Amer

8 de abril de 2014

Amer

Tras el rechazo que El Árbol de la Vida provocó en ciertos sectores cinéfilos (no es mi caso), parece que el término “experiencia sensorial” ha quedado un poco devaluado. Desgastado de tanto aparecer en las críticas sobre la cuestionada película de Malick, convertido en excusa para glorificar películas bonitas pero huecas y cursis. Si ustedes son de los que piensan así huyan de esta reseña, porque básicamente lo que voy a decir de Amer es que se trata de una experiencia sensorial “pata negra”.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Está claro que Hélène Cattet y Bruno Forzani rinden culterano homenaje al giallo, pero no es menos cierto que utilizan los códigos de dicho género para desplegar un discurso propio, un discurso ya no solo sensorial, sino también hormonal. Da la sensación de que la pantalla transpira feromonas. Mediante un sinfín de brevísimos primeros planos sobre personas y objetos, aderezados con zooms, rupturas de eje, saturación de color y un excepcional uso de la banda de sonido, Cattet y Forzani nos hacen ver y sentir lo que ve y siente Ana: el calor, el deseo, la fascinación, olores, sabores…

Amer00316

Amer00908

Amer01971

Amer04199

Amer05388

Amer06223

Amer06298

Amer06920

Amer07417

Amer07534

Amer07970

Amer08130

Amer09724

Amer12489

La historia, efectivamente, puro giallo, pero reducida a la mínima expresión, pues en Amer priman las sensaciones. Eso sí, el imaginario “giallístico” es si cabe tan potente como el resto de aparataje sensitivo. En el universo de Ana pululan siniestras entidades de existencia dudosa  que nos retrotraen a los terrores e incertidumbres de la infancia.

Amer01013

Amer02216

Amer09488

Amer.2009.BRRip.XviD-VLiS 10712

Amer11935

Sinceramente, he tenido la película en la cola de visionados desde que Tarantino la incluyera en su top de 2009. Pese a semejante aval, me temía un hueco ejercicio pajero por parte de dos chalados del género en cuestión. Nada más lejos de la realidad; Cattet y Forzani juegan en otra liga, en la de Terrence Malick, Claire Denis o Bruno Dumont, pero con unos códigos y referentes más de género. Su nueva película L’étrange couleur des larmes de ton corps puede verse hasta el día 27 en el festival online Atlántida Film Fest. Allá voy…

Postermania (XV): Borgman

2 de abril de 2014

Ya hacía tiempo que no me encontraba con un cartel que definiese tan bien la película que anuncia como éste. A quién haya visto ya esta criptopesadilla burguesa de Alex van Warmerdam, le bastará un vistazo furtivo al póster para que salgan a flote los sentimientos de zozobra, extrañeza e inquietud que experimento en su momento durante el visionado. Todo ello a pesar de que el acabado vintage-saturado de la imagen dista mucho de la nitidez digital que imprimió en pantalla la Arri Alexa utilizada para grabar el film.

Borgman

Década O, Cara B (XI): Fire on Corridor X

21 de marzo de 2014

All The Saints - Fire on Corridor X

Corría el año 2008, y el mítico sello discográfico Touch and Go iba muy mal. El que fuera impulsor de algunas de las corrientes musicales más interesantes de los 80s y los 90s se estaba muriendo  lentamente, necesitaba un bombazo para coger impulso. All The Saints era la banda destinada a salvar la compañía, Fire on Corridor X el disco que le iba a devolver a la gloria de antaño. Pero la cosa no funcionó.

No funcionó porque en la cultura popular nada dura eternamente en el candelero. Fire o Corridor X era un condensado de todos los estilos que el sello manejaba en sus tiempos gloriosos (grunge, noise, neo-psicodelia, post-rock…), pero en 2008, el tiempo de innovar con todo aquello ya pasara. La apuesta estaba demasiado centrada en lo que ya se había convertido en nostalgia. En lugar de intentar abrirse nuevos horizontes (como sí hizo por ejemplo Warp) Touch and Go se aferró a su glorioso pasado, y All The Saints no tuvieron la fuerza suficiente para hacerlo resurgir.

Con todo, el disco es bastante bueno. Se deja escuchar, y su condición de pieza crepuscular, como marca de “fin de una era”,  le da un especial atractivo, un nosequé que me hace volver a él de vez cada cierto tiempo sin sonrojarme…

A Touch of Sin

16 de marzo de 2014

A Touch of Sin

Con varios documentales a sus espaldas desde el estreno de Naturaleza Muerta, el regreso de Jia Zhangke al largometraje de ficción comenzaba a convertirse en una quimera. Hemos tenido que esperar siete años por A Touch of Sin, pero ha valido la pena.

Jia sigue en su línea, pero esta nueva película trae como mínimo dos novedades que, si cabe, elevan todavía más la claridad de su discurso:

En primer lugar, el alcance geográfico de la narración ha cambiado. Hasta el momento, el director chino había ambientado sus películas en enclaves muy concretos de su país, pero en esta ocasión ha optado por expandirse. Su nuevo largo  se compone de cuatro historias levemente entrelazadas que discurren en lugares diferentes, haciéndose especial hincapié en la migración interna de trabajadores y toda la exposición de carreteras, líneas férreas y rutas fluviales que conlleva tratar el asunto. De repente, esos territorios postapocalípticos puntuales  que nos mostró en su obra anterior se convierten en la regla, dejan de ser la excepción. La China de Jia Zhanke no se diferencia demasiado del inhóspito mundo de la saga Mad Max , salpicado de  hiperpobladas y empobrecidas megalópolis similares a la Mega-City One de Dredd. Se aproxima mucho a los E.E.U.U. postnucleares de Jeremiah, dónde el grado de civilización variaba a lo largo del país, en función del poderío y los métodos de los líderes de cada territorio, con abundante población nómada dando tumbos de un lado para otro, intentando encontrar su lugar (y su trabajo) entre la devastación.

tos01

tos02

tos03

tos04

tos05

tos06

tos07

La otra gran novedad está en los pasajes de violencia estilizada que salpican cada una de las historias; brotes narrativos con los que Jia alude directamente a los maestros del cine de género de su continente. Semejantes ex-abruptos dentro de una puesta en escena “a ras de suelo” generan potentes sentimientos en el espectador, sobre todo cuando se trata de catarsis. En una situación como la nuestra, de rabia contenida hacia los corruptos y poderosos, resulta tremendamente liberador que en una película “realista” salga un don nadie (como tú o yo) aplicando la justicia por su mano. Terroríficamente satisfactorio.

tos11

tos12

tos13

Aparte de todo esto, como español que consumió la obra de este director antes de la crisis, he de decir que con la experiencia acumulada de estos últimos 6 años, la cosa se ve con otros ojos. Lo que Jia nos pone delante es el modelo de país que nuestros gobernantes quieren para nosotros, un vistazo a nuestro futuro cercano. Un futuro con la brecha social todavía más abierta, sin clases medias, con una reducida élite de poderosos viviendo en el lujo y el resto bailando a su son, convertidos en poco más que mercancía.

tos21

tos23

tos22

Personalmente, me jode mucho esta gente de personalidad filocuñadista que entra en éxtasis hablando de la grandeza futurista de Shangai o Dubai, de lo listos que son los chinos, de como el dinero ruso, chino y árabe rescatará nuestra maltrecha economía… Que estén tranquilos, que a lo mejor no tardan en sentir los efectos de toda esa maquinaria hipercapitalista en carne propia. Entonces verán la luz.

Citas Pop (XXII): Fama y Talento

4 de marzo de 2014
Only lovers left alive

Adam: Eve, esta chica es fantástica.

Eve: Se llama  Jasmine, es libanesa. Estoy segura que un día será   famosa.

Adam: Dios, espero que no. Es demasiado buena para eso.

Only Lovers Left Alive (Jim Jarmusch, 2013)