Entradas con la etiqueta ‘Miguel Ángel Martín’

Lo Mejor de 2014: Comics

miércoles, 21 de enero de 2015

Top2014 Comics

Top 10 

10 10 Fatale Fatale, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Sampayo & Muñoz, Trillo & Bernet, Zentner & Pellejero… ¡Brubaker & Phillips!. Estos dos han conseguido hacerse un hueco entre las grandes parejas de autores que han abordado “lo negro” en cómic generando un opus irrepetible. Hagan lo que hagan, compro!
 
9 09 Las Meninas Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares  
Igual de fascinante como apasionado retrato de un genio que como lúcido ensayo sobre arte. Si quieres saber quién es Velázquez y sentir lo que es Velázquez, ningún libro te lo va a transmitir con la misma pasión y eficacia que éste.
 
8 09 Aama Aama, de Frederik Peeters  
Este año tocó el capítulo final de Aama y la consiguiente posibilidad de valorar la obra completa. Veredicto: Maravillosa pieza de sci-fi que rinde tributo a lo que se hacía en los 70 a la vez que añade conceptos muy de nuestro presente. Clásico automático.
 
7 07 Out of my brain Out of my brain, de Miguel Ángel Martín 
Crepuscular capítulo final de la vida de este Brian, que los más veteranos hemos visto crecer a lo largo de las décadas, configurando una suerte de reverso oscuro de Boyhood. Un cierre crudo (no podía ser de otra forma) a la vez que emocionante.
 
6 06 Cowboy Henk Cowboy Henk, de Kamagurka y Herr Seele 
No se me ocurre mejor comentario que el de Umberto Eco en la contraportada del tomo: “Cownboy Henk no siempre es bueno, pero cuando es bueno, es MUY bueno”. La edición de Autsaider, sublime.
 
5 05 La Técnica del Perineo La Técnica del Perineo, de Ruppert & Mulot 
Ruppert & Mulot abordan el tema del “cibersexo”, de un modo audaz, libre de prejuicios, y, sobre todo, utilizando a tope los recursos narrativos del cómic.
 
4 04 TLOEG. Dossier negro L.O.E.G.: Dossier Negro, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Moore y O’Neill llevan al límite su juego metalingüístico y ultrarreferencial. Un titánico homenaje a la cultura popular que, precisamente por su peculiar naturaleza, hemos tardado 7 años en ver editado en español. Indispensable para todo aquel que ame la cultura de masas transmitida por papel impreso.
 
3 sobrecubierta_black_paradox.indd Black Paradox y Gyo, de Junji Ito
Como Maruo, como Hino, como Kago, Ito es uno de los muy grandes del manga. Insólitaamente, desde 2007 hasta 2014 no se editó nada de este autor en España. El misterioso veto ha terminado. Como era de esperar, Black Paradox y Gyo remueven lo consciente y lo inconsciente a nivel profundo. Quiero más…
 
2 02 Arsène Schrauwen Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen 
Schrauwen, como Ware, mira al pasado del medio tebeístico para proyectarse a un futuro inabarcable y lleno de posibilidades. Con esta obra ha ido más lejos que con ninguna otra. Aún no sabemos a dónde puede llegar, dónde está su cima, pero se intuye alta. Muy alta.
 
1 650_RH28160.jpg Fabricar Historias, de Chris Ware 
Permítanme no ser demasiado original con mi número 1, pero este año no había otra opción. Fabricar Historias es un compendio de la grandeza de Chris Ware y uno de los artefactos culturales más importantes de los últimos años  en cualquier medio de expresión. Punto.
 

También me gustaron:
¡Universo!, de Albert Monteys
Battling Boy
, de Paul Pope
El Bus, de Paul Kirchner
El Momento de Aurora West, de Paul Pope, J. Petty y David Rubín
La Blogesfera, de Bastien Vivés
Gantz, de Oku Hiroya Works.
Hechizo Total, de Simon Hanselman 
Manhattan Projects, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra
Mitos del Pop, de Miguel Ángel Martín
Mowgli en el Espejo, de Olivier Schrauwen 
Murderabilia, de Álvaro Ortiz
Nemo. Corazón de Hielo, de Alan Moore y Kevin O’Neill
Orgullo y Satisfacción, de varios autores 
The Private Eye, de Brian K. Vaughan y Marcos Martín 
Prophet, de Brandon Graham y varios dibujantes
Tiempo de Canicas, de Beto Hernandez 
Tyler Cross, de Fabien Nury y Bruno

Asignaturas pendientes (no doy abasto y me han quedado en el tintero, muy a mi pesar)  
Aquel Verano, de Mariko y Jillian Tamaki
Caballero Luna, de Warren Ellis y Declan Shalvey
L’Amour, de Joann Sfar
Silver Surfer, de Dan Slott y Mike Allred
Yo, Asesino, de Antonio Altarriba y Keko

Material de importación interesante: 
Ant Colony, de Michael Deforge
Cosplayers, de Dash Shaw
Doctors, de Dash Shaw
Forming vol. 2, de Jesse Moiniham
Jupiter’s Legacy, de Mark Millar y Frank Quitely
Love and Rockets. New Stories, de Jaime y Beto Hernandez 
Multiversity, de Grant Morrison y varios dibujantes
Outcast
, de Robert Kirkman y Paul Azaceta 
Shaolin Cowboy, de Geof Darrow 
Sugar Skull, de Charles Burns
Transformers vs. G.I.Joe, de Tom Scioli y John Barber

Menciones especiales/notas/reflexiones:

¿Resurgimiento del tebeo infantil/juvenil? El éxito y buen hacer en los tebeos de Hora de Aventuras y los del universo Battling Boy (con nuestro David Rubín implicado) da ciertas esperanzas de regeneración en esa franja demográfica casi totalmente abandonada en ciertos mercados. Ojalá el año que viene se multipliquen iniciativas de calidad como éstas en un sector crucial para la futura supervivencia del cómic como medio no-marginal. 

Lo digital eclosiona en España: La pegada de The Private Eye y ¡Universo! junto con esa pequeña revolución que está siendo Orgullo y Satisfacción demuestran que, más allá de debates fetichistas sobre formatos, el cómic digital es un medio de distribución viable, que produce ingresos para los autores y que da salida a materiales que, tal y como están los mundos, tendrían pocas opciones de existir y (sobre todo) ser rentables en papel. Bien por ello.

Frank Quitely, eres la hostia: Las dosis de Jupiter’s Legacy son un festín, pero lo de Pax Americana con Morrison fue droga dura. Ante la idea de poner tanto esmero creativo, de destilar tanta vanguardia en un one-shot editado en grapa por una editorial mainstream de bochornoso presente, solo puedo aplaudirle con fuerza. En Quitely hay una pasión por lo suyo que ya querrían para sí muchos que se mueven en contextos supuestamente más “elevados”.

Transformers vs. G.I.Joe: Tengo un post a medio escribir sobre este tebeo, pero como me da la impresión de que va a quedarse en el cajón, decir que me fascina tanto desde mi posición de fanboy veterano de ambas franquicias como por su condición de ida de olla experimental. Lo nostálgico, así sí.

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics
Lo Mejor de 2010: Comics
Lo Mejor de 2011: Comics
Lo Mejor de 2012: Comics
Lo Mejor de 2013: Comics

Share

Citas Pop (XXIII): Actores

miércoles, 30 de julio de 2014

Fragmento de Neuroworld, un #littlesecretfilm de Borja Crespo con la colaboración de Miguel Ángel Martín en los guiones. La película puede verse gratis en Youtube, pero eso no va a durar siempre. No se la pierdan, viene cargada con mucho morbo y muchas verdades:

Share

Lo Mejor de 2012: Comics

domingo, 6 de enero de 2013

Intramuros - Lo Mejor de 2012 - Comics 

Top 10 

10 “Motor Lab Monqi”, de Miguel Ángel Martín “Motor Lab Monqi”, de Miguel Ángel Martín
Un nuevo tebeo de Miguel Ángel Martín siempre es buena noticia. En esta ocasión retoma el emblemático personaje “Brut” de Brian (the Brain) pero aportando un nuevo e interesante enfoque respecto al material de los 90.
 
9 “Humor Cristiano”, de Alberto González Vázquez “Humor Cristiano”, de Alberto González Vázquez
Más bien, humor POCO cristiano. Un recopilatorio de hijoputadas, en ocasiones extremadamente hirientes, que inducen a la carcajada malévola. Pero bueno… como no soy el calvo de Amaral (jajejijojú)
 
8 “Wimbledon Green”, de Seth “Wimbledon Green”, de Seth 
Si Chris Ware es Dios, Seth es su profeta. Con este “falso documental” sobre el mayor coleccionista de comics del mundo, roza la sensibilidad del maestro a la hora de mostrarnos esa mezcla entre maravilla, mezquindad y amargura que muchas veces aparecen entretejidas en la vida, pero solo los grandes son capaces de expresar en el arte.
 
7 “El Hombre que se dejó crecer la barba” de Olivier Schrauwen “El Hombre que se dejó crecer la barba” de Olivier Schrauwen
Schrauwen mira a la prehistoria del cómic para ofrecernos un tebeo extraño y fascinante a partes iguales. Un auténtico rara avis del mundillo que no deja de sorprendernos con cada nuevo trabajo.
 
6 “No Cambies Nunca"/”La Muerte en los Ojos”, de David Sánchez No Cambies Nunca"/”La Muerte en los Ojos”, de David Sánchez
Tras una notable ópera prima, David Sánchez alcanza la excelencia con sus dos lanzamientos del 2012. Esperamos más, como mínimo igual de bueno. De relectura asegurada.
 
5 “Pudridero”, de Johnny Ryan Pudridero”, de Johnny Ryan
Nunca un tebeo tan gamberro y “descerebrado” ha dado lugar a tantas interpretaciones y análisis sobre su naturaleza. Algo hay… quizás el fenómeno se trate de un frenesí de “comeduras de polla” entre culturetas, quizá realmente Ryan haya tocado una fibra extraña en nuestra psique… o quizá sean ambas cosas.
 
4 “El Héroe 2”, de David Rubín “El Héroe 2”, de David Rubín
Esperábamos un segundo tomo al nivel del anterior, pero lo que entregó Rubín superó todas las expectativas. Épico, duro, innovador, relevante para los tiempos que corren y, sobre todo, libre. Estamos hablando de un autor joven; viendo esto, pone la piel de gallina pensar en lo que aún le queda por dar. GRANDE. 
 
3 “Filigranas del Clima”, de Jim Woodring “Filigranas del Clima”, de Jim Woodring
Fulgencio Pimentel sigue su exquisitísima edición del soberbio “Frank”. Este año le ha tocado a la, por cuasi-unanimidad, mejor historia producida bajo esa cabecera. Lo mejor dentro de la obra de referencia de un autor mayúsculo… No digo más.
 
2 “Flex Mentallo”, de Grant Morrison y Frank Quitely Flex Mentallo”, de Grant Morrison y Frank Quitely
No es un cómic producido en 2012, ni tan siquiera en este siglo, pero no lo aparenta. La mítica primera colaboración entre Morrison y Quitely ve por fin la luz en tomo y en español.  Una emotiva y visionaria declaración de amor a los tebeos de superhéroes.
 
1 “Reproducción por Mitosis”, de Shintaro Kago “Reproducción por Mitosis”, de Shintaro Kago
Kago es un autor radical en todas las acepciones del término. Experimentación narrativa avanzada al servicio de unas historias tan abyectas como llenas de verdad. Para estrenarlo en España, EDT ha preparado un recopilatorio con lo mejorcito de su producción. El número 1 de este año no podía ser otro. Punto.
 

También me gustaron:
3 Segundos”, de Marc-Antoine Mathieu 
”Aldarén”, de Miguelanxo Prado
“Aama 2: La Multitud Invisible”, de Frederik Peeters
”Azul y Pálido”, de Pablo Ríos
”El Cazador Cazado”, de Moebius
Cenizas”, de Álvaro Ortiz
“Criminal 6: El Último de los Inocentes”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
”Familia”/”Videojuegos”, de Bastien Vivés
”La Hermandad de la Biblia Perry”, de Nicholas Gurewitch
”La Industria de los Sueños”, de Paco Alcázar
King City”, de Brandon Graham
”Mister Wonderful”, de Daniel Clowes
Moowiloo Woomiloo”, de Néstor F. y Molg H.
”RASL” vol. 2, de Jeff Smith
”Vapor”, de Max


Material de importación interesante:

”All-New X-Men” de Brian Michael Bendis y Stuart Inmonem 
”Building Stories”, de Chris Ware
”Fatale”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
”The Hive”, de Charles Burns
Kramers Ergot 8, de VV.AA.
”Manhattan Projects”, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra
”Multiple Warheads”, de Brandon Graham
Nobrow 7, de VV.AA.
”The Nao of Brown”, de Glyn Dillon
”Prophet”, de Brandon Graham y varios dibujantes

Menciones especiales/notas/reflexiones:
Spanish Underground:
Fulgencio Pimentel, Entrecomics Comics, Caramba!, Autsaider… Este año han nacido o se han afianzado una serie de pequeñas editoriales que nos han traído material de primera en presentaciones de primera.

Superpotencia mundial del tebeo: Me refiero, como no, a España. Si 2011 ha sido creativamente bueno para el tebeo patrio, el que acaba de finalizar se sale de la gráfica. Estamos muy a la vanguardia. Solo espero que por ahí fuera se enteren y nuestros autorazos tengan el reconocimiento mundial que se merecen.

The New 52: Salvo contadísimas excepciones, esos tebeos dañan la vista y no valen para leer.

Marvel Now: El evento/movimiento comercial de Marvel ha sido bastante más digno que el de la “Distinguida Competencia”… y los “All-New X-Men” de Bendis e Inmonem están muy bien.

Image Comics: La mejor forma de celebrar un 20 aniversario: sacar ingentes cantidades de buenos tebeos.

John Byrne: Para continuar Next Men de esa manera, podía haberlo dejado estar. Ahora si que ya no espero nada de este otrora grande del cómic (snif).

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics
Lo Mejor de 2010: Comics
Lo Mejor de 2011: Comics

Share

Afro Noise

viernes, 2 de septiembre de 2011

Cut Hands - Afro Noise I

En lo musical, pienso que mi nivel de tolerancia al “ruido” es bastante alto, pero Whitehouse siempre ha sido esa pequeña espina clavada en mi costado. Fueron varios y espaciados en el tiempo mis intentos de escucha desde que Miguel Ángel Martín mencionaba a la banda en sus tebeos, allá por los noventa, pero la filosofía  sónica de William Bennett y cia. siempre me superó. Realmente me daba la impresión de que aquello era el resultado de algún tipo de terapia artística llevada a cabo en el ala de psicopatología de un inmundo manicomio-prisión dejado de la mano de Dios.

Las cosas han cambiado un poco gracias a “Afro Noise”, lo último de Bennett esta vez en solitario bajo el nombre de Cut Hands. El escocés ha mantenido su discurso ultra-radical pero dándole un empaque muy diferente. Donde antes había ecos de noticiarios de sucesos mal sintonizados y alaridos de rabia incontenida, ahora encontramos silencio vocal absoluto, si en Whitehouse primaban una maraña de secuencias rítmicas distorsionadas a tope, ahora con Cut Hands tenemos ritmos africanos esotéricos acompañados de tonos en frecuencias que llegan al cerebro sin tener que pasar por el tímpano. Ruido-ruido convertido en ruido cristalino. Más agradable al oído, pero de efectos sobre el estado de ánimo muy parecidos a los conseguidos por el legado de violencia cacofónica dejado por Whitehouse.


Cut Hands – "Welcome to the Feast of Trumpets"

“Afro Noise” es como un ritual de vudú celebrado en un lejano futuro post-humano, transmitido hacia el pasado para que tengamos constancia de lo que nos espera.

Share

Realidad Alternativa

domingo, 21 de noviembre de 2010

Miguel Ángel Martín

“Propongo como pequeño juego, fijarse solamente en lo que la gente hace sin escuchar lo que dice. Requiere un pequeño esfuerzo pero enseguida aparece un “mundo” totalmente distinto al que creíamos. El mismo mundo de mis comix , ha ha!”

Miguel Ángel Martín entrevistado en Tengo boca y no puedo gritar

Share

Top30 (XVI): Brut Comix

jueves, 19 de noviembre de 2009

Brut Comix

En estos tiempos de “Novela Gráfica” resulta paradójico pensar que a mediados de los noventa la grapa fuese considerada como la gran esperanza del tebeo en España. Eran tiempos de crisis para la historieta (¿cuándo no?), y en las editoriales pensaron que el formato comic-book (cuadernillo) , más allá de dar soporte a  aventuras de superhéroes, podía servir para dar salida a otro tipo de material más exótico de manera económica a la vez que rentable. Editoriales grandes y pequeñas recurrieron a este modelo para dar a conocer nuevos talentos patrios (muchos de ellos se ganan ahora la vida en los mercados americano y francobelga), reeditar obras de calidad difíciles de conseguir en sus ediciones originales o arriesgar con material extranjero poco conocido por estos lares.

Mr Brain #5    El Baile del Vampiro #2

En este panorama destacó sobre las demás iniciativas el mítico sello “Brut Comix” de la editorial La Cúpula. Esta colección de tebeos de grapa en blanco y negro y con tapas de cartón predicó la “filosofía underground” cultivada por la revista “El Víbora” desde hacía ya varios lustros. Por un lado sirvió para sacar nuevo  material de autores americanos conocidos aquí gracias a la revista como los Bros. Hernandez (“Locas”, “Rio Veneno”), Charles Burns (“Big Baby”, “Burn Again”, “Black Hole”) o Robert Crumb (“Art & Beauty”) pero también para promocionar nuevos valores transatlánticos como Daniel Clowes, con su impactante “Como un guante de seda forjado en hierro”, Peter Bagge (“Mundo Idiota”) o Chester Brown (“El Playboy”).

burn again    Como un guante de seda forjado en hierro #3

Como no, en el sello tampoco faltaron autores patrios. Lo más destacado en ese aspecto quizá fuese “Brian the Brain” de Miguel Ángel Martín, donde suavizó (un poco) su (extremísimo) discurso para contarnos las andanzas de un niño mutante en un futuro que visto ahora es casi ya presente. Tampoco estuvo mal el hiper-angustioso “El Resentido” de Juaco Vizuete, un autor que por desgracia no se prodigó demasiado posteriormente.

Brian The Brain #1   El Resentido #1

Otro gran aporte de los Bruts fue el traer material europeo externo al “Universo Album Francobelga”. Impactado quedé con las escalofriantes  historias mudas del suizo Thomas Ott o con los pasajes de la América bizarra narrados por Mezzo y Pirus.

Hellville   killers

En lo que a mi respecta, descubrí a la mayoría de autores comentados en este post gracias a estos baratos cuadernillos, una compra obligada en cada visita a la librería especializada. Ni que decir tiene que mi cultura tebeística aumentó enormemente con estas lecturas.

Anteriormente en Top30:
Intro (qué es Top30)
Ulises 31
Los 4 Fantásticos
Secret Wars
Transformers
Batman y los Outsiders
Batmanía
Dragon Ball
Darkseed
Parque Jurásico
John Byrne’s Next Men
Trilogía Nikopol
La fOntana y la sOnda
12 Monos
Pulp Fiction
Wipeout

Share

Los hombres que no amaban a las mujeres

martes, 21 de julio de 2009

loshombresquenoamabanalasmujeres

Tras más de una década desde que abandoné la lectura de best sellers literarios, vuelvo a la carga con el libro-acontecimiento de la temporada: “Los hombres que no amaban a las mujeres”, primera parte de la archiconocina Trilogía Millennium, obra de difunto periodista sueco Stieg Larsson.

La novela sigue a pies juntillas las directrices básicas de muchos de esos libros que se venden como churros: Unos protagonistas “muy profesionales” en lo suyo construidos a base de psicología de manual, un misterio a resolver que mantiene al lector enganchado, un estilo de escritura que hace pensar que aquello es más un guión cinematográfico que una novela…

Sin embargo, la obra de Larsson cuenta con algunos puntos de interés que la apartan de la tontería generalizada presente en los expositores de “lo más vendido” de librerías y grandes superficies. A saber:

  1. La trama se desarrolla en torno a la resolución de un crimen histórico: recuerdos borrosos, viejas fotografías de personas ya muertas, casas deshabitadas, el presunto criminal dando señales de vida… un conjunto de elementos que provocan, por momentos, la transformación del relato en un tétrico cuento de fantasmas.
  2. Aunque la Biblia tiene su papel en la historia, olvídense de conspiraciones religiosas, de Illuminatis, Templarios y todas esas mandangas. Larsson aborda un tema mucho más fascinante: la podredumbre interior de la supuestamente ejemplar sociedad sueca. El autor destroza la pantalla de tolerancia y  bienestar social de su país para mostrarnos una realidad subterránea de corruptelas político-económicas  y violencia contra las mujeres, tan extendida como oculta tras una densa capa de silencio e hipocresía.
  3. La novela presenta un carácter Eurotrash difícil de encontrar en este tipo de productos. Tanto es así, que a ratos parece tocada por el genio de Miguel Ángel Martín y otros future-shockers: violencia sexual, unos protagonistas extremadamente promiscuos y desinhibidos, sadomasoquismo, nazis, hackers… toda una gozada neo-pulp.
  4. Lisbeth Salander mola.

En resumen, una lectura de verano altamente recomendable (ya estoy terminando la segunda parte de la trilogía). El hecho de que una novela de estas características tome el relevo a las tonterías de Dan Brown y clones, hace pensar que todavía no está todo perdido para la cultura mainstream.

Share

Lo Mejor de 2008: Comics

miércoles, 14 de enero de 2009

lo mejor de 2008 comics

La última de mis listas con lo mejor del año es la que más me ha costado hacer. Han salido muchos comics buenos, y es duro elegir solo 10 de ellos. Estos son:

Top 10

10. “Criminal 2: Lawless” de Ed Brubaker y Sean Phillips
Ed Brubaker COMPRENDE el noir. La segunda entrega de “Criminal” es una prueba irrefutable de ello.

9. “RG  2: Bangkok – Belleville ” de Pierre Dragon y Frederick Peeters
Peeters, de nuevo combinando como nadie géneros y vida cotidiana.

8. “Bitch” de Miguel Ángel Martín
Un certero análisis de este nuestro futuro-presente.

7. “Batman: Año 100” de Paul Pope
El mejor Batman en muchos años. Esperemos que Pope revisite al personaje alguna vez más.

6. “Aldebarán” de Leo
Ciencia ficción “verosímil” con unos personajes extremadamente verosímiles.

5. “El Jardín Armado y Otras Historias” de David B.
Tres fábulas mágicas que “atacan” directamente al inconsciente

4. “Shaolin Cowboy” de Geof Darrow
Un delirio gráfico/narrativo difícilmente repetible.

3. “El Número” de Thomas Ott
Otra muestra magistral de terror narrado sin palabras.

El Número

2. “Dinero” de Miguel Brieva
Pero para pasar miedo de verdad, este recopilatorio. Más que nada porque los protagonistas están inspirados en todos nosotros.

image

1. “La Educación de Hopey Glass” de Jaime Hernández
Lo que escribí hace dos años sobre “Locas” sigue siendo válido para esta continuación, con el valor añadido de un Jaime Hernández que ha alcanzado la cima en cuanto a depuración gráfica y técnica narrativa. Absolutamente indispensable.

la Educacion de Hopey Glass

También me gustaron mucho:
La Virgen del Burdel” de Hubert y Kerascoët
Playlove” de M.A. Martin
“Incógnito: Victimas Perfectas” de Gregory Mardon
“Bokko” de Hideki Mori
“Silverfish” de David Lapham
“El Manual de mi Mente” de Paco Alcázar
“Tekkon Kinkreet” de Matsumoto Taiyou
“La Lectura de las Ruínas” de David B.
“Peplum” de Blutch

otros buenos

Sigo disfrutando de las nuevas entregas de:
Jeremiah” de Hermann
“Los Muertos Vivientes” de Robert Kirkman y Charlie Adlard
“Maiwai” de Minetaro Mochizuki
“Jack Staff” de Paul Grist
“Batman: Black & White” de V.V.A.A.

series

Decepciones:
“21th Century Boys” de Naoki Urasawa:
Un final indigno para una serie del calibre de “20th Century Boys”. Un malísimo momento para dejar mal sabor de boca.

“El Salón” de Nick Bertozzi: Sus espléndidos dibujos contrastan con una historia pedante hasta la extenuación.

“Estela Plateada: Requiem” de J.M: Straczynski y Essad Ribic: Straczynski otra vez no dando la talla. Imperdonable teniendo a los pinceles a un Essad Ribic en plenitud de facultades.

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics

Share

Reseñas Express (Comics): "Batman Año 100", "La Virgen del Burdel", "Bitch"

martes, 4 de noviembre de 2008

reseñas_comics_2

Batman Año 100 (Paul Pope)

Resulta frustrante que tebeos tan reguleros como “Arkham Asylum“, “El Largo Halloween” o “Silencio” se hayan incorporado tan rápido al “Canon Batman”, mientras que otros, como este magnífico “Batman Año 100” pasan por las estanterías sin pena ni gloria.

Batman Año 100

La acción se sitúa en el año 2039. En un mundo en el que la privacidad es pura ilusión, la anomalía conocida como Batman se ve implicada en el asesinato de un agente federal. El Hombre Murciélago, acorralado y con sus secretos a punto de ser descubiertos, se verá obligado a demostrar su inocencia, aunque ello suponga enfrentarse a ciertos altos cargos del stablisment que pretenden utilizarlo como cabeza de turco.

Pope se sirve del concepto de “identidad secreta” para desarrollar una historia de tintes orwellianos y ritmo frenético. El autor explota al máximo su pulso narrativo en largísimas y adrenalínicas secuencias de acción que no dejan un momento de respiro. Tampoco pierde su toque de genio a la hora de mostrarnos esos “futuros cercanos” tan de su gusto, llenos de mugre, arquitectura caótica, cachivaches hi-tech y diseños de vestuario super-fashion. Probablemente, el mejor tebeo de Batman en lo que va de siglo.

La Virgen del Burdel (Hubert & Kerascoët)

Planeta sigue sorprendiendo con su linea económica de BD.  “La Virgen del Burdel” recopila el primer arco argumental de la serie “Miss Pass Touche” . Con un dibujo influenciado por los grandes nombres de la “nouvelle BD” (Sfar, Blain…)  y un excelente coloreado  de paleta impresionista, se cuenta la historia de Blanca, una joven sirvienta en el París de los años 30, que, tras el asesinato de su hermana, decide ponerse a trabajar en un prostíbulo de lujo con la esperanza de descubrir a los responsables del crimen.

lLa Virgen del Burdel

Los autores despliegan una emocionate trama de crimen y misterio a la vez que reconstruyen  los ambientes de vicio e hipocresía en los que se movía la alta sociedad francesa de entreguerras. Un excelente tebeo con una relación calidad/precio difícil de superar, y un estilo de dibujo que no se ve excesivamente perjudicado por el formato reducido de esta edición española.

Bitch (Miguel Ángel Martín)

bitch

La Cúpula recupera en formato “novela gráfica” la última serie que M.A. Martín realizara para la revista “El Víbora“. A través de las vivencias de una joven grafitera, Martín ofrece su particular visión acerca de temas tan diversos como la globalización, el movimiento antisistema, el neofascismo, la familia, las modificaciones corporales o el  conflicto Israelí-Palestino. No encontrarán aquí sermones moralistas, ni soluciones para arreglar el mundo,  ni otras tonterías políticamente correctas, solo una exposición cruda y lucida de la realidad que invita a la reflexión. A nivel gráfico, el leonés alcanza en este tebeo sus máximas cotas de depuración, tanto en el dibujo de lineas extra-limpias como en un inteligente y llamativo uso del color. Tras el blanco y negro de “Playlove“, esperemos que no tarde mucho en ofrecernos un nuevo trabajo a color.

Share

Playlove

jueves, 4 de septiembre de 2008

Playlove

Ya me estaba asustando el caso de Miguel Ángel Martín. Desde el cierre de la revista “El Víbora“, no aparecía nuevo material suyo por ningún lado. Todo indicaba que, como tristemente viene pasando con otros grandes autores de cómic patrios, Martín habría dejado el “negocio” para dedicarse a otros más rentables menesteres. Por suerte para sus lectores, la publicación de “Playlove. Donde las calles no tienen nombre” demuestra que eso no ha ocurrido.

Lo primero que llama la atención de este regreso es la forma que ha elegido el autor para llevarlo a cabo, al dar los derechos de edición de esta novela gráfica a la pequeña editorial de “libros normales” “Rey Lear“, ajena al circuito de librerías especializadas y listados de novedades tebeosféricos. Yo mismo la descubrí casualmente en La Casa del Libro hace pocos días, y lleva en el mercado desde mayo. Este acercamiento al mercado generalista no se limita a la editorial, sino que se extiende al formato, pues por el tamaño, diseño de la cubierta y (por desgracia) calidad de papel, el tebeo aparenta una novela convencional. La apuesta de Martín es clara: hay que salir del ghetto.

Quizás por esta razón  “Playlove” está exento de ese extremismo explícito propio de su autor. La ultraviolencia y el bizarrismo sexual son dejados de lado, pero lo que sigue muy presente es una visión del mundo directa y sin concesiones, que humor negro mediante, pone de manifiesto el nivel de autoengaño al que está sometida nuestra sociedad. Para ello, nada mejor que ahondar en la mascarada social por excelencia: las relaciones de pareja. Martín expone sus teorías a través del ya clásico recurso de “soltar” a un personaje liberado de los cánones sociales (o al menos con un nivel de autoengaño inferior a la media) entre un grupo de gente “normal” que, irremediablemente se verán obligados a afrontar directamente esa realidad que saben está ahí pero se empeñan en evitar.

Altamente recomendable, sobre todo para aquellos que hasta ahora huyeron de M. A. Martín a causa de su radicalismo formal.

Banda sonora del post:
Pet Shop Boys – “Where the streets have no name (I can’t take my eyes off you) “

Share