Entradas con la etiqueta ‘Vincere’

Lo Mejor de 2010: Cine

miércoles, 29 de diciembre de 2010

cine

Ya saben de que va esto. Solo indicar que en top 10 entran únicamente las películas estrenadas comercialmente en España a lo largo del año (en salas o DVD).

Top 10

10. El Escritor (Roman Polanski, 2010)
Polanski demostrando que de una historia totalmente convencional y betselleriana se puede sacar oro cinematográfico.

9. Canino (Giorgos Lanthimos, 2009)
Una exquista retrobizarrada.

8. Teniente Corrupto (Werner Herzog, 2009)
Herzog vuele al cine de ficción en mejor forma imposible, y de paso recupera al hundidísmo Nicholas Cage, que borda un papel a la medida de su histrionismo.

7. Two Lovers (James Gray, 2008)
Cine  del que  ya no se hace, pero como nunca se hizo. Gray crea auténticos clásicos modernos. Aprende, Eastwood. 

6. La Red Social (David Fincher, 2010)
La realidad contemporánea explicada a través de un mito contemporáneo.

5. Vincere (Marco Bellocchio, 2009)
Arrebatadora fábula futurista.

4. Uncle Boonme Who Can Recall his Past Lives (Apichatpong Weerasethakul, 2010)
Weerasethakul en su línea de ultra-excelencia a la que ya nos tiene acostumbrados. Me alegré enormemente de que se alzara con la Palma de Oro en Cannes. Por una vez se hizo justicia.

3. Fantástico Sr. Fox (Wes Anderson, 2010)
Increíble como mediante una tecnología tan arcaica como el stop-motion han conseguido dotar de expresividad y sensibilidad netamente humanas a estos animales.

FantasticMrFox_still_10

2. Love Exposure (Sion Sono, 2008)
Cuatro horas y media. Catolicismo, sectas, alienación, suicidio, lesbianismo, travestismo, voyeurismo, priapismo, fotos de bragas, katanas, artes marciales, Jesucristo, Curt Kobain. La historia de amor definitiva, punto.

Love Exposure

1. Un Profeta (Jacques Audiard, 2009) 
Me repito, pero no puedo evitarlo: Las mejores obras de arte son aquellas en la que los personajes se convierten en personas. La poderosa alquimia cinematográfica de Jacques Audiard lo ha conseguido para este película. Imprescindible.

Un Profeta

También me gustaron mucho:
Toy Story 3 (Lee Unkrich, 2010)
Inception (Christopher Nolan, 2010)
Splice (Vicenzo Natali, 2010)
El Americano (Anton Corbijn, 2010)
En Tierra Hostil (Kathryn Bigelow,2008)
Scott Pilgrim Contra el Mundo (Edgar Wright, 2010)
Gru, Mi Villano Favorito (Pierre Coffin y Chris Renaud, 2010)
Machete (Robert Rodriguez, 2010)
Un Tipo Serio (Hnos. Coen, 2010)

Decepciones:
La Cinta Blanca (Michael Haneke, 2009)
Adele y el Misterio de la Momia (Luc Besson, 2010)
Air Doll (Hirokazu Kore-eda, 2009)

Perlas “invisibles” (aún sin estreno comercial en España):
Carlos (Olivier Assayas, 2010)
I Wish, I Knew (Jia Zhang Ke, 2010)
Dream Home (Ho-Cheung Pang, 2010)
The Killer Inside Me (Michael Winterbottom, 2010)
Kinatay (Brillante Mendoza, 2009)
Enter the Void (Gaspar Noé, 2009)
My Son, My Son, What Have Ye Done (Werner Herzog, 2009)
Nymph (Pen-Ek Ratanuarang, 2009)
Symbol (Hitoshi Matsumoto, 2009)
Harry Brown (Daniel Barber, 2009)
At the End of Daybreak (Yuhang Ho, 2009)
Fish Story (Yosihiro Nakamura, 2009)
24 City (Jia Zhang Ke, 2008)

Quiero ver en 2011:
The Tree of Life (Terrence Malick, 2011)
A Dangerous Method (David Cronenberg, 2011)
The Girl with the Dragon Tatoo (David Fincher, 2011)
Citizen Jane (Robert Rodriguez, 2011)
La Piel que Habito (Pedro Almodóvar, 2011)
True Grit (Hnos Coen, 2010)
Somewhere (Sofia Coppola, 2010)
13 Assassins (Takashi Miike, 2010)
HaHaHa (Hong Sang–soo, 2010)
Aurora (Cristi Puiu, 2010) 
Tuesday, After Christmas (Radu Muntean, 2010) 
I’m Still Here (Casey Affleck, 2010)

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Cine
Lo Mejor de 2007: Cine
Lo Mejor de 2008: Cine
Lo Mejor de 2009: Cine

Share

Futurisme,¡Ora!

viernes, 3 de septiembre de 2010

¡Huir hacia adelante, sin mirar atras!. Esta frase, así con sus signos de exclamación es la que para mí mejor define el movimiento de vanguardia  de principios de siglo (XX) conocido como Futurismo.

Lampada ad arco (1909) - Giacomo Balla

Surgido en Italia, y evolucionando con no poca afinidad con el fascismo, sus valores filosóficos (“¡Viva la guerra!”,”¡Fuego a las bibliotecas!”…) no son muy apreciados que digamos, pero hay que admitir que, en muchos aspectos, el mundo  se ha vuelto extremadamente futurista por pura inercia… El caso es que recientemente me he encontrado con dos excelentes obras fuertemente vinculadas a esta corriente artística, aunque cada una a su manera.

La primera y más evidente es la película “Vincere” de Marco Bellocchio. Digo evidente porque Mussolini es uno de sus protagonistas y tanto los futuristas como sus consignas aparecen en ella de manera explícita. El director se sirve del dramatismo exagerado, la música enfática y una narrativa “urgente” para contarnos la historia de Ida Dalser, amante y colaboradora del dictador cuando éste no era más que un periodista con ansias “revolucionarias”. Una vez ascendido al poder, Mussolini abandona a Ida y al hijo de ambos, que no reconocerá. El meollo de “Vincere” está en la lucha de Ida por conseguir ese reconocimiento, a costa de su libertad y la mismísima cordura. Un periplo emocionante a la vez que terrorífico y perturbador, en el que no cabe la razón, solo tirar hacia adelante pase lo que pase sin pensar en las consecuencias.

Yuichi Yokoyama - Viaje

Por su parte, el manga “Viaje” de Yuichi Yokoyama también tiene su punto futurista, tanto por su rupturismo gráfico y narrativo como por su temática. “Viaje” cuenta eso, un viaje de tres individuos en tren, sin diálogos, sin argumento, pero con una obsesión clara por parte del autor: capturar la sensación de movimiento, de tránsito, de velocidad. Su idiosincrasia no podría estar mejor explicada que en el manifiesto futurista de Marinetti: “…un automóvil rugiente, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia”.

Yuichi Yokoyama - Viaje (2)

Yokoyama se las arregla para replicar con su abstracto trazo esos momentos únicos del viaje en tren: El sol entrando por las ventanillas en cambiante dirección e intensidad, las gotas de lluvia deslizándose sobre los cristales, los edificios pasando a toda velocidad, paisajes grandiosos que se descubren tras una curva o al salir de un túnel… una experiencia embriagadora… y muy futurista.

Share