Entradas con la etiqueta ‘Santiago García’

Lo Mejor de 2014: Comics

Miércoles, 21 de enero de 2015

Top2014 Comics

Top 10 

10 10 Fatale Fatale, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Sampayo & Muñoz, Trillo & Bernet, Zentner & Pellejero… ¡Brubaker & Phillips!. Estos dos han conseguido hacerse un hueco entre las grandes parejas de autores que han abordado “lo negro” en cómic generando un opus irrepetible. Hagan lo que hagan, compro!
 
9 09 Las Meninas Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares  
Igual de fascinante como apasionado retrato de un genio que como lúcido ensayo sobre arte. Si quieres saber quién es Velázquez y sentir lo que es Velázquez, ningún libro te lo va a transmitir con la misma pasión y eficacia que éste.
 
8 09 Aama Aama, de Frederik Peeters  
Este año tocó el capítulo final de Aama y la consiguiente posibilidad de valorar la obra completa. Veredicto: Maravillosa pieza de sci-fi que rinde tributo a lo que se hacía en los 70 a la vez que añade conceptos muy de nuestro presente. Clásico automático.
 
7 07 Out of my brain Out of my brain, de Miguel Ángel Martín 
Crepuscular capítulo final de la vida de este Brian, que los más veteranos hemos visto crecer a lo largo de las décadas, configurando una suerte de reverso oscuro de Boyhood. Un cierre crudo (no podía ser de otra forma) a la vez que emocionante.
 
6 06 Cowboy Henk Cowboy Henk, de Kamagurka y Herr Seele 
No se me ocurre mejor comentario que el de Umberto Eco en la contraportada del tomo: “Cownboy Henk no siempre es bueno, pero cuando es bueno, es MUY bueno”. La edición de Autsaider, sublime.
 
5 05 La Técnica del Perineo La Técnica del Perineo, de Ruppert & Mulot 
Ruppert & Mulot abordan el tema del “cibersexo”, de un modo audaz, libre de prejuicios, y, sobre todo, utilizando a tope los recursos narrativos del cómic.
 
4 04 TLOEG. Dossier negro L.O.E.G.: Dossier Negro, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Moore y O’Neill llevan al límite su juego metalingüístico y ultrarreferencial. Un titánico homenaje a la cultura popular que, precisamente por su peculiar naturaleza, hemos tardado 7 años en ver editado en español. Indispensable para todo aquel que ame la cultura de masas transmitida por papel impreso.
 
3 sobrecubierta_black_paradox.indd Black Paradox y Gyo, de Junji Ito
Como Maruo, como Hino, como Kago, Ito es uno de los muy grandes del manga. Insólitaamente, desde 2007 hasta 2014 no se editó nada de este autor en España. El misterioso veto ha terminado. Como era de esperar, Black Paradox y Gyo remueven lo consciente y lo inconsciente a nivel profundo. Quiero más…
 
2 02 Arsène Schrauwen Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen 
Schrauwen, como Ware, mira al pasado del medio tebeístico para proyectarse a un futuro inabarcable y lleno de posibilidades. Con esta obra ha ido más lejos que con ninguna otra. Aún no sabemos a dónde puede llegar, dónde está su cima, pero se intuye alta. Muy alta.
 
1 650_RH28160.jpg Fabricar Historias, de Chris Ware 
Permítanme no ser demasiado original con mi número 1, pero este año no había otra opción. Fabricar Historias es un compendio de la grandeza de Chris Ware y uno de los artefactos culturales más importantes de los últimos años  en cualquier medio de expresión. Punto.
 

También me gustaron:
¡Universo!, de Albert Monteys
Battling Boy
, de Paul Pope
El Bus, de Paul Kirchner
El Momento de Aurora West, de Paul Pope, J. Petty y David Rubín
La Blogesfera, de Bastien Vivés
Gantz, de Oku Hiroya Works.
Hechizo Total, de Simon Hanselman 
Manhattan Projects, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra
Mitos del Pop, de Miguel Ángel Martín
Mowgli en el Espejo, de Olivier Schrauwen 
Murderabilia, de Álvaro Ortiz
Nemo. Corazón de Hielo, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Orgullo y Satisfacción, de varios autores 
The Private Eye, de Brian K. Vaughan y Marcos Martín 
Prophet, de Brandon Graham y varios dibujantes
Tiempo de Canicas, de Beto Hernandez 
Tyler Cross, de Fabien Nury y Bruno

Asignaturas pendientes (no doy abasto y me han quedado en el tintero, muy a mi pesar)  
Aquel Verano, de Mariko y Jillian Tamaki
Caballero Luna, de Warren Ellis y Declan Shalvey
L’Amour, de Joann Sfar
Silver Surfer, de Dan Slott y Mike Allred
Yo, Asesino, de Antonio Altarriba y Keko

Material de importación interesante: 
Ant Colony, de Michael Deforge
Cosplayers, de Dash Shaw
Doctors, de Dash Shaw
Forming vol. 2, de Jesse Moiniham
Jupiter’s Legacy, de Mark Millar y Frank Quitely
Love and Rockets. New Stories, de Jaime y Beto Hernandez 
Multiversity, de Grant Morrison y varios dibujantes
Outcast
, de Robert Kirkman y Paul Azaceta 
Shaolin Cowboy, de Geof Darrow 
Sugar Skull, de Charles Burns
Transformers vs. G.I.Joe, de Tom Scioli y John Barber

Menciones especiales/notas/reflexiones:

¿Resurgimiento del tebeo infantil/juvenil? El éxito y buen hacer en los tebeos de Hora de Aventuras y los del universo Battling Boy (con nuestro David Rubín implicado) da ciertas esperanzas de regeneración en esa franja demográfica casi totalmente abandonada en ciertos mercados. Ojalá el año que viene se multipliquen iniciativas de calidad como éstas en un sector crucial para la futura supervivencia del cómic como medio no-marginal. 

Lo digital eclosiona en España: La pegada de The Private Eye y ¡Universo! junto con esa pequeña revolución que está siendo Orgullo y Satisfacción demuestran que, más allá de debates fetichistas sobre formatos, el cómic digital es un medio de distribución viable, que produce ingresos para los autores y que da salida a materiales que, tal y como están los mundos, tendrían pocas opciones de existir y (sobre todo) ser rentables en papel. Bien por ello.

Frank Quitely, eres la hostia: Las dosis de Jupiter’s Legacy son un festín, pero lo de Pax Americana con Morrison fue droga dura. Ante la idea de poner tanto esmero creativo, de destilar tanta vanguardia en un one-shot editado en grapa por una editorial mainstream de bochornoso presente, solo puedo aplaudirle con fuerza. En Quitely hay una pasión por lo suyo que ya querrían para sí muchos que se mueven en contextos supuestamente más “elevados”.

Transformers vs. G.I.Joe: Tengo un post a medio escribir sobre este tebeo, pero como me da la impresión de que va a quedarse en el cajón, decir que me fascina tanto desde mi posición de fanboy veterano de ambas franquicias como por su condición de ida de olla experimental. Lo nostálgico, así sí.

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics
Lo Mejor de 2010: Comics
Lo Mejor de 2011: Comics
Lo Mejor de 2012: Comics
Lo Mejor de 2013: Comics

Lo Mejor de 2013: Comics

Miércoles, 15 de enero de 2014

Lo Mejor de 2013 - Cómics (intramuros.es)

Top 10 

10 Los Surcos del Azar Los Surcos del Azar, de Paco Roca
Lo admito, no puedo evitar los prejuicios hacia este tipo de material (muy cansino el tema para mí ya…). Sin embargo, me rindo ante lo que el señor Roca ha desplegado en estas monumentales trescientas y pico páginas.
 
9 Beowulf Beowulf, de Santiago García y David Rubín
Vanguardia y primitivismo se unen en una novela gráfica que muerde y salpica. Enorme en todos los sentidos, y más pensando en que sus autores la sacaron adelante en 8 meses escasos.
 
8 grandes-preguntas Grandes Preguntas, de Anders Nilsen  
Siguiendo con obras monumentales, ésta se lleva la palma de entre las editadas en 2013: 15 años de trabajo para producir 600 páginas de pura exquisitez. Enormemente lírica a la vez que didáctica. Rara avis.
 
7 la_hermandad_de_historietistas_del_gran_norte La Hermandad de Historietistas del Gran Norte, de Seth
Nuestro “atrapado en el tiempo” favorito expande el particular (y atrapado en el tiempo) universo comiquero que ya nos había mostrado en Wimbledon Green. Esta vez desde el ángulo de los autores y sus tebeos. Resultados igualmente excelentes.
 
6 Fraction Fraction, de Shintaro Kago
Tras el aluvión de (magistrales) historias cortas editadas por EDT el año pasado, en Fraction tocó ver como se desenvolvía el señor Kago en formato extenso: muy bien. Metalingüismo extremo en todos los sentidos del término.
 
5 La Gran Odalisca La Gran Odalisca, de Bastien Vivès, Ruppert & Mulot 
Otro maravilloso ejercicio de libertad creativa absoluta que solo podría existir en forma de tebeo. El blockbuster que el cine nunca te podrá ofrecer.
 
4 Mox Nox Mox Nox, de Joan Cornellà
Ultraviolencia en tonos pastel. Rostros sonrientes de mirada perdida. Historias mudas que lo dicen todo… Instalándose en la paradoja, Joan Cornellà ha obtenido pura verdad.
 
3 El Rayo Mortal El Rayo Mortal, de Daniel Clowes
La “ineditísima” de Clowes por fin ha entrado en el panorama editorial español. Hemos tenido que esperar casi una década, pero ha valido la pena. Posiblemente, la obra más redonda de éste superdotado autor.
 
2 La Colmena La Colmena, de Charles Burns
Tóxico solo era el principio. Esta segunda parte de la historia va todavía más lejos en todo, abriendo nuevos frentes de extrañeza y metalenguaje. Se está cociendo algo muy grande. Se está cociendo la obra magna de Charles Buns. Sugar Skull, te esperamos con sumo fervor.
 
1 Fran Fran, de Jim Woodring
Frank se merecía un final a la altura de su leyenda, y así fue. Woodring encierra al personaje en una  demoledora cinta de Möbius narrativa que deja al lector igualmente atrapado. Broche de oro para una obra realmente única.
 

También me gustaron:
Aama vol.3, de Frederik Peeters
El Amor, de Bastien Vivés
Crisis de Ansiedad, de Juanjo Sáez
Cuaderno de Masacres, de Shintaro Kago*
La Cuerda del Laúd, de Jim Woodring*
Doctor, Doctor, de Molg H.
Fatale, de Ed Brubaker y Sean Phillips 
Grandville, de Bryan Talbot
I am a hero, de Kengo Hanazawa
Manhattan Projects, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra 
El  Nao de Brown, de Glyn Dillon
¡No os indignéis tanto!, de Manel Fontdevila
Pudridero 2, de Johnny Ryan
Prophet, de Brandon Graham y varios dibujantes
White Cube, de Brecht Vandenbroucke
*No están en el top 10 para evitar repeticiones, aunque deberían.

Asignaturas pendientes (no doy abasto y me han quedado en el tintero, muy a mi pesar)
Atajos, de Martí
Daredevil, de Mark Waid, Paolo Rivera y Chris Samnee
El Libro de los Insectos Humanos, de Osamu Tezuka
Papel Estrujado, de Nadar


Material de importación interesante: 
Battling Boy, de Paul Pope
East of West, de Jonathan Hickman y Nick Dragotta
Jupiter’s Legacy, de Mark Millar y Frank Quitely
Mere, de C.F.
New School, de Dash Shaw
Nobrow 8, de VV.AA.
Pretty Deadly, de Kelly Sue Deconnick y Emma Ríos

Menciones especiales/notas/reflexiones:

Comics y crisis: ¡No os indignéis tanto! y Crisis de Ansiedad, dos maneras muy diferentes pero igualmente interesantes del abordar EL TEMA.

Image lo sigue petando: East of West, Jupiter’s Legacy, Pretty Deadly, Sex Críminals… parece que los hits no se le acabaron tras la excelente cosecha de la pasada temporada. Buenos cómics de gran variedad temática, a ver si otras editoriales mainstream aprenden.

Picturebox, we’ll miss you: Siempre es una pena que desaparezca una editorial, pero si es como ésta, con vocación vanguardista, que arriesgó con autores de primera que a lo mejor nunca conoceríamos sin su mediación, su cierre duele todavía más.

Comic “mudo” e Internet: Si le añades a ecuación un autor de talento, combinación ganadora. Que se lo digan a Joan Cornellà y Brecht Vandenbroucke. Chicos, seguid colgando vuestro material en la red; por mi parte, always reblog!

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics
Lo Mejor de 2010: Comics
Lo Mejor de 2011: Comics
Lo Mejor de 2012: Comics

Beowulf

Lunes, 2 de diciembre de 2013

beowulf

Se intuye desde la portada. La esperadísima adaptación de Beowulf, obra de Santiago García y David Rubín, es una novela gráfica en la que impera la dualidad: Beowulf/Grendel, García/Rubín, literatura/cómic, antigüedad/modernidad… Para explicar mejor esa naturaleza dual, recurriré a otros dos tebeos que me vinieron a la cabeza mientras leía el que nos ocupa.

El primero, la adaptación del Génesis bíblico por parte de Robert Crumb. Allí se nos presentaba una pieza de proto-literatura trasladada a otro medio de expresión, pero absolutamente libre de variaciones que la pudieran aproximar al modo de pensar actual. Ese primitivismo literario e ideológico como núcleo de un artefacto cultural moderno  produce un intenso shock en el lector, un shock altamente revelador. La adaptación de Beowulf  de García/Rubín no llega a tales extremos de literalidad respecto a la fuente, pero se mantiene muy fiel a la misma, evitando añadidos revisionistas que la pongan más en contacto con el presente. Ojo, no pretendo ir aquí de experto en literatura inglesa antigua, sobra decir que no he leído el poema original ni tengo capacidad para ello. Simplemente infiero esta naturaleza “primitivista” de la lectura de la obra y su comparación con otras adaptaciones más dadas al revisionismo como la también excelente película de Robert Zemeckis. En todo caso ese shock cultural está ahí, como en el Génesis de Crumb.

La segunda obra relacionada sería We3, de Grant Morrison y Frank Quitely. Se trata de un tebeo altamente experimental en su narrativa, que viene cargado de conceptos que invitan a la reflexión, pero estas ideas se articulan, sobre todo, a través de impresionantes secuencias de acción excelentemente narradas y coregrafiadas. En ese tebeo, además, los protagonistas son animales, y los autores ponen especial empeño en que el lector experimente la historia desde su punto de vista. Ni que decir tiene que las escenas de acción en Beowulf son largas y espectaculares; era de esperar visto lo visto en El Héroe. Pero a diferencia de la anterior obra de Rubín, ahora todo es  estética y narrativamente más concentrado, poniendo  énfasis en un pequeño número de elementos que quedan perfectamente (y cuando hace falta, espectacularmente) definidos: recreación de ambientes desnudos de lo no esencial,  la idiosincrasia psico-física de Grendel y demás monstruos en contraposición a la de Beowulf, la visceralidad de las batallas…

A parte de todo esto, el tebeo hace gala de recursos narrativos avanzados que fluyen con naturalidad, que multiplican la densidad informativa sin resultar engorrosos. A nivel plástico la cosa tampoco se queda corta: en ocasiones las planchas toman apariencia de pinturas abstractas “neocárnicas”, fusionando las sensibilidades de Jackson Pollock o Francis Bacon con los aquelarres de carne imaginados por Clive Barker, H. R. Giger o David Cronenberg.

En conclusión, de entre todas las dualidades presentes en este Beowulf, la más relevante es su fusión de literatura primitiva y cómic de vanguardia. Lograr que el cruce de ambos universos funcione bien no está al alcance de cualquiera, pero este par de “figuras” lo han conseguido con nota.

Postermanía (XXI): Prophet #29 release party and art exhibit

Domingo, 23 de septiembre de 2012

Quién iba a imaginar que casi 20 años después de su nacimiento, una cabecera como “Prophet”, salida de la factoría Extreme Studios (de donde vino esto, por ejemplo) iba a estar gestionada creativamente por un autor tan cool como Brandon Graham, y que el lanzamiento de su número 29, dibujado por Farel Dalrympe, propiciaría una fiesta/exposición de originales en una librería especializada gafapasta como Floating World Comics. Los caminos de Rob! son inescrutables. Pueden ver el poster del evento a mayor tamaño haciendo click sobre la imagen de abajo. Si quieren saber más sobre el nuevo Prophet, no dejen de leer este post del maestro Santiago García.

Prophet #29 release party and art exhibit

Banda sonora del post: Porter Ricks – “Biokinetics 2”