine de género y un acentuado simbolismo en un todo tan bello como relevante en cuanto al tiempo que nos ha tocado vivir.

En definitiva, si Diamond Flash fue un diamante en bruto, Magical Girl es la pequeña y valiosa joya que ha salido de pulir dicho diamante. Personalidad autoral concentrada, sin aspavientos, sin ínfulas, sin pretensiones de establecer “un antes y un después”… Simplemente una historia que nadie más que Carlos Vermut te puede contar.