Entradas con la etiqueta ‘Grant Morrison’

Beowulf

lunes, 2 de diciembre de 2013

beowulf

Se intuye desde la portada. La esperadísima adaptación de Beowulf, obra de Santiago García y David Rubín, es una novela gráfica en la que impera la dualidad: Beowulf/Grendel, García/Rubín, literatura/cómic, antigüedad/modernidad… Para explicar mejor esa naturaleza dual, recurriré a otros dos tebeos que me vinieron a la cabeza mientras leía el que nos ocupa.

El primero, la adaptación del Génesis bíblico por parte de Robert Crumb. Allí se nos presentaba una pieza de proto-literatura trasladada a otro medio de expresión, pero absolutamente libre de variaciones que la pudieran aproximar al modo de pensar actual. Ese primitivismo literario e ideológico como núcleo de un artefacto cultural moderno  produce un intenso shock en el lector, un shock altamente revelador. La adaptación de Beowulf  de García/Rubín no llega a tales extremos de literalidad respecto a la fuente, pero se mantiene muy fiel a la misma, evitando añadidos revisionistas que la pongan más en contacto con el presente. Ojo, no pretendo ir aquí de experto en literatura inglesa antigua, sobra decir que no he leído el poema original ni tengo capacidad para ello. Simplemente infiero esta naturaleza “primitivista” de la lectura de la obra y su comparación con otras adaptaciones más dadas al revisionismo como la también excelente película de Robert Zemeckis. En todo caso ese shock cultural está ahí, como en el Génesis de Crumb.

La segunda obra relacionada sería We3, de Grant Morrison y Frank Quitely. Se trata de un tebeo altamente experimental en su narrativa, que viene cargado de conceptos que invitan a la reflexión, pero estas ideas se articulan, sobre todo, a través de impresionantes secuencias de acción excelentemente narradas y coregrafiadas. En ese tebeo, además, los protagonistas son animales, y los autores ponen especial empeño en que el lector experimente la historia desde su punto de vista. Ni que decir tiene que las escenas de acción en Beowulf son largas y espectaculares; era de esperar visto lo visto en El Héroe. Pero a diferencia de la anterior obra de Rubín, ahora todo es  estética y narrativamente más concentrado, poniendo  énfasis en un pequeño número de elementos que quedan perfectamente (y cuando hace falta, espectacularmente) definidos: recreación de ambientes desnudos de lo no esencial,  la idiosincrasia psico-física de Grendel y demás monstruos en contraposición a la de Beowulf, la visceralidad de las batallas…

A parte de todo esto, el tebeo hace gala de recursos narrativos avanzados que fluyen con naturalidad, que multiplican la densidad informativa sin resultar engorrosos. A nivel plástico la cosa tampoco se queda corta: en ocasiones las planchas toman apariencia de pinturas abstractas “neocárnicas”, fusionando las sensibilidades de Jackson Pollock o Francis Bacon con los aquelarres de carne imaginados por Clive Barker, H. R. Giger o David Cronenberg.

En conclusión, de entre todas las dualidades presentes en este Beowulf, la más relevante es su fusión de literatura primitiva y cómic de vanguardia. Lograr que el cruce de ambos universos funcione bien no está al alcance de cualquiera, pero este par de “figuras” lo han conseguido con nota.

Share

Reseñas Express: ‘Paraíso: Fe’, ‘Kick-Ass 2’, ‘The Bling Ring’, ‘I spit on your grave 2’, ‘Tú eres el siguiente’, ‘To the Wonder’, ‘Journey to the West: Conquering the Demons’, ‘After Earth’, ‘Las Brujas de Zugarramurdi’, ‘Drug War’, ‘Camille Claudel 1915’, ‘El Llanero Solitario’, ‘The Canyons’, ‘Estado de Regresión’

jueves, 10 de octubre de 2013

The Canyons

Paraíso Fe

Las_brujas_de_Zugarramurdi

Journey into the West Conquering Demons

Nueva ristra de reseñas rápidas (o directamente comentarios formato tuit) sacadas de mi Letterboxd:

Paraíso: Fe (Ulrich Seidl, 2012)
Abordando un tema, de entrada, menos atrayente que su predecesora de trilogía, Seidl lo ha vuelto a conseguir.

…Y esto puede sonar chungo dado el material, pero hubo como diez minutos de peli en los que me estuve descojonando a mandíbula suelta.


Kick-Ass 2
(Jeff Wadlow, 2013)
Cero pretensiones, buenas hostias y un sentido del humor brutaco que no desmerece en absoluto al original millariano (en ocasiones, incluso lo mejora) ¿Qué más se puede pedir?


The Bling Ring
(Sofía Coppola, 2013)

Una vez más, Sofia Coppola retratista suprema de la pijez. Una vez más, dando en el clavo.

Un mensaje a futuros espectadores: menos fijarse en Emma Watson haciendo de golfa y más en el personaje del chaval. Ese nuevo tipo de espécimen macho (que no macho a secas) signo de los tiempos, cuya actitud, a los que pasamos de los 30, nos resulta totalmente ajena.


I spit on your grave 2
(Steve R. Monroe, 2013)
El tal Steven R. Monroe se está montando una saga exploitation rape & revenge nivel japo.


Tú eres el siguiente
(Adam Wingard, 2013)

Rollito máscaras OK. Malrrollito familiar OK. Mantenimiento del interés a lo largo del metraje OK. Apartado sonoro SuperOK.

Y ante todo, un ejemplar proceso narrativo de cambio, no sé si de género, pero sí de tono.


To the Wonder
(Terrence Malick, 2013)

Malick, mientras sigas filmando como filmas, puedes contarme todas las mierdas que te apetezca.


Journey to the West: Conquering the Demons
(Stephen Chow,Derek Kwok Chi-Kin, 2013)
Lo último de Stephen Chow. Superproducción de estratosférica taquilla en China. Recupera un género tradicional actualizándolo a las nuevas generaciones y a las nuevas tecnologías… y lo hace con mucha gracia, buenos actores, buenos gags y buenas escenas de acción en las que prima la imaginación en lugar de la hipersofisticación sin alma de los megablockbusters occidentales.

Bruckheimer y acólitos, aprended.

Camille Claudel 1915

To the Wonder

You're Next

After Earth (M. Night Shyamalan, 2013)
Una lágrima por Shyamalan: ni rastro del genial director de los primeros dosmiles.

Todo muy mal, pero donde más la caga es en las actuaciones de los Smith y en una supuestamente exuberante naturaleza virgen que realmente ha sido fabricada con mucho atrezzo y mucha composición infográfica. A Malick le darían arcadas.


Las Brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia, 2013)

"Anticristo" de Von Trier versión cafre y gamberra. O sea, "Anticristo" versión BIEN.


Drug War
(Johnnie To, 2013)

Peli de ver con el culo apretado desde el minuto uno hasta los créditos finales. Aviso.


Camille Claudel 1915
(Bruno Dumont, 2013)
Tour de force binochiano, one more time.

Por lo demás, Dumont compone un alegato feminista en el sentido menos panfletario del término que te deja muy de bajón.


El Llanero Solitario
(Gore Verbinski, 2013)

No surprises: plantilla "Piratas del Caribe" aplicada al western. Por favor, no intenten convertir esta cosa en algo "de culto" porque no hay quien se lo trague.

He dicho…

Y sí, ya he visto la lista provisional best of 2013 de Tarantino, pero me da igual.

El Llanero Solitario

After Earth

The Canyons (Paul Schrader, 2013)
Los Angeles como escenario fundamental del apocalipsis contemporáneo. Trabaja un poco bien eso y te saldrá una película disfrutable.

The Canyons es disfrutable, pero no se esperen la genialidad que los nombres de Paul Schrader y Bret Easton Ellis incitan a presagiar.


Estado de Regresión
(Álex Mendibil, 2013)

Tras ver esta miniatura paranoica de bajísimo presupuesto, la (quimérica) idea de Álex Mendibil dirigiendo la versión cinematográfica de "The Invisibles" de Grant Morrison resulta extremadamente cautivadora.

 

PD: Estado de regresión forma parte de la iniciativa #littlesecretfilm por Calle 13, y puede verse de gratis. La dejo aquí abajo, vale la pena:

Share

Image Comics: 1992-2012

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Image - 1992-2012

A estas alturas de año, supongo que todo aficionado al cómic americano que se precie se habrá enterado de que Image Comics está de aniversario. 20 tacos, nada menos.

En lo personal, la efeméride ha supuesto una auténtica sacudida emocional: Yo viví el nacimiento de Image ya como fanboy de pleno derecho, que compraba en librerías especializadas, leía la Comics Scene e intentaba sacar todo el partido que podía a mis (escasos) conocimientos del inglés para “descifrar” algún que otro comic-book de importación que caía en mis manos. En cierto modo, la historia de Image es un reflejo de la historia del tebeo mainstream americano desde que yo soy “consumidor informado” de ese producto, y no podía dejar de dedicarle unas líneas al asunto.

Los fundadores de Image

Los orígenes de Image fueron creativamente discretos: siete dibujantes hot que trabajaban para Marvel no se sentían económicamente valorados por la empresa y deciden fundar la suya propia. Asistidos “profesionalmente” por familiares y amigos en las labores de escritura y edición (mítico Brandon Choi!), sus esperadísimos lanzamientos consistieron básicamente en “versiones propias” de X-Men y/o material “grim and gritty” réplica de lo que ellos creían que hacían Alan Moore o Frank Miller. Horroroso en el sentido más peyorativo del término… pero picamos en masa y ellos cumplieron rápidamente su objetivo de llenarse los bolsillos. Con todo, he de romper una lanza por Erik Larsen y su “Savage Dragon”, la única de las cabeceras “fundacionales” con personalidad propia y hecha desde el corazón (el corazón de un friki, claro); aún hoy Larsen no se ha apeado del carro con casi 200 episodios de la serie a sus espaldas.

Los inicios de Image

Pocos meses después de la puesta en marcha de la compañía, el grueso de los miembros fundadores dejaron los bártulos de dibujo para controlar sus respectivos emporios desde los despachos. Dentro de la editorial madre surgieron subsellos donde subalternos de estilo clónico a Lee, Silvestri y Liefeld producían multitud de tebeos infumables que expandían los universos de ficción “creados” por sus jefes. Contra todo pronóstico, de semejante escenario salieron algunas cosas buenas: ciertos artistas, ahora respetados, tuvieron la libertad suficiente para forjar allí su personalidad gráfica; por otra parte, el déficit de guionistas de calidad que sufría la editorial unido a la inactividad de Alan Moore por enfado con Marvel y DC favoreció una improbable relación entre ambos que dio lugar a un puñado de buenos tebeos. Paralelamente a los movimientos de “los grandes”, la editorial iba acogiendo poco a poco proyectos más indies, como “The Maxx” o “Astro City”.

image

Los años siguientes fueron económicamente turbulentos para Image y la industria del comic-book en general. Estalló la burbuja especulativa, Marvel entró en bancarrota y por diferente motivos, dos de los grandes pilares de la compañía como eran Rob Liefeld y Jim Lee abandonan el barco llevándose sus respectivos subsellos a otra parte. Los motores McFarlane Productions y Top Cow (Silvestri) seguían funcionando, pero la masa de títulos “autónomos” de autores (nuevos y consagrados) que elegían Image como editorial crecía y crecía. Surgió la paradoja: Image nació para que los autores se independizaran de las majors, pero en ese punto de su historia, se convirtió en la principal cantera de Marvel y DC. Ciertos autores de carácter emprendedor utilizaban sus creator owned series para llamar la atención y agenciarse una plaza dentro del staff creativo de los X-Men, Batman o lo que saliese… y desde que Quesada tomara las riendas de Marvel a principios de siglo XXI, renovando y reflotando la compañía,  las oportunidades se multiplicaron. Estar en Image “cundía”, pero no al mismo nivel que cundió a sus fundadores: podías hacerte un nombre en el mundillo del cómic, pero difícilmente ibas a hacerte rico montándote tu propia franquicia.

image2

El mundo da muchas vueltas, y el estatus editorial de Image comienza a cambiar según avanza el siglo. En 2003 un encumbradísimo Mark Millar, que lo estaba petando con sus excelentes Ultimates en Marvel, elige a Top Cow/Image para lanzar “Wanted”, el más potente de una batería de títulos de creación propia con los que inicia la marca Millarwold, totalmente orientada a generar franquicias explotables cinematográficamente; en poco más de tres años, “Wanted” se estrena en cines. Por otra parte, el ahora célebre Robert Kirkman, obtiene su promoción a Marvel con resultados bastante discretos: sus tebeos para la Casa de las Ideas no convencen demasiado, sin embargo sus series Image “Invincible” y sobre todo “The Walking Dead” crecen en popularidad, convenciendo a crítica y público. Mientras tanto, la masa de títulos indies sin pretensiones comerciales extratebeísticas aumentaba en cantidad, calidad y bizarrez: Mike Allred migra a Image su universo Madman; Joe Casey, fuera de la primera plana y económicamente liberado gracias a su condición de cocreador de Ben 10, da allí salida a sus experimentos tebeísticos, siempre acompañando de interesantes dibujantes de heterogéneos estilos; Brandon GrahamShaky Kane o James Stokoe contribuyen con material “raruno” que a nadie extrañaría ver editado por Fantagraphics.

Nadie prestó demasiada atención a los movimientos de Millar, pero el exitazo de la adaptación televisiva de “The Walking Dead” (en antena desde 2010) hizo cambiar de idea a más de uno respecto al tema de las franquicias viables. Un número cada vez mayor de autores asentadísimos (y respetadísimos) en el mainstream superheroico dan a conocer sus planes de “salida ordenada" de títulos importantes a los que han dedicado años para centrarse en proyectos propios: Ed Brubaker, Brian K. Vaughan, Brian Hitch, Grant Morrison han estrenado o están a punto de estrenar serie en Image.

image3

En 20 años, Image ha evolucionado de una Marvel tróspida para mayor gloria (pecuniaria) de sus fundadores a un espacio donde ebullición creativa y explotación económica  conviven en armonía. No hay mejor metáfora para entender la situación actual del la compañía que el (enésimo) relanzamiento de los Extreme Studios liefeldianos: el gran Rob! ha puesto un puñado de sus series “históricas” en manos de autores independientes para que hagan con ellas lo que les dé la gana… y la cosa está saliendo bastante bien en todos los aspectos.

Prophet 1993 vs Prophet 2012

Para terminar, quiero dejar constancia que Image constituye como el 80% del material “de grapa” que consumo actualmente. En lo que a mi respecta, que sigan en esta línea. IMAGE VA BIEN.

Share

Retratos (IX): Grant Morrison por Frank Quitely

jueves, 26 de abril de 2012

Sé que esta ilustración está corriendo como la pólvora por todo blog y tumblr comiquero, pero por coherencia con el historial de éste blog en cuanto  a endiosamiento de estos dos, la tenía que colgar (hacer click para ver en mayor tamaño):

Grant Morrison by Frank quitely

Share

Solar God

miércoles, 20 de julio de 2011

Action Comics #1

En la esquina inferior izquierda, un hombre de traje azul corre hacia fuera del cuadro llevándose las manos a la cabeza como en "El Grito" de Edvard Munch, su caricaturesco rostro desprende terror existencial, como si hubiera traspasado los límites de la cordura después de lo que acaba de presenciar. Por encima de su cabeza, otro hombre, ataviado con un conservador dos piezas marrón, corre en otra dirección. Un tercero, igualmente aterrorizado, se agacha apoyándose en el suelo con sus manos y rodillas, sin chaqueta, como poniéndose a los pies del vándalo superhumano. Su postura denota una temerosa sumisión ante el macho alfa definitivo.

[…]

¿Por qué está tan asustado el hombre que corre?

¿Qué hace ese coche allí arriba?

¿Por qué va a ser aplastado contra una roca?

¿Qué mira el hombre arrodillado?

Con lo que sabemos hoy sobre Superman, podemos inferir que los tipos asustados son alguna clase de gansters. Los lectores de 1938 no tenían ni idea de lo que estaba pasando. Sin duda, allí había conflicto, pero en un primer vistazo Superman era tremendamente ambiguo. Los supuestos gansters podrían ser personas normales escapando de un forzudo chalado vestido de bailarín ruso. No hay sacos de dinero robado, ni sombras siniestras, ni ropa barata, ni siquiera armas que nos digan que esos hombres no son otra cosa que testigos inocentes. Basándonos únicamente en primeras impresiones, este estrafalario tipo musculoso puede ser amigo o enemigo, y la única manera de encontrar respuesta a semejante cantidad de preguntas es leyendo lo que sigue.

Grant Morrison exponiendo la dimensión mítica de la portada de Action Comics #1, la primera aparición de Superman. Extraído del primer capítulo de su recién publicado “Supergods”. Lo acabo de pedir a Amazon y ya me está tardando.

Share

El Héroe

viernes, 3 de junio de 2011

heroe

Si no he posteado sobre “El Héroe” hasta ahora es porque tenía esperanza de conseguir en Internet algunos jpgs  de planchas o viñetas que hiciesen auténtica justicia de este tebeazo, y así ilustrar adecuadamente la reseña. Me gustaría colgar alguna de las 15 páginas que conforman la secuencia de lucha entre Heracles y la Hidra, o la parte en la que nuestro héroe pone la canción “Heroes” de Bowie en su iPod antes del último asalto a los monstros marinos, o alguna que muestre la particular versión de David Rubín para el reino de las Amazonas… Por desgracia no dispongo de ese material digitalizado, ni estoy dispuesto a sacrificar en el escáner el precioso volumen editado por Astiberri que tengo en mi poder, así que se tendrán que conformar de momento con la magnífica portada de arriba  y la advertencia de que si no piensan hacerse con el libro se estarán perdiendo una de las mejores obras del tebeo español de la última década.

Libre de prejuicios “genéricos” y de limitaciones en cuanto a extensión, Rubín alumbra la obra que parecía estaba destinado a crear desde que empezó a dibujar cómics. Una visión absolutamente personal del mito de Heracles  de impresionante inventiva visual, pero que no termina en lo visual. La sutileza con la que el autor gallego toca terrenos aparentemente (recalco lo de “aparentemente”) vedados para una historia como ésta, lo elevan a un Olimpo tebeístico ocupado previamente por Frank Miller, Alan Moore (si va acompañado por dibujantes de altura), el tándem Morrison/Quitely y muy poquitos más.

Solo queda esperar ahora por la conclusión de la historia (apura con el tomo 2, David!!!) y que “El Héroe” tenga la repercusión que se merece a nivel internacional, porque en su tierra, en contra del refrán, ha sido profeta.

Share

Lo Mejor de 2010: Comics

domingo, 9 de enero de 2011

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es]

No pensarían que me olvidaba de los cómics:

Top 10

10. “Batman y Robin”, de Grant Morrison, Frank Quitely y otros
O como convertir el denostado concepto del “dúo dinámico” en algo realmente siniestro y cool.

9. “100%”, de Paul Pope
Pope en su salsa: diseñando futuros plausibles.

8. “Batwoman”, de Greg Rucka y J. H. Williams III
El dibujo ya es razón suficiente para figurar en el top, pero además Rucka ha construido de maravilla al personaje principal, generando así un “spin-off” de la bat-franquicia que supera a las series madre… y siendo coetanea con el material morrisoniano, eso es decir mucho.

7. “Hair Shirt” de Patrick McEown
Perturbador estreno de Pat McEown en la novela gráfica. No es “Ripple”, pero por momentos se le acerca. 

6. ”Rebétiko (la mala hierba)”, de David Prudhomme
Adaptación a cómic de un género musical. Ahí es “na”.

5. “Dungeon Quest”, de Joe Daly
Charles Burns meets Dungeons & Dragons… o así. Inclasificable es decir poco.

4. “Wilson”, de Daniel Clowes
Iconoclasta primera incursión de Clowes en la novela gráfica (¿anti-novela gráfica?), pero ante todo, magnífico el personaje principal. Todos somos Wilson!.

3. “Hervir un Oso”, de Jonathan Millán y Miguel Noguera
No sé si esto es un comic, pero tiene dibujitos mezclados con letras que expresan cosas inexpresables de otra manera… Tiene que ser un cómic, y de los muy buenos.

2. “Planetary” Vol. 2, de Warren Ellis, John Cassaday y Laura Martin
Tardó diez años en gestarse, pero este tomaco es un concentrado de lo mejor que ha dado el cómic de superheroes en la recién terminada década, …en todos los sentidos.

1. “Viaje”, de Yuichi Yokohama 
Captura del movimiento, captura del instante, captura de la percepción, captura de sensaciones… captura del lector. Rompedora obra maestra.

Siguen en su línea excelentísima (fuera del top 10 para no repetirme):
“Los Muertos Vivientes”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard
"Criminal”, de Ed Brubaker y Sean Philips
Gantz”, de Oku Hiroya

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es][2] 

También me gustaron;
”El Invierno del Dibujante”, de Paco Roca
”Castillo de Arena”, de Frederik Peeters y Pierre Oscar Levy
“Velocidad Moderna”, de Blutch
”Pluto”, de Naoki Urasawa
”Alicia en Sunderland”, de Bryan Talbot
Asterios Polyp”, de David Mazzucchelli
”Notas al Pie de Gaza”, de Joe Sacco
”No Hero”, de Warren Ellis y Juan José Ryp
“Arroz Pasado”, de Juanjo Sáez

Lo Mejor de 2010 Comics [intramuros.es][3] 

Ni se les ocurra gastarse los cuartos en: 
“Dios en Persona”, de Marc-Antoine Mathieu
”Bienvenido a Bobolandia”, de Dupuy & Berberian
La colección “Vertigo Noir” en general 

Joyas de importación (probablemente alguna en el Top 10 de 2011):
”X’ed Out”, de Charles Burns
”Bodyworld”, de Dash Shaw
Grandville”, de Bryan Talbot
”Love and Rockets: New Stories”, de los Bros Hernandez
“Godland”, de Joe Casey y Tom Scioli

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics
Lo Mejor de 2009: Comics

Share

Top30 (XX): The Invisibles

lunes, 31 de mayo de 2010

Invisibles Promo

“Todas las fantasías paranoides, todas las teorías de la conspiración, todos los supuestos encubrimientos y engaños del gobierno, todas las historias de los diarios sensacionalistas que hayas oído…

TODO ES CIERTO”

Las líneas de arriba fueron utilizadas para publicitar la serie de cómic “The Invisibles”, escrita e ideada por Grant Morrison y editada por Vertigo (DC) entre 1994 y 2000. Con semejante premisa y tales fechas de publicación, a más de uno le vendrá a la cabeza otra mítica ficción conspiranoica: “Expediente X”. Pues bien, pese a ser coetáneas, la de Morrison parece una evolución a 200 años vista de lo ofrecido por Chris Carter. Tanto es así, que casi diez años después de su finalización, y pese a talentos emergentes del siglo XXI que trabajan  “el mismo palo” , como los Wachowsky, J. J. Abrams y cia., Warren Ellis o (por qué no) Naoki Urasawa, “The Invisibles” aún no ha encontrado rival  en cuanto a complejidad estructural y como summun de lo paranoide.

i02

El argumento base de la serie mezcla la realidad contemporánea y la ficción más alucinada de manera escalofriante: Estamos siendo esclavizados y no nos damos cuenta. El mundo se está convirtiendo en un gigantesco pasto de 6000 millones de ovejas y ni siquiera somos conscientes de nuestra condición. Los poderes fácticos deciden sutilmente lo que podemos o no podemos hacer, lo que podemos y no podemos pensar. La “mano dura” de antaño ha sido sustituida por estrategias de control publicitario, cultura mainstream de encefalograma plano, adicción al consumo e implementación del pensamiento único. Lo que muy pocos saben es que esto es solo el principio. En 2012 se establecerá el cambio de paradigma definitivo: Un renacimiento del Universo que conducirá al estado de libertad absoluta o esclavitud total. Está claro quienes son los que van ganando. Pero ahí están nuestros héroes, los Invisibles, una comunidad ultrasecreta compuesta por pequeñas células terroristas, que tratarán de derrocar al “Sistema” antes de que sea demasiado tarde y los Archons, aliens lovecraftianos de otra dimensión, asuman el CONTROL (así en mayúsculas).

The_Invisibles_v2_03_14-15

Como ven, no bromeaba con lo de summun de lo paranoide. Si a esa base argumental le añadimos todo tipo de conceptos provenientes tanto del ocultismo (vudú, animismo, paganismo…), como de la ciencia de vanguardia (dimensiones adicionales, viajes en el tiempo, drogas hi-tech, semántica de control mental…), nos queda un artefacto de ficción realmente único y que se extiende más allá de los 66 cuadernillos en los que está contenido. Un monumento posmoderno que adquiere identidad (y vida) propia pese a sus ilustres referentes: Nada menos que Lewis Carroll, Franz Kafka, H.P. Lovecraft, Philip K. Dick, William S. Burrowghs, Michael Moorcock, Timothy Leary… y tantos otros que seguramente se me hayan pasado por desconocimiento.

Invisibles Poster

Pero dejemos los “conceptos molones” y pasemos a los “personajes molones”. Los Invisibles están lejos de la imagen de freedom fighters a la que estamos acostumbrados: hay desde una bruja travesti hasta un escritor reconvertido a super-asesino (King Mob, alter ego del propio Morrison), pasando por un multimillonario abducido por alienígenas cuando era niño. El “elegido” de turno es un gamberro de suburbio al que le parece igual de divertido robar un coche para dar un paseo como lanzar un cóctel molotov a la biblioteca pública. Nuestros héroes toman peyote para alterar sus conciencias y ver “más allá”, pero también éxtasis para disfrutar a tope la rave de turno.

i01

Este aliento hedonista-glamuroso-revolucionario fue reflejado mejor que nadie por el dibujante Phil Jimenez, uno de los tantos, que con mayor o menor fortuna pasaron por la serie. Quizá la irregularidad gráfica sea el mayor defecto que se le pueda achacar a ésta.   No se puede decir lo mismo de las portadas, la mayoría de ellas realizadas por un Brian Bolland en estado de gracia.

Invisibles v2_16

Aunque tenía conocimiento de la existencia de la serie desde que se empezó a publicar, no me enganché a ella hasta el 98 más o menos, cuando conseguí unos cuantos ejemplares en inglés. Recuperé el tiempo perdido a base de pedir tomos recopilatorios vía Previews, y ya me ven, un fanático más de Morrison y sus idas de olla (si revisan este blog, su nombre aparece unas cuantas veces). Para mí fue uno de esos productos-fuente que me llevaron a otros materiales de gran interés, ya no solo en el terreno de la ficción, sino también en el  de la “teoría del control mental” y otras subversividades, donde llegué a una conclusión muy clara: El gran problema (o no) que tenemos ahora es que sí, somos esclavos, pero esclavos que no desean ser liberados.

Anteriormente en Top30:
Intro (qué es Top30)
Ulises 31
Los 4 Fantásticos
Secret Wars
Transformers
Batman y los Outsiders
Batmanía
Dragon Ball
Darkseed
Parque Jurásico
John Byrne’s Next Men
Trilogía Nikopol
La fOntana y la sOnda
12 Monos
Pulp Fiction
Wipeout
Brut Comix
La Casta de los Metabarones
Ænima
Carretera Perdida

Share

Aire

lunes, 5 de abril de 2010

air-001    up_in_the_air_3819

Si tenemos que establecer  un escenario simbólico para estos tiempos hipermodernos, sin duda el elegido sería  el aeropuerto: movilidad laboral, paranoia post-11S, estrés, velocidad, consumismo, comida rápida, turismo low cost , mezcla de culturas (y lenguajes)… en definitiva, tránsito y desubicación.

El mundo del “aire” supone el marco ideal para construir ficciones sobre el “ahora”, quedando bien demostrado esto en trabajos de popes de la realidad inmediata como Olivier Assayas o Paul Greengrass. Sin embargo, cuando se hace mal uso de este contexto, la decepción  resultante también se ve magnificada.

t4

Asi ocurre con Air, un tebeo protagonizado por una auxiliar de vuelo en el que se pretende conjugar la deriva emocional (y romántica)  de la protagonista con una trama de aventuras surrealistas que mezclan terrorismo y espionaje industrial con submundos imaginarios ubicados en las alturas. Buenas intenciones pero mala ejecución. Su guionista, G. Willow Wilson, intenta ser Grant Morrison pero es incapaz de manejar las claves de este tipo de relatos que se internan en el terreno de la sinrazón. Pero es en el apartado gráfico donde de verdad flojea el tebeo, M.K. Peker es un dibujante realmente mediocre, incapaz de trasladar al papel los mundos imaginarios y las escenas oníricas que propone el guión, y del color mejor no hablar. Si la parte visual estuviese en manos de un Frank Quitely o un Cameron Stewart, otro gallo cantaría, y puede que las carencias de guión quedaran eclipsadas.

huston-air-splsh

Menos fantasioso pero igualmente fallido resulta Up in the Air, el nuevo film de Jason Reitman y último hit de lo indie. Al principio la cosa promete, con George Clooney interpretando a un “despedidor profesional” que pasa la mitad de su vida volando, pero según pasan los minutos, el interesante planteamiento se diluye en sensiblería barata que poco tiene que ver con las cuestiones que propone al inicio. Todo demasiado inocente y poco atrevido para un universo tan implacable y despiadado como es el de los E.R.Es en grandes multinacionales. Una auténtica chorradita a medio cocer.

UP IN THE AIR

En fin, a ver si tenemos más suerte con las ficciones aeroportuarias en el futuro cercano.

Share

Lo Mejor de 2009: Comics

domingo, 3 de enero de 2010

top10

Empezamos el año (feliz idem a todos) continuando con la serie de posts “Lo Mejor de 2009”. Le toca a los cómics. Como candidatos al top 10 incluyo todo lo editado en España durante el pasado año, siempre y cuando se trate de material nunca previamente publicado y que no pertenezca a una serie comenzada en años anteriores , a no ser que vea un importante incremento de calidad de las nuevas entregas. Allá va: 

Top 10

10. “El Experimento”, de Juaco Vizuete
Un perturbador ejercicio de nostalgia desde y hacia el inconsciente.

9. “Incógnito”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
Brubaker y Phillips se consolidan como equipo creativo estrella con esta genial visión pulp del mundo de los supervillanos.

8. “No Comment”, de Ivan Brun
Una visión  sin concesiones (y sin palabras) de estos tiempos  hipercapitalistas que estamos sufriendo.

7. “Mi Pequeño”, de Oliver Schrauwen
Schrauwen hace un mashup entre David Lynch y Windsor McCay con sorprendentes (y desasosegantes) resultados.

6. “Catálogo de Novedades ACME”, de Chris Ware
Ware me parece un diseñador gráfico de 10, pero nunca lo soporté como autor de comics… hasta ahora. Este tebeo además de ser una joya como objeto, contiene unas cuantas historias que realmente me han “llegado”.

5. “George Sprott”, de Seth
Seth ha sabido moldear los hallazgos formales de Ware para ofrecer contenidos más accesibles e interesantes.

4. “Génesis”, de Robert Crumb
Puro primitivismo que pone en evidencia el sustrato sobre el que se fundamenta la cultura occidental. Revelador.

3. “Hanzo: El Camino del Asesino”, de Kazuo Koike y Goseki Kojima
Uno de esos tebeos que demuestran que, en cuestión de madurez, el manga está muchos pasos por delante del cómic que se hace en el resto del mundo.

hanzocaminoases01-01g

2. “All Star Superman”,  de Grant Morrison y Frank Quitely
Por fin un tebeo que realmente está a la altura del mito… renovándolo de paso.

allstarsuperman11

1. “La Extraña Historia de la Isla Panorama”, de Suehiro Maruo
Una obra maestra de la sinrazón. Maruo menos explícito y a la vez más terrorífico que nunca.

laextranahistoriadelailapanorama

También me gustaron mucho:
”Pluto”, de Naoki Urasawa
”Hablando del Diablo”, de Beto Hernandez
”El Hijo del Ogro”, de Gregory Mardon
”Dándole Vueltas”, de Frederick Peeters
”Zot!”, de Scott McCloud
“Leon el Terrible”, de Wim T. Schippers y Theo Van Den Boogaard
“El Arte de Volar”, de Antonio Altarriba y Kim
“Mis Problemas con Amenábar”, de Jordi Costa y Darío Adanti

leonelterribledandole vueltasel-arte-de-volar

Sigo disfrutando de las nuevas entregas de:
“Los Muertos Vivientes”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard
“Criminal”, de Ed Brubaker y Sean Phillips
”Bouncer”, de Alejandro Jodorowsky y François Boucq
”Gantz”, de Oku Hiroya
”Los Mundos de Aldebarán”, de Leo (T2: “Betelgeuse”)

Criminal betelgeuse gantz

Anteriormente:
Lo Mejor de 2006: Comics
Lo Mejor de 2007: Comics
Lo Mejor de 2008: Comics

Share