Entradas con la etiqueta ‘Oku Hiroya’

Lo Mejor de 2010: Comics

domingo, 9 de enero de 2011

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es]

No pensarían que me olvidaba de los cómics:

Top 10

10. “Batman y Robin”, de Grant Morrison, Frank Quitely y otros
O como convertir el denostado concepto del “dúo dinámico” en algo realmente siniestro y cool.

9. “100%”, de Paul Pope
Pope en su salsa: diseñando futuros plausibles.

8. “Batwoman”, de Greg Rucka y J. H. Williams III
El dibujo ya es razón suficiente para figurar en el top, pero además Rucka ha construido de maravilla al personaje principal, generando así un “spin-off” de la bat-franquicia que supera a las series madre… y siendo coetanea con el material morrisoniano, eso es decir mucho.

7. “Hair Shirt” de Patrick McEown
Perturbador estreno de Pat McEown en la novela gráfica. No es “Ripple”, pero por momentos se le acerca. 

6. ”Rebétiko (la mala hierba)”, de David Prudhomme
Adaptación a cómic de un género musical. Ahí es “na”.

5. “Dungeon Quest”, de Joe Daly
Charles Burns meets Dungeons & Dragons… o así. Inclasificable es decir poco.

4. “Wilson”, de Daniel Clowes
Iconoclasta primera incursión de Clowes en la novela gráfica (¿anti-novela gráfica?), pero ante todo, magnífico el personaje principal. Todos somos Wilson!.

3. “Hervir un Oso”, de Jonathan Millán y Miguel Noguera
No sé si esto es un comic, pero tiene dibujitos mezclados con letras que expresan cosas inexpresables de otra manera… Tiene que ser un cómic, y de los muy buenos.

2. “Planetary” Vol. 2, de Warren Ellis, John Cassaday y Laura Martin
Tardó diez años en gestarse, pero este tomaco es un concentrado de lo mejor que ha dado el cómic de superheroes en la recién terminada década, …en todos los sentidos.

1. “Viaje”, de Yuichi Yokohama 
Captura del movimiento, captura del instante, captura de la percepción, captura de sensaciones… captura del lector. Rompedora obra maestra.

Siguen en su línea excelentísima (fuera del top 10 para no repetirme):
“Los Muertos Vivientes”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard
"Criminal”, de Ed Brubaker y Sean Philips
Gantz”, de Oku Hiroya

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es][2] 

También me gustaron;
”El Invierno del Dibujante”, de Paco Roca
”Castillo de Arena”, de Frederik Peeters y Pierre Oscar Levy
“Velocidad Moderna”, de Blutch
”Pluto”, de Naoki Urasawa
”Alicia en Sunderland”, de Bryan Talbot
Asterios Polyp”, de David Mazzucchelli
”Notas al Pie de Gaza”, de Joe Sacco
”No Hero”, de Warren Ellis y Juan José Ryp
“Arroz Pasado”, de Juanjo Sáez

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es][3] 

Ni se les ocurra gastarse los cuartos en: 
“Dios en Persona”, de Marc-Antoine Mathieu
”Bienvenido a Bobolandia”, de Dupuy & Berberian
La colección “Vertigo Noir” en general 

Joyas de importación (probablemente alguna en el Top 10 de 2011):
”X’ed Out”, de Charles Burns
”Bodyworld”, de Dash Shaw
Grandville”, de Bryan Talbot
”Love and Rockets: New Stories”, de los Bros Hernandez
“Godland”, de Joe Casey y Tom Scioli

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics

Share

Lo Mejor de 2009: Comics

domingo, 3 de enero de 2010

top10

Empezamos el año (feliz idem a todos) continuando con la serie de posts “Lo Mejor de 2009”. Le toca a los cómics. Como candidatos al top 10 incluyo todo lo editado en España durante el pasado año, siempre y cuando se trate de material nunca previamente publicado y que no pertenezca a una serie comenzada en años anteriores , a no ser que vea un importante incremento de calidad de las nuevas entregas. Allá va: 

Top 10

10. “El Experimento”, de Juaco Vizuete
Un perturbador ejercicio de nostalgia desde y hacia el inconsciente.

9. “Incógnito”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Brubaker y Phillips se consolidan como equipo creativo estrella con esta genial visión pulp del mundo de los supervillanos.

8. “No Comment”, de Ivan Brun
Una visión  sin concesiones (y sin palabras) de estos tiempos  hipercapitalistas que estamos sufriendo.

7. “Mi Pequeño”, de Oliver Schrauwen
Schrauwen hace un mashup entre David Lynch y Windsor McCay con sorprendentes (y desasosegantes) resultados.

6. “Catálogo de Novedades ACME”, de Chris Ware
Ware me parece un diseñador gráfico de 10, pero nunca lo soporté como autor de comics… hasta ahora. Este tebeo además de ser una joya como objeto, contiene unas cuantas historias que realmente me han “llegado”.

5. “George Sprott”, de Seth
Seth ha sabido moldear los hallazgos formales de Ware para ofrecer contenidos más accesibles e interesantes.

4. “Génesis”, de Robert Crumb
Puro primitivismo que pone en evidencia el sustrato sobre el que se fundamenta la cultura occidental. Revelador.

3. “Hanzo: El Camino del Asesino”, de Kazuo Koike y Goseki Kojima
Uno de esos tebeos que demuestran que, en cuestión de madurez, el manga está muchos pasos por delante del cómic que se hace en el resto del mundo.

hanzocaminoases01-01g

2. “All Star Superman”,  de Grant Morrison y Frank Quitely
Por fin un tebeo que realmente está a la altura del mito… renovándolo de paso.

allstarsuperman11

1. “La Extraña Historia de la Isla Panorama”, de Suehiro Maruo
Una obra maestra de la sinrazón. Maruo menos explícito y a la vez más terrorífico que nunca.

laextranahistoriadelailapanorama

También me gustaron mucho:
”Pluto”, de Naoki Urasawa
”Hablando del Diablo”, de Beto Hernandez
”El Hijo del Ogro”, de Gregory Mardon
”Dándole Vueltas”, de Frederick Peeters
”Zot!”, de Scott McCloud
“Leon el Terrible”, de Wim T. Schippers y Theo Van Den Boogaard
“El Arte de Volar”, de Antonio Altarriba y Kim
“Mis Problemas con Amenábar”, de Jordi Costa y Darío Adanti

leonelterribledandole vueltasel-arte-de-volar

Sigo disfrutando de las nuevas entregas de:
“Los Muertos Vivientes”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard
“Criminal”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
”Bouncer”, de Alejandro Jodorowsky y François Boucq
”Gantz”, de Oku Hiroya
”Los Mundos de Aldebarán”, de Leo (T2: “Betelgeuse”)

Criminal betelgeuse gantz

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics

Share

Gantz

jueves, 30 de octubre de 2008

gantz

Hace tiempo que quería abordar la lectura de “Gantz” de Oku Hiroya, un manga del que solo conocía vagamente su base argumental: Un grupo de personas “recién muertas” se materializan en una habitación  con una extraña esfera negra en su centro. Dicho artefacto les proporcionará armas y les enviará, quieran o no, a cumplir peligrosas misiones asesinas.

gantz02

Tras leer estos días unos cuantos tomos , llego a la conclusión que la bizarrez de su argumento se extiende con creces al resto de aspectos de este delirante y excesivo manga. Para que se hagan una idea de a que me refiero, ahí van una serie de conceptos que conforman la esencia de esta auténtica ida de olla:

Efecto “Lost”
Un poco injusto llamarlo así pues “Gantz”(2000) es muy anterior a la famosa serie de TV. Para que nos entendamos, me refiero al concepto “grupo heterogeneo de individuos obligados a sobrevivir en una realidad hostil totalmente ajena a su experiecia“.  Realmente el manga toma como fuente de inspiración la película “Cube” (1998), y así lo deja claro uno de los personajes cuando menciona el film mientras está en la habitación. Esta situación crea una atmósfera de desconcierto que deja al lector con unas ganas tremendas de saber qué diablos está pasando.

ganz04

Para reforzar todavía más estas sensaciones, el autor construye esta nueva realidad a base de surrealismo y no-sense: Pese a las seriedad de la situación, Gantz se comunica con sus soldados forzosos de forma infantil a la vez que despectiva. Según la enigmática esfera, los objetivos de las “cacerías” son alienígenas, sin embargo, presentan formas y actitudes totalmente disparatadas difícilmente asociables a un ejercito invasor venido del espacio. Los despistados protagonistas se encuentran con cosas tan raras como robots con forma de un popular cantante japonés que al oprimirles el pecho sacan pájaros gigantes por la boca,  un Buda asesino de 30 metros de altura o dinosaurios capaces de ponerse sobre dos patas y pelear como un ser humano.

Fantasía de poder adolescente
El protagonista de la historia, Kei Kurono es un salidísimo estudiante de instituto, objeto de las burlas de sus compañeros a causa de sus erecciones en momentos inoportunos, y que, para mas inri no se come un rosco. Aunque en un principio se ve superado por su nueva situación al servicio de Gantz, poco a poco le coge el gusto a la cosa: se le da muy bien matar bichos, en el campo de batalla es el puto amo, sus compañeras de batallón se lo rifan, y aplicando la experiencia adquirida en las cacerías, triunfa también en el instituto, dejando KO a cuanto abusón se topa en su camino. ¿Qué adolescente no firmaría por vivir algo así?  Si James Ballard escribiera “shonens” seguro que le saldría algo como esto.

gantz01

(mucho) Sexo y (mucha) Violencia
Si hubiera que elegir un tebeo que represente lo mejor posible el estereotipo de manga/anime cargado de sexo y violencia gratuita, ese sería sin duda “Gantz”. Las batallas resultan en brutales carnicerías, con miembros amputados por doquier y un enfermizo detallismo a la hora de mostrar los desmembramientos y los impactos de los disparos.

gantz06

El autor no se priva en sacar a las protagonistas en pelota picada, y digamos que la elipsis no es un recurso que utilize mucho a la hora “narrar” los coitos. Aunque para sexo gratuito, las pin-ups ataviadas con “equipamiento Gantz” que usa como separadores de capítulos en los tomos del manga.

gantz-pinup01 gantz-pinup02

La máxima sordidez en cuanto a sexo y violencia se da cuando ambos aparecen mezclados: violaciones cada dos por tres, chicas que se revelan como repulsivos demonios multiformes en pleno coito, Kurono concentrándose en las tetas de una de sus compañeras mientras le deshace (literalmente) la cara a uno de los “aliens”… vamos, nada que envidiar a los momentos más hardcore de la obra de David Cronenberg, Charles Burns o Clive Barker.

gantz05

Melting Pot referencial
Desde “Matrix” no he visto ninguna obra que acumule tal cantidad de referencias directas e indirectas hacia otros productos pop. Como en el célebre film, la originalidad del manga no está en los conceptos que utiliza, sino en como se mezclan para configurar algo único. La carga referencial es tan grande que la serie conforma un auténtico mapa del inconsciente colectivo pop japonés, reforzando si cabe el halo onírico presente en cada una de sus viñetas.

gantz_tomb_raider gantz_ring

En resumidas cuentas, por méritos propios “Gantz” se sitúa en lo más alto del pabellón bizarro, con el valor añadido de pertenecer a la esfera mainstream, donde resulta mucho más difícil sacar adelante este tipo de productos. Ya van publicados más de 20 tomos y parece que la cosa tiene cuerda para rato.  Pese a quien pese, ya se ha convertido en un clásico de la desmesura y la “irresponsabilidad artística”.

Share