My Sónar

sonar-2010

Como casi todos sabrán, el Sónar de este año ha tenido dos sedes por primera vez en su historia: La “clásica” de Barcelona y una versión lite para A Coruña como parte de las celebraciones del Xacobeo 2010. Tras años seguimiento del festival a través de la prensa e internet, por fin he podido vivirlo en primera persona, aunque sólo fuera el último día. Les cuento mis impresiones:

Público: Juanjo Sáez tenía toda la puta razón en sus tiras. Mucha gente va al Sónar a exhibirse, a demostrar su “originalidad” en el vestir, en el peinar y en la pose, aunque casi todos los modelitos seguramente salgan  de las páginas de alguna revista de tendencias. Mención especial para las camisetas, aquello parecía un concurso de “a ver quien la tiene más geek” (geek en el sentido molón claro). Independientemente de su gusto por la música electrónica, allí no podía faltar ningún moderno. En cuanto a asistencia, el número de espectadores se multiplicaba según pasaban las horas. Se notaba, que llegado un punto, eso de “ir por los artistas” o incluso “por modernez” quedaba eclipsado por la masa que iba a por fiesta y pura brasa.

Público

Sonido: Un 10 para la acústica del ExpoCoruña. Espacio cerrado con tres escenarios simultáneos, dos de ellos enormes y conectados por pasillos sin puertas… ¡y el aislamiento era total!. Ni te enterabas de que a unos metros otra banda o DJ estaba “bourando” a tope. Agradable sorpresa en ese aspecto.

ExpoCoruña

Flying Lotus: La sesión ofrecida por Steve Ellison me dejó clara la gran diferencia que puede existir entre escuchar música experimental en casita y vivirla en directo. Pese a la rareza de su obra, el productor angelino fue capaz de llevar a la numerosa audiencia al puro delirio rítmico.  Ver a semejante masa de gente dando botes al compás de los amasijos de jazz, dub e IDM que emitían los bafles del pabellón devolvían la fe en que la buena música tiene vida más allá de las minorías.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

anbb: Lo que hicieron ayer Alva Noto y Blixa Balgerd da pleno sentido a la criticada (por pedante) etiqueta de “música avanzada”. Después de experimentar aquello, sientes que todo (pero TODO) lo que has visto con anterioridad en un escenario ha quedado obsoleto. Balgerd  fraseaba, silbaba y emitía alaridos tan agudos que no parecían salir de una laringe humana. Alva Noto recogía el “material” suministrado por Balgerd, e instantáneamente lo cortaba, procesaba y transformaba  para devolverlo a la corriente sonora del recital, dando la oportunidad a su colega de interactuar consigo mismo, en coros y duetos fantasmales, componiendo así piezas musicales improvisadas y editadas en tiempo real!. De vez en cuando, en las pausas, se abrazaban, y las sonrisas cómplices aparecían con frecuencia. Eran claramente conscientes de que estaban creando algo único y apabullante.  El público aplaudía a rabiar, no por cumplir, con auténticas ganas. Todos teníamos la sensación de que estábamos asistiendo a algo realmente nunca visto y difícil de repetir. Simplemente fantástico.

anbb

Noche: Los que digan que la música electrónica está muerta deberían echar un vistazo a la que se montó ayer en horario nocturno. La muestra viva del valor que, en esta época de apocalipsis económico, se le da al disfrute puro y duro. Nada tocado con una guitarra puede equipararse al sonido de las máquinas a la hora de poner en marcha el delirio hedonista. Para ello no hace falta plantarse delante de sobrevalorados “rockeros” cincuentones que cobran millones por su presencia, solo es necesario  un señor con unos platos, una mesa de mezclas y un portátil… eso si, con el ingenio y capacidad para guiar  adecuadamente a la audiencia por los senderos del ritmo.

noche

Dado el éxito del evento en estas tierras, ya se habla de continuismo. Lo veo difícil bajo la marca “Sónar”, pero ojalá algún promotor se anime a establecer en Galicia una referencia ineludible (al menos a nivel “local”) para los amantes de este tipo de música.

Share

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios a “My Sónar”

  1. Diego dice:

    Pregunta: Qué pintaban Roxy Music en el Sonar de Barcelona? y Por qué no tocaron en Coruña? asi hubiera ido yo.

  2. Javier dice:

    Muy buena la crítica, queda claro que la calidad ha estado presente en el primer (y esperemos que no último) Sónar Galicia.

    El concierto de Alva Noto + Blixa Bargeld tuvo que ser increíble, al primero lo vi hace unos años en el Sónar Barcelona junto a Ryuichi Sakamoto y aluciné…

  3. David David dice:

    Diego: Los de Roxy Music estaban allí por su labor pionera a la hora de introducir elementos «sintéticos» en la música pop-rock. En Coruña faltaron bastantes artistas presentes en Barcelona, sería por una combinación de presupuesto, fechas y logística. Yo eché en falta a Caribou, y sobre todo a Ryoji Ikeda.

    Javier: La verdad es que la colosal dimensión artística de Alva Noto no se puede valorar sin haberlo visto en vivo. Supongo que con Sakamoto hizo vaqueradas similares. Cada vez me está quedando más claro que bajo el sello Raster-Noton solo se cobijan putos genios. (Dios, que pena lo de Ikeda!)

Deja un comentario