My Son, My Son, What Have Ye Done

2009 ha supuesto para Werner Herzog el regreso con honores al cine no-documental. Tras más de dos décadas de cuasi-sequía en cuanto a largos de ficción, el año pasado ha entregado dos obras magníficas, ambas rodadas en EEUU con el mismo equipo técnico. De la primera, el pseudo-remake de “Teniente Corrupto”, ya comenté algo aquí, pero hace poco he podido ver (como no, por “vías alternativas”) su siguiente trabajo, la no menos impactante  “My Son, My Son, What Have Ye Done” a la que dedico estas líneas.

My Son, My Son, What Have Ye Done

Tomando como base un terrible hecho real, Herzog nos propone un delirante viaje al fondo de la mente. La crónica de la deriva psicológica de Brad McCullum es narrada a través de flashbacks que ilustran los testimonios de los amigos del protagonista, mientras éste es asediado por la policía en su propia casa, donde se refugia con dos supuestos rehenes. Una casa situada en una de esas mega-urbanizaciones americanas levantadas en el medio de la nada. Localización magistralmente aprovechada por el director alemán para reforzar el sentimiento de alienación que no nos abandona en todo el metraje.

My Son, My Son, What Have Ye Done

Otra recurso realmente bien utilizado en el film es la alusión a esos breves estados de “fuga de la realidad” que todos sufrimos alguna vez: la sensación de tiempo congelado, de extrañeza hacia lo cotidiano, o de ensimismamiento hacia algo de gran belleza que se nos presenta ante los ojos…ese tipo de estado mental es en el que se encuentra atrapado el protagonista. Interpretando a Brad, Michael Shannon demuestra su tremenda habilidad a la hora de ponerse en la piel de personajes desequilibrados, una faceta que sigue explotando en la serie “Boardwalk Empire”, donde debería aparecer mucho más.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Toda una prueba fílmica de que Herzog no ha perdido el toque a la hora de sacar a relucir ciertos aspectos de la naturaleza humana que nos empeñamos en negar. Pese a vivir en la supuesta “era de la razón”,  no podemos escapar al absurdo de una realidad que nos sobrepasa.

Share

Etiquetas: , ,

2 comentarios a “My Son, My Son, What Have Ye Done”

  1. Diego dice:

    Lo mejor de la película es Michael Shannon (el Nuevo Kinski?, ojalá). Me pareció muy apropiado el regreso a Perú pero después la cosa, para mi gusto, se desinfla y se vuelve aburrida por momentos. Creo que Herzog ha perdido su capacidad para enganchar al espectador, eso era lo que hacía que sus films fueran disfrutables y no “arte y ensallo”, y es una mala noticia para un “fan” como yo.
    Espero que dentro de poco vuelva por sus fueros con alguna epopeya al borde de la locura, como en los buenos tiempos.

    ¿Realmente su Teniente Corrupto merece la pena?, hace meses que me quedé a mitad de película pero no la he retomado. No me enganchó pero le daré otra oportunidad.

    Más Michael Shannon en Boardwalk Empire!!!

  2. David David dice:

    A mí, Teniente Corrupto me gustó mucho, y de hecho en ella ocurre un milagro: El histrionismo de Nicolas Cage adquiere sentido en el personaje.

    Personalmente, creo que “My Son…” no dista demasido de Aguirre, pero sustituyendo la desconocida selva peruana del siglo XVI por la no menos alienígena norteamerica suburbana del XXI.

Deja un comentario