Entradas con la etiqueta ‘Paranoid Park’

Lo Mejor de 2008: Cine

lunes, 22 de diciembre de 2008

No pensarían que me olvido de mis listas de fin de año. Para empezar, un balance de lo que para mi fue el año cinematográfico.  Como siempre, en el top 10 incluyo únicamente  films estrenados en salas comerciales y DVD en España durante 2008 con no más de dos años de antigüedad. Allá va:

Top 10

10. Los Cronocrímenes (Nacho Vigalondo, 2007)
Vigalondo no defraudó en su “puesta de largo”.

9. El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008)
El fenómeno de taquilla del año resultó además ser una buena película.

8. This is England (Shane Meadows, 2006)
Shane Meadows es un director a reivindicar, y “This is England” una buena muestra de su talento.

7. No es país para viejos (Hnos. Coen, 2007)
Tras unos cuantos años de irregularidad, los Coen vuelven al Olimpo.

6. Gomorra (Matteo Garrone, 2008)
Que en la saturación mediática entre la que vivimos sea difícil (por no decir imposible) encontrar una mala crítica hacia “Gomorra” dice mucho a su favor.

5. Pozos de Ambición (Paul Thomas Anderson, 2007)
Anderson consiguió establecer en esta película un delicado, y aparentemente imposible, equilibrio entre lo clásico y lo moderno.

4. La Mujer Rubia (Lucrecia Martel, 2008)
Dicen por ahí que las grandes obras de ficción son aquellas capaces de generar extrañeza. Pues medida por ese baremo, la película de Martel es enorme.

3. 4 Meses, 3 Semanas, 2 Días (Cristian Mungiu,2007)
De entre todas sus virtudes, quizás la mayor sea su capacidad de entretener pese al dramatismo de su planteamiento, y además sin frivolizar.

4meses3semanas

2. Las Horas del Verano (Olivier Assayas, 2008)
Un vez más Assayas toma el pulso a la actualidad de forma magistral. El tío es capaz de convencernos de que el denostado estilo de vida burgués puede no ser tan malo comparado con lo que se nos viene encima, y dejarnos de paso un nudo en la garganta.

ZP_Lheuredete

1. Síndromes y un Siglo (Apichatpong Weerasethakul, 2006)
Experimental sin renunciar a la simplicidad, capaz de destilar la magia y el misterio del día a día, y una vez más, demostrando que para comunicar en el cine, mejor  la imagen y el sonido que las palabras. Cine total.

SyndromesandaCentury

También me gustaron bastante
Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet (Tim Burton, 2007)
WALL·E (Andrew Stanton, 2008)
Gente de Mala Calidad (Juan Cavestany, 2008)
The Fall (Tarsem Singh, 2006)

Decepciones
El Incidente (M. Night Shiamalan, 2008)
Viaje a Daarjeling (Wes Anderson, 2007)
Rebobine, por favor (Michel Gondry, 2008)
Los Crímenes de Oxford (Álex de la Iglesia, 2008)

Perlas “invisibles” (aún pendientes de estreno en España):
Paranoid Park (Gus Van Sant, 2007)
Boarding Gate (Olivier Assayas, 2007)
I don’t want to sleep alone (Tsai Ming-Liang, 2006)
Southland Tales (Richard Kelly, 2006)
Fantasma (Lisandro Alonso, 2006)
Import/Export (Ulrich Seidl, 2007)
Youth Without Youth (Francis Ford Coppola, 2007)

Quiero ver en 2009:
Milk (Gus Van Sant, 2008)
The Curious Case of Benajamin Button (David Fincher, 2008)
35 Rhums (Claire Denis, 2008)
The Wrestler (Darren Aronofsky, 2008)
Sommer’s Town (Shane Meadows, 2008)
Ponyo on the Cliff by the Sea (Hayao Miyazaki, 2008)
The Sky Crawlers (Mamoru Oshii, 2008)
Visages (Tsai Ming-Liang, 2009)
Das Weiße Band (Michael Haneke, 2009)
Los Abrazos Rotos (Pedro Almodóvar, 2009)
The Tree of Life (Terrence Malick, 2009)
Inglourious Basterds (Quentin Tarantino, 2009)
King Shot (Alejandro Jodorowsky, 2009)
Watchmen (Zack Snyder, 2009)
Up (Pete Docter, 2009)

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Cine
Lo Mejor de 2007: Cine

Share

Listmanía (VI): 50 Invisibles

martes, 9 de septiembre de 2008

Haciendo un pequeño paréntesis a la interminable (y ya un poco cansina) lista de los 1001 discos, les dejo hoy aquí la lista de películas confeccionada por la redacción de Cahiers du Cinema España para su nº14 (Julio-Agosto), centrado en el “cine invisible”. Se trata de 50 films que, festivales aparte, no han podido verse todavía en las salas de cine españolas. Triste, pero más triste todavía resulta que algunos de los directores que aparecen en la lista, con toda una carrera cinematográfica a sus espaldas, no hayan visto estrenadas por aquí ni una sola de sus películas.

Como siempre, para darle un toque personal, puntuaré con las típicas estrellitas todas aquellas películas que he podido ver gracias a medios de distribución “alternativos”. Además las clasificaré en colores según el siguiente código:

Azul: La vi.
Verde: No la vi, pero la tengo en la recámara (caerá un día de estos).
Rojo: No la vi, quiero verla, pero todavía me es imposible acceder a ella.

Allá va:

L’Aimée (Arnaud Desplechin, 2007)

All the Real Girls (David Gordon Green, 2003)

Armonías de Werckmeister (Béla Tarr, 2000)

La Blessure (Nicholas Klotz, 2004)

Bug (William Friedkin, 2006) (**)

Café Lumière (Hou Hsiao-hsien, 2003)

Il Caimano (Nanni Moretti, 2006)

Chats perchés (Chris Marker, 2004)

Clean (Olivier Assayas, 2004) (***)

Cleopatra (Julio Bressane, 2007)

Conte de Cinema (Hong Sang-soo, 2005) (****)

Un couple parfait (Nabuhiro Suwa, 2005)

Cristóvao Colombo. O enigma (Manoel de Oliveira, 2007)

The Death of Mr. Lazarescu (Cristi Puiu, 2005)

Flandres (Bruno Dumont, 2006) (***)

Go Go Tales (Abel Ferrara, 2007)

I Don’t Want to Sleep Alone (Tsai Ming-liang, 2006) (*****)

I’m Not There (Todd Haynes, 2007)

Import/Export (Ulrich Seidl, 2007)

Kairo (Kiyoshi Kurosawa, 2001) (****)

Là-bas (Chantal Akerman, 2006)

Last Life in the Universe (Pen-ek Ratanaruang, 2003) (*)

Il mio viaggio in Italia (Martin Scorsese, 2001)

Los muertos (Lisandro Alonso, 2004) (****)

My Blueberry Nights (Wong Kar-wai, 2007)

My Winnipeg (Guy Maddin, 2007)

No quarto de Vanda (Pedro Costa, 2000)

Oh! Uomo (Y. Gianikian y A. Ricci Lucchi, 2004)

Old Joy (Kelly Reichardt, 2006)

Paprika (Satoshi Kon, 2006) (****)

Paranoid Park (Gus van Sant, 2007) (*****)

Le Pont des Arts (Eugène Green, 2004)

Profils paysans (Raymond Depardon, 2001-2008)

Los rubios (Albertina Carri, 2003)

S-21, La Machine de mort khmère rouge (Rithy Panh, 2003)

Sauvage innocence (Philippe Garrel, 2001)

Shara (Naomi Kawase, 2003)

A Short Film About The Indio Nacional (Raya Martin, 2000)

Sobibor, 14 octobre 1943, 16 heures (Claude Lanzmann, 2001)

The Sun (Alexander Sokurov, 2005)

Syndromes and a Century (Apichatpong Weerasethakul, 2006) (*****)

Ten Minutes Older (V.A., 2002)

13 Lakes (James Benning, 2004)

Transe (Teresa Villaverde, 2006)

Trouble Every Day (Claire Denis, 2001) (***)

Une visite au Louvre (D. Huillet y J-M. Straub, 2003)

West of the Tracks (Wang Bing, 2003)

Wide Awake (Alan Berliner, 2006)

The World (Jia Zhang-ke, 2004) (****)

Youth Without Youth (Francis Ford Coppola, 2007) (****)

Un inciso: Resulta extraño que en los casos de Olivier Assayas y Claire Denis, dos invisibles por excelencia, hayan escogido para representarlos unos trabajos que no se encuentran entre lo mejor de su filmografía. Yo me decantaría por “Irma Vep” (1996) y “L’Intrus” (2004) respectivamente.

Share

Paranoid Park

jueves, 15 de mayo de 2008

Podría contar muchas cosas buenas de “Paranoid Park“, lo último de Gus Van Sant, pero para no aburrirles, me voy a centrar en aquello que más me ha llamado la atención: su narrativa basada en la descontextulización.

paranoid-park-skaters.jpg

Una descontextualización que se aprecia en primer lugar en el apartado sonoro. El film está ambientado en el mundillo skater, sin embargo la banda sonora se sustenta en composiciones de Elliot Smith … ¡y Nino Rota!. Además, el audio muchas veces parece contradecir a las imágenes que acompaña.

La descontextualización continúa en lo visual, pues las bellísimas imágenes del film se solapan con la insoportable angustia que acompaña al protagonista (y al espectador) a lo largo del metraje. También aparece la descontextualización temporal: los hechos se nos muestran desordenados en el tiempo, orbitando todos alrededor de un terrible suceso. Un suceso que cambiará para siempre la vida de Alex, el chaval protagonista. Sin embargo los espectadores no podemos detectar al instante cuales escenas ocurren antes o después del terrible momento, extendiendo así el sentimiento de zozobra y desesperación a los segmentos que lo preceden en el tiempo.

paranoid-park.jpg

Todas estas descontextualizaciones se encierran en una: la descontextualización genérica. El film parece un thiller, pero está muy lejos de ser un thriller. El director, mediante estas anomalias narrativas, retuerce los fundamentos del género y se sirve de ellos para mostrarnos lo que realmente le interesa: una intensísima visión de lo que significa ser joven en estos tiempos.

Imprescindible.

Tráiler (aquí en mejor calidad):

Share