Entradas con la etiqueta ‘Brian Chippendale’

WebComics! (III)

jueves, 26 de julio de 2012

[Sin título] de C.F. 
Los que aún  se estén pensando lo de entrar en el universo líquido-mutante-surrealista-primitivo de “Powr Mastrs”, pueden probar con esta historia corta que su autor, Christopher Forgues ”C.F”., realizó para la (estupenda) sección de cómics de la revista Vice. Saldrán convencidos.
Vice Comics - CF

“It came in the night” de Jonny Negron
También en Vice podemos encontrar material viñetero de Jonny Negron. Sus maravillosas ilustraciones de señoritas entradas en carnes circulan profusamente por la red, pero no ocurre lo mismo con sus historietas, publicadas en formato “fanzine” y difíciles de conseguir si no se está muy al loro de cuando las pone a la venta (vuelan!). A la espera de que PictureBox saque el primer recopilatorio dedicado al autor, podemos ir abriendo boca con esta microhistoria en dos  partes.   Jonny Negron - It come in the night

“DEATH-DAY” de Sam Hiti 
Sam Hiti nos trae con su particular versión de las guerras coloniales interplanetarias a las que el cine nos tiene bien acostumbrados con “Aliens”, “Starship Troopers” o “Avatar”. El autor lleva trabajando febrilmente en el tebeo desde 2009; cuatro episodios y un prólogo de lectura fluida y tremenda extensión.. a saber cuántas páginas físicas ocupa semejante monstruosidad. El primer recopilatorio en papel (o en PDF, si quieren hacer una pequeña contribución)  puede comprarse aquí.  
Sam Hiti - DEATH-DAY

Como en el primer capitulo de la sección, cerramos el post con música. Resulta que C.F., al igual que su colega Brian Chippendale, forma parte de la cuadrilla de artistas del radical sello Load. Opera bajo el pseudónimo Kites, y suena así de bruto:

Kites – "Peace Trial"

Share

WebComics! (I)

domingo, 26 de febrero de 2012

Forming BodyWorld-Cover

Fenómenos como “Forming” o “BodyWorld” empiezan a destapar lo evidente: grandes novelas gráficas impresas del futuro se están gestando ahora mismo vía entregas digitales colgadas en Internet. La web se está revelando como efectivo sustituto a las desaparecidas revistas de cómics que prepublicaban una historia mientras el autor la iba dibujando. Inconveniente: la pasta no fluye hasta que el trabajo esté terminado. Ventajas: sin perder otra cosa que su “fuerza de trabajo”, el autor puede arriesgarse más creativamente, obtener la respuesta del público en tiempo real, generar fanbase y, si todo va bien, currarse una edición impresa de puta madre cuyos lectores  habituales no se resistan a dejar pasar.

American Barbarian - Próximamente en Papel

Como cada vez leo más tebeos provenientes de la web, inauguro esta sección para irlos reseñando, y así formar parte activa de esa fanbase que le gustaría tener esos tebeos en la estantería. Si conocen alguna joya escondida de este panorama webeditorial, no duden en hacérmelo saber. Por mi parte aquí va la primera tanda:

Paws”, de Pete Toms
Un escritor frustrado, alcohólico y “odiador” de la televisión se ve envuelto en la producción de una teleserie autobiográfica para un canal cutre local sobre su supuesta abducción y conversión en hombre lobo perpetrada por un enigmático anciano “Espíritu del Bosque”. Se incluyen conversaciones con perros y bocadillos de textos rellenos de largas parrafadas baudrillardianas. Enlace de título aparte, se puede leer aquí de forma más cómoda pero con actualizaciones cada 10 entregas.

Pete Toms - Paws

“Ant Comics”, de Michael DeForge
Nunca (salvo quizá en algún documental de la 2) se ha mostrado la vida en una colonia de hormigas como algo tan lleno de podredumbre (física y moral), muerte y represión sexual. Todo un microdrama

Michael DeForge - Ant Comics

“Puke Force”, de Brian Chippendale
Si quieren catar a Chippendale sin arriesgar su dinero, esta es su oportunidad: robots que ven gente muerta, tipos que se esfuerzan por ocultarse como usuarios  de porno en Internet pero salen a la calle con las vergüenzas al aire, varios capítulos dedicados a mostrar una explosión suicida en una cafetería desde el punto de vista de algunas de sus víctimas, trolls interneteros poseídos en un ciber… Este señor está fatal, pero que sigua así!

Puke Force - Brian Chippendale

 

Para terminar el post, y ya que salieron a la palestra Chippendale y “lo gratis”, una pista de audio de 20 minutos que acaban de subir Lightning Bolt  a la red:

Share

Frank Miller’s Holy Terror

lunes, 24 de octubre de 2011

HolyTerror_CvrRgh01

En los comentarios del post sobre “Prison Pit” en este blog, Toni Bascoy decía acertadamente:

“Parece que hay una nueva corriente en USA, unos tipos muy iconoclastas y medio pirados que se están enfrentando a ese acabado tan exquisito de Ware y su cohorte de seguidores a base de comics que parecen hechos de forma automática, desde un subconsciente medio perjudicado, llenos de manchones y vías muertas. Parecen fantasías preadolescentes, donde sexo y violencia se confunden y solapan.”

Una vez leído el “Holy Terror”, no puedo dejar de pensar en Frank Miller como nuevo miembro de pleno derecho de este “movimiento” que apela al infraconsciente atávico para hacer comics. Es más,  “DK2” podría considerarse un precedente de esta manera de proceder, al menos en su (discutidísimo) apartado gráfico.

Frank Miller DK2  Brian Chippendale -Maggots
Frank Miller vs. Brian Chippendale

Pero a diferencia de Brian Chippendale, C.F. o Johnny Ryan, Miller es viejo y está muy cabreado. Como un Bruce Wayne incapaz de asumir la muerte de sus padres, Miller todavía no ha superado el 11-S, y “Holy Terror” es su infernal fantasía de venganza hacia el terrorismo islámico. Una fantasía que parece no haber sido procesada para su traslación a comic, descontextualizada, con un argumento incoherente y salpicada de fugas eróticas sadomasoquistas. Del cerebro al papel sin ningún tipo de filtros.

holyterror_p063-latimes

La habitual componente satírica de Miller desaparece. “Holy Terror” respira resentimiento y desdén hacia la cultura islámica,pero tambíen reproche hacia la cultura occidental, que el autor acusa de blanda frente al tremendo enemigo con el que tiene que lidiar. Su pensamiento puede resumirse en una secuencia de dos viñetas incluida en el tebeo: en la primera, un grupo de jóvenes occidentales en el cine disfrutando de “Transformers”, en la siguiente, la juventud islámica enfurecida practicando una lapidación. “Holy Terror” es ideológicamente aberrante pero artísticamente fascinante. Para el lector es una conexión en crudo y sin cesura con la mente de Frank Miller a través del lenguaje del tebeo. Si lo que encontramos en ese oscuro lugar no es de nuestro agrado, ya es otro debate.

ht2

Respecto al estilo gráfico, podemos ver cierta evolución hacia el garabato. Frente a la predominancia de  trazos gruesos en el “DK2”, en esta nueva obra vemos muchas viñetas que parecen dibujadas a Bic naranja. Tampoco faltan página llenas de manchones de tinta informes, y la rotulación parece hecha a mano de manera semiprofesional. Es como si el tebeo tuviese más sentido presentado como fanzine que como novela gráfica en tapa dura.

Holy Terror - Frank Miller

Pese a la mala recepción crítica que está teniendo “Holy Terror”, recomiendo su lectura, aunque solo sea para satisfacer el apetito voyeur del lector hacia el autor.

Share