L’Empire de la BD

26 de agosto de 2014

DSC_0142

Ya de vuelta tras una semana en Bélgica. Nunca antes había estado en un país con semejante arraigo comiquero en su ADN cultural. No iba a ciegas, con 30 años de afición a mis espaldas sabía lo que se cocía por allí, pero presenciarlo en vivo me ha resultado fascinante. El panorama superó mis expectativas.

P1080798

Dejando ya aparte el omnipresente merchandise de Tintín (para el que siempre hay hueco en cualquier librería generalista, kiosko o tienda de regalos), se aprecia una sólida infraestructura comercial en torno a la BD. En Bruselas las librerías especializadas abundan. Si estás interesado en el tema no tienes que buscarlas, te sorprenden en cualquier esquina, y en algunas calles  céntricas te puedes encontrar tres o cuatro casi seguidas. Llama la atención también la gran presencia del mercado de segunda mano y saldos: los establecimientos generalistas del ramo dedican a los álbumes de BD una buena proporción de su superficie, y muchas librerías especializadas ostentan un carácter mixto, con tanto (o más) espacio dedicado a la segunda mano como a los volúmenes nuevos.

Un buen indicador de la  madurez del mercado francobelga es la “especialización dentro de la especialización”. Aunque lo normal en las librerías de cómic es tener de todo, algunas de ellas están dedicadas en exclusiva a cierto tipo de material. Las he visto especializadas en cómic americano (con un Capitán América a tamaño natural que impresionaba), en cultura japonesa, en BD explotation… una maravilla

WP_20140820_005

Una vez que empiezas a inspeccionar el género, recibes el segundo shock: en España solo conocemos la punta del iceberg de la producción tebeística francobelga. Pese a todos los Cimocs, Totems, Metal Hurlants y 1984s a mis espaldas, he sacado la aplicación de notas del móvil para apuntar multitud de series y autores que no conocía. Aún dentro de los autores previamente conocidos, descubrí cantidad de obra suya inédita por estos lares: Jodorowsky, Boucq, Leo, Schuiten… aún queda mucho de ellos por traducir al español.

P1090725

P1090722 WP_20140815_015

P1090766

Pero dejemos las librerías. En Bruselas la BD está muy presente en la calle. A lo largo de la ciudad se reparten decenas de murales dedicados a los autores y personajes más populares de la escena. Sin haberme planteado hacer la  “Ruta de la BD”, he visto por lo menos 20 de ellos. En esta ciudad, el cómic es un reclamo turístico más. La Histoire de  la Belgique contada por Cowboy Henk y el Brüsel de Schuiten y Peeters se venden por todos lados; a éste último, Herge y Jacobs se le das tanta importancia como a Horta o Magritte. Personalmente, regresé con ganas de releer Las Ciudades Oscuras y empezar con Blake & Mortimer.

P1080799

WP_20140817_030

P1080934

DSC_0081 P1090788

P1080938

En definitiva, creo que en Bruselas puedo decir que he experimentado lo que un porrero en Amsterdam. He estado en una pequeña parcela del Paraíso dedicada a una de mis grandes aficiones.

Share Button

Citas Pop (XXIII): Actores

30 de julio de 2014

Fragmento de Neuroworld, un #littlesecretfilm de Borja Crespo con la colaboración de Miguel Ángel Martín en los guiones. La película puede verse gratis en Youtube, pero eso no va a durar siempre. No se la pierdan, viene cargada con mucho morbo y muchas verdades:

Share Button

Covermania (XX): You’re dead!

27 de julio de 2014

Me encanta cuando dos artistas que admiro y  pertenecientes a universos creativos aparentemente disjuntos se unen en un proyecto. Acaba de ocurrir con Shintaro Kago y Flying Lotus. El sumo escatólogo japonés ilustra la portada del nuevo álbum del productor angelino, You’re dead!. Realmente esta portada ha sido concebida como un gif, formato bastante frecuentado por Kago últimamente . Si quieren verla en movimiento, hagan click sobre ella:

You're Dead

Esperemos que el contenido del nuevo LP (programado para octubre) esté a la altura de su envoltorio. El anterior trabajo de FlyLo, estando bien, resultó más convencional de lo que cabía esperar de él.

Share Button

Series de Verano

24 de julio de 2014

HCF

TS TL

Extant-Banner

Pensaba que este verano, con la “temporada alta” seriéfila terminada, podría disponer de una etapa de consumo audiovisual puramente cinéfilo, pero no pudo ser. Como quien no quiere la cosa, me encuentro enganchado a 4 estrenos televisivos veraniegos. Les cuento mi parecer sobre ellos:

 

Halt and catch fire (AMC; 8 episodios vistos)
Las intenciones de la cadena AMC con esta serie son claras: replicar el éxito de Mad Men recurriendo al binomio temático “década del siglo XX + área de actividad profesional significativa de dicha década”. En esta ocasión tocan los 80 y el boom de la informática doméstica.

No esperen encontrar alta densidad dramática aquí. Los personajes están bastante esterotipados y no se aprecia gran esfuerzo por mostrar las interioridades del negocio de forma realista (aunque eso también pasa en Mad Men, al parecer), pero la serie tiene su puntillo: el rollo motivacional neocón está muy bien llevado, así como la camaradería que va surgiendo entre los protagonistas según avanzan en su imposible gesta empresarial.

Sus datos de audiencia fueron malos desde el primer episodio. Al principio me importaba un pimiento que la renovaran o no, pero ahora me daría pena que todo se acabase con esta primera temporada.

Halt and catch Fire

 

The Leftovers (HBO; 4 episodios vistos)
A Damon Lindelof se le presenta una oportunidad de oro para redimirse de sus errores lostianos: nueva serie de misterio con high concept, pero esta vez bajo el amparo del artísticamente comprometido canal HBO. Por desgracia, parece que el problema de Lost no fue el haber sido emitida en un canal en abierto propiedad de Disney. Vistos 4 episodios de The Leftovers queda claro que ciertas taras vienen con el paquete Lindelof.

The Leftovers es puro flashback lostiano,  puro emo-cristianismo, con el handicap respecto a Lost de que en esta ocasión no hay pasajes isleños de misterio, inquietud y fascinación para compensar estos segmentos de puro bochorno narrativo. Debería dejar de verla YA, pero me puede el morbo; me puede el hecho de que algo tan estándar y conservador se haya infiltrado en HBO. Quiero ver hasta donde llega Lindelof con sus cositas.

Ah, y por decir algo bueno, la secta de fumadores con voto de silencio mola.

The Leftovers

 

The Strain (FX; 2 episodios vistos)
Del estreno de Guillermo Del Toro en la producción televisiva puedo decir, a bote pronto, que la factura del producto es impecable. El planteamiento estético y la fotografía son 100% Del Toro. The Strain podría pasar por spin-off de Blade II sin ningún complejo de inferioridad por su condición de serie de TV.

Respecto a la historia, me encantan sus ramalazos pulp y como está homenajeando a la magna obra de Bram Stoker. Por ahora no me quiero emocionar con ella porque cuenta con algún que otro cliché peligroso (ese prota ex-alcoholico saturado de trabajo y en proceso de divorcio…), pero las impresiones son buenas, muy buenas.

The Strain

 

Extant (CBS; 2 episodios vistos)
Todo en Extant daba mala espina a priori: producción de Spielberg (últimamente muy mal en TV) para una cadena en abierto protagonizada por una estrella de cine en horas bajas. Contra todo pronóstico la serie ha empezado francamente bien. Aunque la trama es un batiburrillo de conceptos ya vistos en grandes clásicos de la ciencia ficción, todo está suficientemente bien engarzado para generar cierta expectación acerca de como evolucionará la trama.

La mayor baza de la serie, sin duda, es su conexión con la maravillosa A.I. Inteligencia Artificial que Spielberg diera a luz en 2001 basándose en el trabajo previo de Stanley Kubrick. El tema “niño robot”, con todas sus implicaciones éticas y filosóficas esta siendo manejado de forma brillante.  Me atrevería a decir que si la cosa sigue por estos derroteros, Extant compartirá con Hannibal esa rara condición de serie en abierto digna de canal de pago.

Extant

Share Button

Reachy Prints

3 de julio de 2014

Reachy Prints

Al dúo Plaid le ha tocado históricamente ser el patito feo de la IDM dentro del sello Warp. Sin la radicalidad de Autechre ni el talento maestro de Boards of Canada para generar paisajes sonoros, siempre han operado a medio camino entre esas agrupaciones. No nos engañemos, eran buenos, muy buenos, pero el haber desarrollado su carrera al lado de semejantes compañeros de viaje los ha convertido en víctimas del agravio comparativo. Plaid tuvo que asumir un papel de grupo IDM estándar, por encima de la media, pero al fin y al cabo, “del montón”.

Plaid en su estudio

A día de hoy pienso que la situación ha cambiado. La movida IDM en sentido clásico ha desaparecido casi por completo, y de los tiempos gloriosos solo siguen en activo aquellos que realmente tenían algo que decir. Es ahora cuando podemos valorar a Plaid en su justa medida. El dúo ha brillado con especial fuerza a partir de la segunda mitad de los 00s, tanto poniendo banda sonora a los films de Michael Arias como refrescándonos la memoria de los viejos tiempos con el notable Scintilli (ojito a esa sintonía apócrifa de Doctor Who que es Unbank).

Reachy Prints, su último trabajo recién salido del horno, supone una auténtica culminación de lo que han desarrollado en estos últimos años. Nueve cortes sin desperdicio donde despliegan su habilidad para componer ritmos y melodías de escucha sencilla y construcción compleja. Lo suyo es jugar con las texturas para generar extrañeza y misterio sobre un tipo de música que, superficialmente, aparenta sencilla y convencional.

Cuanta más atención pongan durante la escucha, mayor riqueza de matices encontrarán, pero la vocación de Reachy Pints  no es de “música electrónica para entendidos”. Pienso que es muy disfrutable fuera del mundillo, y en un universo mainstream más abierto y menos plegado a promocionar lo ultraconvencional y la petardez, podría haberlo petado. Pero bueno, como decimos en mi tierra eche o que hai…

Share Button