Entradas con la etiqueta ‘Thomas Ott’

De compras por Berlín

viernes, 15 de abril de 2011

Berlín

Momento ya clásico en este blog de dejar testimonio de las salidas de shopping en lugares que se prestan mucho a ello. Esta vez le toca a Berlín. Espero que sirva como guía a la gente “de mi palo” si se anima a darse un voltio por esos lares.

Saturn prepaid-glasspane-surfstick-bild
Para no preocuparse por cuestiones de conectividad, recomiendo a todo viajero que se pase por cualquier gran superficie  tipo Media Markt y se agencie un modem 3G USB prepago. Suelen incluir alguna promoción de bienvenida suficiente para cubrir las vacaciones. En mi caso pillé por 15€ en Saturn un stick de la operadora 02 que incluía 5 días de conexión sin tope de tráfico y con una velocidad real de 7,2 Mbps. Cada día tenía que introducir un código para navegar gratis, pero los cinco me llegaron para la semana entera porque cuando le daba por ahí al cacharro, te proporcionaba acceso a internet sin usar clave. Parece que el libertinaje berlinés se contagia hasta a sus aparatos electrónicos.

Grober Unfug
Esta librería especializada en comics me quedaba a un paso del hotel. Aproveché la tesitura para hacer acopio de material sin tener que cargar con ello en los maratonianos recorridos que nos hicimos. El alto nivel de inglés de los alemanes hace posible que casi nada en ese idioma se traduzca, poniéndose directamente a la venta las ediciones originales… mejor para mí. Allí me hice con los dos volúmenes del “The Acme Novelty Date Book”, excelsos facsímiles de los cuadernos de notas de Chris Ware en los que se demuestra lo buen dibujante realista que también es. Caí en la tentación con otro lujo wareano, la carpeta de láminas-comic recopilando algunos de sus trabajos para el New Yorker.

Chris Ware - Acme Novelty Date Book

En una esquina de la librería me encontré con la obra completa de Johnny Ryan. Me llevé lo que me faltaba de este irreverente autor: “The Comic Book Holocaust” y “New Character Parade”, dos auténticas becerradas.

The Comic Book Holocaust New Character Parade

 

Modern Graphics
Otra de comics, situada en el corazón del Kreuzberg. Un local ni pequeño ni grande, pero cargadísimo de material. Encontré ofertas espectaculares entre las que destacaría el enorme (en todos los sentidos) “Breakdowns” de Spiegelman por 10 euros. También pillé de saldo el primer volumen de “The Mask” y el “Mighty Love” de Chaykin.

Art Spiegelman - Breakdowns mg

Ya a precio de portada, cayeron en mis garras “Tales of Error”, de lo poco que me faltaba de Thomas Ott (edición en formato álbum además) y “New Engineering” de Yuichi Yokoyama. Este último tenía una esquina de la portada un poco chafada (nada serio); por ello, y sin queja previa por mi parte, el vendedor me rebajó dos euros. Todo un detalle.  

NewEngineering Tales of Error

Space Hall
Posiblemente la mejor tienda de música electrónica del mundo. Está compuesta por dos locales en la misma calle, uno para CDs y otro (enorme) para vinilos, donde tenían un buen montón de cabinas con platos para escuchar los LPs. Pese a no disponer de tocadiscos, las grandes fundas de los vinilos me hipnotizaron y me hice con un par de ellos, el mítico “Come to Daddy” de Aphex Twin y el “Rhythm” de Frank Bretchneider. Ahora tendré que comprar el aparato para escucharlos.

Space Hall

En CD me agencié “Test Pattern” de Ryoji Ikeda y “Mimikry” de anbb, mejores discos de 2008 y 2010 respectivamente según este blog; ambos del sello alemán Raster-Noton. También cayó el lujosamente empaquetado recopilatorio “Fünf”, que celebra los cinco años de vida del sello Ostgut-Ton, con tracks grabadas en el famoso club Berghain.

image anbb - Mimikry

Hard Wax
Otra gran tienda de vinilos dedicada exclusivamente a la electrónica y muy orientada hacia el mundo del clubbing. Me fui de allí de vacío, pero dejo referencia de ella porque creo que vale la pena visitarla: en el fondo de un callejón sin salida, flanqueada por un taller de motos y otro de bicicletas y ubicada en el tercer piso de un edificio destartalado lleno de pintadas por las escaleras. La tienda en sí, supercool, con cabinas para escuchar vinilos y sillones estilo Bauhaus roídos. Estaba todo muy silencioso y vacío, por ello no me atreví a hacer fotos del interior.

Hardwax

Flohmarkt am Arkonaplatz
Está visto que las actividades más extendidas en Berlín para los domingos son irse de picnic y/o de compras a alguno de los mercadillos (o flohmarkts) que abren ese día de la semana por toda la ciudad. En el de Arkonaplatz me encontré con un puesto donde se vendían comic-books americanos de todas las épocas a precios de ganga: un paquete con 10 “Fantastic Four”, todos de la era Byrne, 5 eurillos. Ejemplares de “Demon” o “New Gods” de Kirby a 6€, bizarradas DCeras de la edad de plata a 2€ la unidad… El vendedor superamable, según iba yo seleccionando los tebeos, me iba haciendo rebaja por cantidad… el tío regateaba él solo!

Arkonaplatz 

Flohmarkt am Mauerpark
De los tres flohmarkts que visité éste era el más extenso. Merece la pena ir solo por experimentar la vidilla del macro-picnic adyacente, plagado de artistas y graffiteros haciendo de las suyas. Encontré un puesto que parecía hecho a mi medida: tenía comics, libros de ilustración y vinilos de electrónica y Krautrock. No cargué demasiado, solo llevé un libro de ilustraciones de Yoshitaka Amano dedicado íntegramente a ”Comando-G“ y un maxi de Mika Vainio. También allí se dio el extraño caso del autorregateo.

100_6635

Esto es todo, a grandes rasgos. Como turista y como consumidor compulsivo de cultura pop, les recomiendo Berlín encarecidamente.

Share

Balada Triste de Trompeta

miércoles, 5 de enero de 2011

Hace dos años daba a Álex de la Iglesia por perdido: Mainstreamizado a tope con la anodina “Los Crímenes de Oxford”, estrenando en televisión una serie con tan poca gracia como “Plutón B.R.B. Nero”, y rubricando su supuesto adocenamiento convertido en presidente de la Academia de Cine… ¡Que equivocado estaba!

1292887208511_f

Porque “Balada Triste de Trompeta” no solo hace olvidar sus recientes traspiés creativos, sino que se trata de la obra más arriesgada y radical del director vasco. Como Suehiro Maruo, como Thomas Ott, como David Lynch en sus momentos más tétricos… de la Iglesia consigue destilar pura pesadilla, pero además lo hace tomando como base  lo peor del inconsciente colectivo “patrio”: guerra y posguerra, la sensación de derrota, circos en decadencia, payasos tristes, calles sucias y oscuras, bosques tétricos llenos de alimañas, cacerías, imaginería religiosa,  el Valle de los Caídos… todo se presenta en pantalla, reactivando en mayor o menor medida recuerdos insertados en el fondo de nuestras mentes, bien sea por que lo hemos vivido, porque nos lo han contado o simplemente porque el legado de aquellos tiempos sigue vivo, propagándose en los albores del siglo XXI.

Balada_triste_trompeta

Hay quien critica a la película por las incoherencia del guión, por la falta de estructura, y yo digo: ¿Desde cuándo las pesadillas tienen estructura narrativa?. Haganme caso: “Balada Triste de Trompeta” marca un hito en la historia del cine español, y se convertirá en un cult classic a nivel planetario. Quien no acuda a verla antes de que la quiten de cartel, no podrá decir que “estuvo allí cuando ocurrió”.

P.D.: Ni que decir tiene que, de haberla visto antes, ahora estaría colocada en un buen puesto de mi Top 10 de 2010. Ahora ya está todo montado y no voy a ponerme a hacer cambios… Pero que conste.

Share

Top30 (XVI): Brut Comix

jueves, 19 de noviembre de 2009

Brut Comix

En estos tiempos de “Novela Gráfica” resulta paradójico pensar que a mediados de los noventa la grapa fuese considerada como la gran esperanza del tebeo en España. Eran tiempos de crisis para la historieta (¿cuándo no?), y en las editoriales pensaron que el formato comic-book (cuadernillo) , más allá de dar soporte a  aventuras de superhéroes, podía servir para dar salida a otro tipo de material más exótico de manera económica a la vez que rentable. Editoriales grandes y pequeñas recurrieron a este modelo para dar a conocer nuevos talentos patrios (muchos de ellos se ganan ahora la vida en los mercados americano y francobelga), reeditar obras de calidad difíciles de conseguir en sus ediciones originales o arriesgar con material extranjero poco conocido por estos lares.

Mr Brain #5    El Baile del Vampiro #2

En este panorama destacó sobre las demás iniciativas el mítico sello “Brut Comix” de la editorial La Cúpula. Esta colección de tebeos de grapa en blanco y negro y con tapas de cartón predicó la “filosofía underground” cultivada por la revista “El Víbora” desde hacía ya varios lustros. Por un lado sirvió para sacar nuevo  material de autores americanos conocidos aquí gracias a la revista como los Bros. Hernandez (“Locas”, “Rio Veneno”), Charles Burns (“Big Baby”, “Burn Again”, “Black Hole”) o Robert Crumb (“Art & Beauty”) pero también para promocionar nuevos valores transatlánticos como Daniel Clowes, con su impactante “Como un guante de seda forjado en hierro”, Peter Bagge (“Mundo Idiota”) o Chester Brown (“El Playboy”).

burn again    Como un guante de seda forjado en hierro #3

Como no, en el sello tampoco faltaron autores patrios. Lo más destacado en ese aspecto quizá fuese “Brian the Brain” de Miguel Ángel Martín, donde suavizó (un poco) su (extremísimo) discurso para contarnos las andanzas de un niño mutante en un futuro que visto ahora es casi ya presente. Tampoco estuvo mal el hiper-angustioso “El Resentido” de Juaco Vizuete, un autor que por desgracia no se prodigó demasiado posteriormente.

Brian The Brain #1   El Resentido #1

Otro gran aporte de los Bruts fue el traer material europeo externo al “Universo Album Francobelga”. Impactado quedé con las escalofriantes  historias mudas del suizo Thomas Ott o con los pasajes de la América bizarra narrados por Mezzo y Pirus.

Hellville   killers

En lo que a mi respecta, descubrí a la mayoría de autores comentados en este post gracias a estos baratos cuadernillos, una compra obligada en cada visita a la librería especializada. Ni que decir tiene que mi cultura tebeística aumentó enormemente con estas lecturas.

Anteriormente en Top30:
Intro (qué es Top30)
Ulises 31
Los 4 Fantásticos
Secret Wars
Transformers
Batman y los Outsiders
Batmanía
Dragon Ball
Darkseed
Parque Jurásico
John Byrne’s Next Men
Trilogía Nikopol
La fOntana y la sOnda
12 Monos
Pulp Fiction
Wipeout

Share

Lo Mejor de 2006: Comics

viernes, 26 de enero de 2007

Le toca ahora a los comics en esta serie de “Tops 2006”. Como éste fue un año de abundantes reediciones, he decidido incluír en el top solo aquellas cuyas ediciones anteriores fuesen muy dificiles de conseguir o estuviesen incompletas. Así se quedan “fuera de concurso” cosas como los “Best of Marvel”, “Agujero Negro”, “Balas Perdidas”, etc. Ahí va la lista:

  1. ”Locas”, de Jaime Hernández (La Cúpula): Es maravilloso cuando una obra de arte consigue imitar a la vida. Maggie, Hopey y Cia. son más reales y están más vivas que mucha gente que pulula por ahí fuera. Ultimamente, el título de “obra maestra” se concede de manera bastante gratuita. Este no es el caso.
  2. locas.jpg
  3. “Breakdown”, de Thomas Ott (La Cúpula): Narración pura, surrealismo puro, terror puro…
  4. ott2.jpg

  5. “La Perdida”, de Jessica Abel (Astiberri): La mediocridad y el autoengaño abundan en los tiempos que corren, y Abel lo retrata a la perfección.
  6. perdida2.jpg

  7. “Invisibles vol.3: El Reino Invisible”, de Gran Morrison, Philip Bond, Jay Stephens, Frank Quitely y otros (Planeta): El broche de oro para una serie mítica. Aunténtica “Anarquía para las Masas” .
  8. “Lupus”, de Frederik Peeters (Astiberri): Ciencia ficción fusionada con “slice of life”. ¿Mezcla sacrílega? Puede ser, pero quiero más.
  9. “20th Century Boys”, de Naoki Urasawa (Planeta): Continúa el manga más premiado de los últimos tiempos. ¿Que se puede decir de él que no se haya dicho ya?
  10. “Periodo Glaciar”, de Nicolas de Crécy (Ponent Mon): Una nueva forma de ver la historia del arte.
  11. “Orión”, de Walter Simonson (Planeta): Ultimamente, Simonson opera en un discreto segundo plano, pero lejos de presiones editoriales sobre títulos estrella, está haciendo auténtico cómic de autor. “Orión” es una buena muestra de ello.
  12. “Los Muertos Vivientes”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard (Planeta): Engancha más que la heroína. Una vez leídas las primeras páginas, ya no hay escapatoria.
  13. “Shade, El Hombre Cambiante”, de Peter Milligan, Chris Bachalo y otros (Planeta): Peter Milligan en la serie con la que se dió a conocer al mundo. Los autores aún no habían alcanzado su zénit creativo, pero aún así, dejaron huella.

Buenas historias con dibujos mediocres:
“Doom Patrol”, de Grant Morrison y Richard Case (Planeta)
“Lady Snowblood”, de Kazuo Koike y Kazuo Kamimura (Planeta)

Buenos dibujos con historias mediocres:
“Cita en Paris”, de Enki Bilal (Norma)
“Catwoman: Si vas a Roma”, de Jeph Loeb y Tim Sale (Planeta)
“Shanna la Diablesa”, de Frank Cho (Panini)

shanna.jpg

Material a reivindicar:
Los tomitos “Adventures” de Superman y Batman, o cómo un subproducto puede despuntar sobre las series principales.

Material a no reivindicar:
Joe Sacco.

Grave omisión:
El material de Muñoz y Sampayo publicado este año . Aún no lo leí, y seguro que acabaría en el top 10

Material de importación (Previews) a destacar:
“Seven Soldiers”, de Grant Morrison y Otros (DC)
“All Star Superman”, de Grant Morrison y Frank Quitely (DC)
“Godland”, de Joe Casey y Tom Sciolli (Image)
“Batman, Year 100”, de Paul Pope (DC)
“Doc Frankenstein”, de Watchowsky Bros. y Steve Skroce (Burlyman Ent.)
“Shaolin Cowboy”, de Geoff Darrow (Burlyman Ent.)

Shaolin Cowboy
Share