Citas Pop (XXIV): Encerrados

8 de octubre de 2014

masa

Cada vez que la muchacha oía crujir el entarimado creía que se enfrentaban a un ataque armado. Siempre alerta frente a lo desconocido. Solía decirle, Si la gente supiera las cosas que pienso me encerrarían permanentemente. Nos encerrarían a todos, respondía él. Nos han encerrado ya.

Don DeLillo, Mao II

Share Button

RESEÑAS EXPRESS (Discos): «Primitive and Deadly», «Punish, Honey», «Dude Incredible», «Syro», «Tomorrow’s Modern Boxes»

1 de octubre de 2014

Aphex Twin

Gran cosecha discográfica la de este septiembre que dejamos atrás. Aún a falta de darles unas cuantas escuchas más, ahí van mis escuetas impresiones de estas cinco joyitas:

Primitive and Deadly, de Earth
Dylan Carlson
vuelve con el que quizás sea su trabajo más accesible: sin drones, con unos bucles instrumentales bastante comedidos viniendo de él y… poniendo voces!. Un LP que pienso podrá gustar a gente habituada al rock clásico sin estridencias, pero que mantiene la esencia de su autor.

Punish, Honey, de Vessel
Parece mentira que, con sus 25 años, Seb Gainsborough haya tocado ya tantos palos musicales y lo haya hecho con tanto acierto. Si aún queda algún pureta por ahí que piense que los músicos de laptop no son músicos, puede quedar aliviado al saber que, en esta ocasión, el de Bristol ha utilizado todo tipo de cacharrería metálica como base para crear los temas de este nuevo LP. Le ha quedado una cosa bastante violenta y ruidosa pero con espacio para lo sutil. Sigo atentísimo a todo lo que haga el chaval.

Dude Incredible, de Shellac
Escuchando lo nuevo de Shellac, experimentando la contundencia de los temas a la primera escucha, maravillándome con lo certero de los frenazos-arranques en medio de la faena, tomo plena consciencia de su método de trabajo: Ir acumulando canciones nuevas sin prisa pero sin pausa, machacarlas bien machacadas durante años en directo y, una vez dominadas, una vez limadas, una vez asimiladas a nivel intuitivo, al estudio de grabación con ellas. Un método de trabajo que es un puto lujo. Un método de trabajo que, habiendo talento detrás, genera discos cojonudos sí o sí.

Syro, de Aphex Twin
Pese a lo poco que ha hablado en estos últimos años de cuasi-inactividad pública, Richard D. James ha sido un bocas: que si tenía ya 10 discos totalmente preparados para lanzar cuando él quisiera, que si acumulaba también cientos de temas sueltos, que si produjo música extraordinaria y totalmente diferente a lo que había hecho antes que solo muestra a sus amigos… Syro no parece confirmar semejantes declaraciones. Es continuismo aphextwiniano puro y duro, y en primeras escuchas no detecto ningún hit rotundo que vaya a engrosar el canon de su autor. Ahora dice que esto es un “cierre de etapa”, que el material tuerceculos vendrá después. A ver si es verdad…

Con todo, estamos hablando de Aphex Twin, y un Aphex Twin “estándar” suena mejor que el 80% del espectro musical planetario. Más allá de los ritmos sincopados, de los breaks rotos, de los puzzles de ritmos analógicos, con Syro, RDJ revalida su capacidad de crear bellísimas melodías que suenan exactamente como él quiere que suenen, o sea, a gloria.

Tomorrow’s Modern Boxes, de Thom Yorke
Es evidente que a Thom Yorke le gusta la “electrónica avanzada” más que a un tonto un lápiz, que sus aventuras en solitario han ido orientadas a hacerse un nombre en ese campo. Los resultados hasta ahora han sido tibios, todo demasiado forzado, como sin rumbo y sin pegada. Me atrevo a decir que con este disco sorpresa por fin ha conseguido centrarse, creando un puñado de canciones con alma, repletas de bellos pasajes sonoros. Al final tanto empeño ha dado sus frutos, y, por primera vez, estoy más interesado por lo siguiente de Yorke que por lo siguiente de Radiohead.

Share Button

Década 0, Cara B: «Heavy Metal: F.A.K.K.2»

19 de septiembre de 2014

Heavy_Metal_2-Caratula Heavy Metal: F.A.K.K.2, Heavy Metal 2000, Heavy Metal 2…  la cantidad de títulos que ha tenido la secuela de Heavy Metal desde que nació como concepto hasta su estreno ya da una idea de lo dilatado que fue su periodo de gestación. La “gran esperanza blanca” del cine de animación adulto occidental nació tarde y mal. Muy mal.

Todo empezó a mediados de los 90. De aquellas, gracias al dinerito acumulado por los derechos de las Tortugas Ninja, Kevin Eastman se convirtió en el jefazo de Heavy Metal, la revista que naciera a finales de los 70 como equivalente americana a la Metal Hurlant francesa. Los años de gloria de dicha cabecera ya habían pasado, aunque entiendo que en los States conservaría un público fiel, pues prácticamente era el único canal de suministro de BD fantástica  y de ciencia ficción que existían por aquel entonces en el país. La cuestión es que, dada la buena acogida de la reedición en VHS de la peli original, al bueno de Eastman se le ocurrió poner en marcha una segunda parte.

La Heavy Metal Original

Para promocionar la película tiró del hype indiscriminado, de anunciar todo lo anunciable e ir mostrando sobre la marcha el material de preproducción que se iba generando: Que si (el entonces muy en alza) Simon Bisley iba a realizar los diseños, que si el personaje principal iba a inspirarse en su mujer y musa de la serie B Julie Strain, que si se estaban haciendo gestiones para poner a grupos de renombre en la banda sonora… Un despliegue de pre-marketing insólito para aquellos tiempos en los que la WWW aún estaba en pañales.

001 hm-97-09-000a-cover
 008

006

Pasaban los meses y ni rastro de la película, pero Eastman empezó a editar/monetizar todo ese material gráfico previo: El libro de ilustraciones de Simon Bisley, la sesión de fotos de Julie Strain caracterizada como la protagonista (tope chabacano, lo sé),  calendarios, posters, tazas, estatuas… En 1999, unos meses antes del estreno del film salió un número extra de la revista titulado F.A.K.K. 2 Illustrated Movie Special, la historia de la película en versión cómic (de nuevo, ilustrada por Bisley) que de alguna manera justificaría que el nuevo film también estaría basado en comics aparecidos en la Heavy Metal.

hm-98-09-094  Julie Strain en Femme Fatale

F.A.K.K.2-00_fc

Personalmente, viví todo el proceso con cierta sospecha. La película original ya no era santo de mi devoción y no esperaba grandes avances en la nueva. Pero como me encantaba Bisley, fui capturado por el hype, por la idea de contemplar su salvaje estilo gráfico en movimiento, aún a sabiendas de que la animación no iba a ser nivel Disney ni mucho menos. Pero con el Illustrated Movie Special se me cayeron todas las esperanzas: En sus páginas finales aparecían por primera vez los fondos pintados y los sheets con los diseños reales de los personajes en la película. Ni rastro de Bisley, y mucho tufo a animación barata estilo X-Men Adventures.

F.A.K.K. fondos
F.A.K.K.personajes

F.A.K.K. fondos2

Finalmente la película salió en el año 2000, directa a DVD, y los peores presagios se cumplieron, con el agravante de que el concepto de “animación adulta” que heredaba de su predecesora ya olía a rancio. Mientras en Japón se venían produciendo desde hace años obras maestras de la animación para ese sector de público y en cómic crecía sin prisa pero sin pausa el número de autores y publicaciones asociados a lo que ahora se ha dado en llamar  “movimiento de la novela gráfica”, como que un relato plano de fantasía/sci-fi con dosis más elevadas de lo normal de sangre y tetas estaba ya muy alejado del concepto de adultez. De alguna manera, esta película representó un fin de ciclo, el agotamiento de una manera de entender la evolución de esos medios. La idiosincrasia Heavy Metal no era muy buena respuesta al cliché “los tebeos/dibujos animados son para niños”.

Vista la cutrez sin paliativos del producto, resulta chocante que su banda sonora estuviese firmada por figuras respetables de la escena metalera de la época, con bandas como Monster Magnet, System of a Down o Queens of the Stone Age, que lo estaban petando mucho en aquel momento. Si la película era un exploit a destiempo de una marca en decadencia, su banda sonora fue un fiel reflejo de una parte de lo que se cocía musicalmente a las puertas del siglo XXI.

Flat Heavy Metal 2000

En fin…se suponía que esta sección del blog iba a estar dedicada a joyitas de los 00 que pasaron desapercibidas. Heavy Metal 2 no es una joyita y entró en los 00 por los pelos y de arrastro… Pero bueno, que quede constancia que aquí el menda, en algún momento del largo periodo de hype, creyó en el producto, se ilusionó por lo que podía resultar de aquello. Sirva este post de homenaje a todos los hypes bonitos de vivir aunque acaben mal.

Share Button

Retratos (XI) : Werner Herzog por Nadav Kander

5 de septiembre de 2014

Fantástico retrato, aprovechando contexto y desencuadre para que el fondo diga tanto sobre el personaje como la propia figura del mismo.

A todo esto, feliz cumpleaños Werner! (72)

Werner Herzog por Nadav Kander

Share Button

L’Empire de la BD

26 de agosto de 2014

DSC_0142

Ya de vuelta tras una semana en Bélgica. Nunca antes había estado en un país con semejante arraigo comiquero en su ADN cultural. No iba a ciegas, con 30 años de afición a mis espaldas sabía lo que se cocía por allí, pero presenciarlo en vivo me ha resultado fascinante. El panorama superó mis expectativas.

P1080798

Dejando ya aparte el omnipresente merchandise de Tintín (para el que siempre hay hueco en cualquier librería generalista, kiosko o tienda de regalos), se aprecia una sólida infraestructura comercial en torno a la BD. En Bruselas las librerías especializadas abundan. Si estás interesado en el tema no tienes que buscarlas, te sorprenden en cualquier esquina, y en algunas calles  céntricas te puedes encontrar tres o cuatro casi seguidas. Llama la atención también la gran presencia del mercado de segunda mano y saldos: los establecimientos generalistas del ramo dedican a los álbumes de BD una buena proporción de su superficie, y muchas librerías especializadas ostentan un carácter mixto, con tanto (o más) espacio dedicado a la segunda mano como a los volúmenes nuevos.

Un buen indicador de la  madurez del mercado francobelga es la “especialización dentro de la especialización”. Aunque lo normal en las librerías de cómic es tener de todo, algunas de ellas están dedicadas en exclusiva a cierto tipo de material. Las he visto especializadas en cómic americano (con un Capitán América a tamaño natural que impresionaba), en cultura japonesa, en BD explotation… una maravilla

WP_20140820_005

Una vez que empiezas a inspeccionar el género, recibes el segundo shock: en España solo conocemos la punta del iceberg de la producción tebeística francobelga. Pese a todos los Cimocs, Totems, Metal Hurlants y 1984s a mis espaldas, he sacado la aplicación de notas del móvil para apuntar multitud de series y autores que no conocía. Aún dentro de los autores previamente conocidos, descubrí cantidad de obra suya inédita por estos lares: Jodorowsky, Boucq, Leo, Schuiten… aún queda mucho de ellos por traducir al español.

P1090725

P1090722 WP_20140815_015

P1090766

Pero dejemos las librerías. En Bruselas la BD está muy presente en la calle. A lo largo de la ciudad se reparten decenas de murales dedicados a los autores y personajes más populares de la escena. Sin haberme planteado hacer la  “Ruta de la BD”, he visto por lo menos 20 de ellos. En esta ciudad, el cómic es un reclamo turístico más. La Histoire de  la Belgique contada por Cowboy Henk y el Brüsel de Schuiten y Peeters se venden por todos lados; a éste último, Herge y Jacobs se le das tanta importancia como a Horta o Magritte. Personalmente, regresé con ganas de releer Las Ciudades Oscuras y empezar con Blake & Mortimer.

P1080799

WP_20140817_030

P1080934

DSC_0081 P1090788

P1080938

En definitiva, creo que en Bruselas puedo decir que he experimentado lo que un porrero en Amsterdam. He estado en una pequeña parcela del Paraíso dedicada a una de mis grandes aficiones.

Share Button