Top30 (XI): Trilogía Nikopol

Trilogía nikopol

La última fila del aula de Dibujo del Instituto de Bacharelato de Melide tenía un valor añadido a su posición estratégica fuera del campo visual del profe: Justo detrás estaba situada una estantería llena de álbumes de cómic de la colección “Cimoc Extra Color”. Había un poco de todo, pero sin duda los más solicitados eran aquellos en los que aparecían féminas esculturales ligeritas de ropa.

Sin embargo, se daba el caso de que, precisamente el tebeo con mayor proporción de desnudos, era dejado de lado sistemáticamente por la chavalada. En él, una mujer de aspecto venenoso, de piel blanca y pelo azul tenía sucesivos encuentros sexuales con señores a los que luego mataba, sin tener ella misma muy claro el porqué. Todo ello en un mundo futuro lúgubre y decadente, lleno de suciedad, contaminación, bombas y apariciones fantasmales. Se trataba de  “La Mujer Trampa”, segunda parte de la “Trilogía Nikopol”, obra del yugoslavo afincado en Francia Enki Bilal,  que no mucho después se convertiría en uno de mis tebeos de cabecera.

tn00

La primera parte “La Feria de los Inmortales” (1980) supuso la puesta de largo de Bilal como autor completo, tras sus fructíferas colaboraciones con Pierre Christin. Allí desplegó una delirante trama de ciencia ficción, en la que una pirámide voladora llena de dioses egipcios se detenía sobre un Paris de 2023 doblegado por un régimen fascista. Mientras Anubis demanda al gobierno una ingente cantidad de combustible para continuar su viaje, Horus, el dios rebelde escapa de su encierro para mezclarse con los humanos. Allí se encuentra con Alcide Nikopol un preso condenado a la criogenización recién despertado tras 20 años de letargo. Horus se apropia del cuerpo de Nikopol y juntos (a disgusto del segundo), exploran un mundo que les es ajeno, a la vez que huyen de sus perseguidores.

Como les decía, delirante, pero ese contexto surrealista le funciona de maravilla al autor para desarrollar un discurso acerca del estado del mundo centrado en cuatro aspectos a los que recurrirá obsesivamente en sus siguientes obras: control, estado, religión y memoria.

tn02

Precisamente la memoria será el tema predominante de “La Mujer Trampa” (1986). Su protagonista, la periodista Jill Bioskop se ve condenada a revivir una y otra vez sus miserias, precisamente por su falta de valor a la hora de conservar sus recuerdos, eliminados con la ayuda de un extraño y destructivo fármaco. Esta situación cambia cuando su camino se cruza con el binomio Nikopol/Horus, formando uno los bizarre love triangles más célebres de la historia del cómic.

tn03

En la última entrega, “Frio Ecuador” (1992), el autor da sentencia final a los destinos de todos los personajes de paso que ofrece sus impresiones acerca del nuevo estado del mundo (post Muro de Berlin), en el que las ideologías y creencias religiosas son sustituidas por los mass media y la cultura del espectáculo como fuerzas motrices del modo de pensar del hombre contemporáneo.

tn04

Aunque las historias tienen su enjundia, el verdadero punto fuerte de estas obras es el magnífico dibujo de Bilal, capaz de introducir al lector en universos que son un reflejo del estado mental de este nuestro mundo “real”. Hace unos cuatro años, el propio Bilal se encargo de realizar la adaptación cinematográfica de la trilogía de título “Immortel (Ad Vitam)”, con resultados bastante discretos (siendo benévolos), demostrando la importancia del dibujo a la hora de dar “verosimilitud” a semejantes argumentos.

El tiempo pasa y los gustos evolucionan, pero estos tebeos me siguen pareciendo tan interesantes como hace 15 años.

Anteriormente en Top30:
Intro (qué es Top30)
Ulises 31
Los 4 Fantásticos
Secret Wars
Transformers
Batman y los Outsiders
Batmanía
Dragon Ball
Darkseed
Parque Jurásico
John Byrne’s Next Men

Share

Etiquetas: , , ,

3 comentarios a “Top30 (XI): Trilogía Nikopol”

  1. ekis1331 dice:

    Interesantísimo.
    Pois a peli non sei que tal estará, pero a estética é impresionante.

  2. Miguel dice:

    La película no está mal, pero el comic es de los buenos.

  3. David David dice:

    La peli resulta demasiado ambiciosa para el presupuesto con el que se ha desarrollado.

    Para mi, la mejor reproducción de la “estética Bilal” en cine ha sido, sin lugar a dudas “12 Monos”.

Deja un comentario